La final de la Euro 2012 contra el mejor rival: Italia

Si alguna selección se ha merecido llegar a la final, ha sido Italia y España. Incluso veo más meritoria la llegada de Italia, que ha sido capaz de imponerse con claridad a Alemania, una de las favoritas, y haciendo un juego, en ocasiones, primoroso. España ha llegado pasando apuros con Croacia y Portugal y haciendo un juego más bien aburrido. Y hasta cierto punto, es normal que el juego de España aburra, ya que su juego se basa en la acumulación de hombres en el centro del campo, y sus rivales hacen exactamente lo mismo, con lo que es complicado crear ocasiones por la falta de espacios, y más aún el aprovecharlas, porque hemos jugado muchos minutos sin delantero centro. Aunque también es verdad que lo importante, lo único que vale en fútbol, es el resultado. Da igual el jugar mejor o peor, lo importante es llegar a la final. Si es jugando bien, pues mejor, pero no es imprescindible.

Ciertamente, me impresionó el nivel que mostró Italia ante Alemania. Los italianos se impusieron, sobre todo, porque defensivamente estuvieron perfectos. Bufón está mayorcito, pero sigue siendo un gran portero, y está protegido por unos defensas veloces y que defienden como jabatos.

En el centro del campo destaca, sobre todo, Andrea Pirlo, a quien ya sufrimos los sevillistas en Mónaco, en la segunda final de la Supercopa de Europa, contra el Milán. Sus 33 años no le impiden hacerse el dueño del centro del campo. Pirlo es inteligentísimo. Tácticamente, siempre está bien situado, se ofrece a sus compañeros en todo momento y su extraordinaria técnica le convierte en uno de los mayores peligros a los que tendrá que enfrentarse España esta noche, ya sea por sus pases medidos o por su golpeo a balón parado. En mi opinión, Pirlo es uno de los mejores jugadores del mundo, y lo está demostrando con creces en su última Eurocopa.

Y arriba Italia se muestra letal. El Napolitano Antonio Di Natale, jugador de Udinese, ya nos hizo un gol en la fase de grupos, pero es suplente. Los titulares son Antonio Cassano y Mario Balotelli. El primero, ahora en el Milán, poco recuerda al que vistió la camiseta del Real Madrid, y el segundo me recuerda a Cristiano Ronaldo. Es más, yo diría que es la versión negra de Cristiano: joven, con mucha calidad, con muy pocas luces y con un ego que le sale hasta por las orejas.

No hace falta ser un lince para saber que el partido de esta noche será muy complicado. Hay quien piensa que España debió dejarse empatar con Croacia para eliminar a Italia. A mí no me parece bien esta postura, en primer lugar, porque no es una actitud deportiva el dejarse meter un gol o amañar un partido, y en segundo lugar, porque, para ser campeones, hay que hacerlo a lo grande, sin importarnos el rival que tengamos enfrente. Hay que demostrar que somos los mejores y punto. Que nadie tenga dudas de ello. Además, ¿quién nos asegura que Alemania habría sido un rival de menos enjundia que Italia?

Si somos campeones esta noche, nos lo habremos ganado a pulso, y si no, habremos caído ante un gran rival que sabe competir como nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s