Uno por Puerta, uno por Jarque, uno por Preciado, uno por Miki.

Cuatro a cero, la victoria más abultada en una final de Eurocopa. Victoria contundente, dejando bien claro que España es superior. Campeona a lo grande, consiguiendo algo histórico, algo que ninguna selección ha logrado: enlazar Euro-Mundial-Euro.

Y esta victoria se ha conseguido ante un gran rival, que superó claramente a una de las favoritas: Alemania. Pero un rival que cometió errores que no se pueden tener ante jugadores de tantísimo nivel como los nuestros.

Italia quiso imponer el mismo juego que le llevó a la victoria ante los alemanes, pero, claro, Alemania no es España. La verdad es que no esperaba una superioridad tan grande, pero la goleada tiene su explicación.

En primer lugar, Del Bosque le gana la partida a Prandelli. Aunque creo que las alineaciones son idénticas o muy parecidas al partido de la fase de grupos, España se impuso con claridad en el centro del campo, que es donde se parte el bacalao. Teníamos superioridad numérica en esa zona, ya que la aportación defensiva de Cassano y Balotelli fue más bien escasa. Además, Pirlo estuvo casi desaparecido y De Rossi casi no tocaba bola. Quizás Montolivo fuera el mejor de los azules. Por contra, nuestros centrocampistas triangulaban con mucha facilidad y, en particular, Xavi e Iniesta hacían lo que les daba la gana.

En segundo lugar, creo que influyó bastante el adelantarse en el marcador, y hacerlo tan pronto. Eso siempre es importante en una final, y creo que Italia fue presa de la ansiedad. Por si fuera poco, al poco de encajar el 1-0, se les lesionó un jugador importante, como es Chiellini.

En tercer lugar, por supuesto, fue clave la efectividad que mostramos. En la fase de grupos, tuvimos bastantes ocasiones de gol, algunas de ellas muy claras, y sólo fuimos capaces de colar una. Ayer, prácticamente, era una llegada y un gol. Italia también tuvo sus ocasiones de gol, pero Casillas estuvo insuperable y la defensa muy seria durante todo el partido. El 2-0 poco antes del descanso fue la puntilla, pues remontar ante España un resultado así es casi imposible.

Y en cuarto y último lugar, la desesperación de Prandelli acabó con el partido. No entendí el cambio de Montolivo por Motta, a no ser que fuera por lesión, ya que creo que el primero es mucho mejor jugador, y más ofensivo. Y sobre todo, no lo entendí porque se hizo en el minuto 56 de partido. Hacer el tercer cambio cuando aún quedan por delante 34 minutos de juego, me parece un error garrafal. De hecho, la lesión de Motta poco minutos después de entrar al terreno de juego fue lo que acabó de sentenciar el choque. A partir de ahí, Italia se dedicó en cuerpo y alma a intentar conseguir una derrota digna y evitar la goleada, pero no tuvo nada que hacer.

Se ganó con autoridad y contundencia, haciendo el mejor partido de la Eurocopa. Jugamos a tan alto nivel que incluso Fernando Torres parecía un buen jugador. Espectacular, una vez más, el partido de Iniesta, elegido, en justicia, el mejor jugador del campeonato.

Italia hizo lo que pudo, pero sus jugadores clave no dieron la talla. Me quedo con la exhibición de España y con la cara de Balotelli, que era un poema. No le quedaron ganas ni de hacer el payaso.

Lo único que no me gustó de la final es que no jugara Navas. Eso ya habría sido demasiado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s