Archivo de la categoría: Cantera

El Sevilla FC se alza con la primera Copa del Rey de Felipe VI

Nuevo título conseguido por los juveniles, División de Honor, del Sevilla FC. En el día de ayer consiguió su sexta Copa del Rey.

Dio igual que el partido no fuera en terreno neutral, dio igual las numerosísimas e importantes bajas con las que el Sevilla afrontaba el encuentro, dio igual la excesiva juventud de nuestros jugadores, muchos de ellos aún en primer año, aunque parecieran veteranos sobre el terreno de juego… Al final, los chavales se trajeron un nuevo título para Sevilla.

No fue un buen partido. Desde mi punto de vista el Madrid fue mejor y llevó el peso del partido, aunque tampoco dispuso de muchas más ocasiones que el Sevilla. Claro, que esto fue mérito del buen planteamiento táctico del partido y del gran esfuerzo físico de nuestros jugadores. No era nada fácil maniatar a los jugadores madridistas, de gran calidad técnica muchos de ellos.

El gol sevillista fue conseguido, ¡cómo no!, por Juan Muñoz, el Goleador Mayor del Reino, al rematar una falta lateral perfectamente botada por Antonio Romero.

Ya en la segunda parte, el Madrid logró empatar, con gol de Aleix, prácticamente a la jugada siguiente de haber podido casi sentenciar la final el Sevilla, puesto que Matos estrelló el balón en el guardameta madridista, tras sensacional slalom por la banda.

Con los dos equipos rotos físicamente, se llegó a la tanda de penaltis, donde el héroe fue de Benacazón, y no de Soria, como dice su apellido. Nuestro portero Soriano hizo dos paradones que, unido al acierto de nuestros lanzadores, fueron suficientes para traernos la Copa.

Leí que en el once titular del Madrid había tres andaluces y tres jugadores madrileños. Por contra, en el once inicial del Sevilla todos eran andaluces, y ocho jugadores de la provincia de Sevilla. Sin duda, otro triunfo rotundo de nuestra cantera.

El árbitro no estuvo mal. En mi opinión, barrió, cuando pudo, para el Madrid, pero, más que nada, en faltas en el centro del campo que, felizmente, no fueron determinantes. Al menos, no fue como en la semifinal, donde el Sevilla tuvo que superar a un buen Barcelona y a un mal árbitro.

Lo único lamentable, y mucho, de la final fue la actitud de la Federación Española y de Mediapro.

Por parte de la Federación Española, por obligar o proponer que el partido se disputara en Las Rozas, no ofreciendo un terreno de juego neutral. Y por parte de Mediapro, por su actitud en la retransmisión del partido. La retransmisión de la señal no fue gratuita. Tanto el Madrid como el Sevilla tuvieron que pagar a Mediapro para que las aficiones pudieran ver el partido, pero parecía que allí sólo estaba el Madrid. Continuamente sacaban a Florentino y Butragueño en el palco,  y sólo al final, en la entrega de medallas –y supongo que porque no habría más remedio–, ya enfocaron a José Castro, Monchi y Emery.

Pero bueno, todo esto lo único que hace es que la alegría sea aún mayor.  Porque ¡vaya caritas que tenían algunos en el palco!

Felicidades, chavales. Felicidades, Sevilla. La fábrica de campeones sigue funcionando a todo ritmo.

Anuncios

El segundo filial sevillista hace historia vapuleando a domicilio al primer filial bético

Partido histórico en la ciudad deportiva del Betis: se enfrentaban el Sevilla C segundo filial sevillista –¿o es el tercer filial?– contra el primer filial verdiblanco. Las diferencias en la tabla clasificatoria eran notables a favor del Betis, pero eso no evitó la humillación que les esperaba: 1-4 y en su propio campo. Pero es que, además, el Sevilla tiró en una ocasión al larguero y falló un penalti, con el marcador 0-2.

Los goleadores fueron Chaves, en dos ocasiones, José y Schuster. Este último casi marca desde su casa.

Los de Chesco no tuvieron piedad, aunque tampoco sabemos si el gol del honor, conseguido en el minuto 92, ya en el descuento, fue en un acto de misericordia de los jóvenes sevillistas.

Por cierto, ojo a lo que publicaba Muchodeporte hace unos días. Anda que van a presumir de videntes:

Betis B-Sevilla C: Un derbi inédito

12/12/2013 · José Antonio Jiménez

Estamos a las puertas de un día histórico para el fútbol sevillano. Y es que este sábado, en las instalaciones de la ciudad deportiva Luis del Sol, se verán las caras el Betis B y el Sevilla C (14 de diciembre, 16 horas).

Dos filiales que hasta la fecha nunca se habían medido sobre un terreno de juego. El primero de la entidad bética contra el segundo de la nervionense (para muchos el tercero, los que le dan mayor rango dentro del club al conjunto de División de Honor).

Un choque que llega con todavía fresco el recuerdo de lo sucedido hace unos días entre, precisamente, los primeros equipos juveniles de ambos clubs (4-3 para los béticos, tras 90 minutos cargados de polémicas y finalizados con una tángana de las que hacen época).

En lo deportivo, los hombres de Óscar Cano le sacan a las huestes de Chesco la nada despreciable cifra de 21 puntos (35 contra 14). Casi nada. Además, existe el morbo de ver las evoluciones del ahora sevillista Wojcik ante los que fueron sus compañeros el curso pasado.

Todo lo que no sea un triunfo del Betis B sería una sorpresa, aunque ya se sabe que un duelo de eterno rivales siempre es distinto a todo tipo de enfrentamientos. Aunque entre uno y otro exista tanta diferencia de puntos y de importancia del choque.

Unos se frotan las manos y otros nos tiramos de los pelos

Hoy he leído en Diario de Sevilla un artículo informando sobre la intención del FC Barcelona de pagar los casi 4 millones de euros contemplados en el contrato de cesión de Luis Alberto.

En dicho artículo se dice que los técnicos del Barcelona están muy contentos con el jugador y sorprendidos con sus condiciones.  Estaba claro que esto tenía que llegar, puesto que lo normal es que, si se le dan partidos, un jugador de la calidad de Luis Alberto acabe triunfando  allá donde vaya.

Los aficionados del Sevilla, y sobre todo los que hemos tenido la suerte de ver jugar a este jugador en la carretera de Utrera, tenemos las sensaciones opuestas a las de los técnicos culés: estamos tristes y nada sorprendidos de que esté triunfando en el Barcelona. Yo de lo que estoy sorprendido, y mucho, es de que ni Antonio Álvarez, ni Gregorio Manzano, ni Marcelino, ni Míchel hayan confiado en este gaditano que tiene calidad de sobra para pertenecer a la primera plantilla. Pero no me refiero a la plantilla actual, sino que, en mi opinión, ya debería haber sido ascendido al primer equipo, al menos, desde la época de Gregorio Manzano.

Desde la Secretaría Técnica se nos ha querido vender la cesión de Luis Alberto como un éxito. Para más inri, Víctor Orta aparecía hace poco en el programa A balón parado calificando la cesión del de San José del Valle como “operación perfecta”. Supongo que estas palabras las decía suponiendo que el Barcelona no pagaría la cláusula para quedarse en propiedad a Luis Alberto y que éste volvería al Sevilla más curtido y con más experiencia.

En mi opinión, la operación Luis Alberto sólo puede calificarse de fracaso. Y diría más: de fracaso absoluto. Y pienso que desde la Secretaría Técnica también debería de verse así, puesto que siempre se ha dicho que la misión fundamental de los escalafones inferiores es la de proveer de jugadores al primer equipo y, si esto no fuera posible, intentar conseguir un beneficio económico. Así que digo yo que, si Luis Alberto acaba triunfando en otro club de primer nivel, será porque las cosas no se han hecho nada bien. Y lo peor es que esto es algo que ya ha ocurrido antes, con los casos de Alberto de la Bella, que está triunfando en la Real Sociedad, o el finlandés Teemu Pukki, que recaló en el Shalke 04, aunque también es cierto que ahora mismo no está disfrutando de la titularidad.

Y si Víctor Orta, cuando decía “operación perfecta”, se refería a una buena operación económica, por la recaudación de los 4 millones de euros en mano y a los cantidades que previsiblemente llegarán en el futuro, por partidos jugados y un posible traspaso a un tercero, tampoco puedo estar de acuerdo. Pienso que si Luis Alberto hubiera destacado en el Sevilla, nos habríamos beneficiado de él deportivamente y, por supuesto, también económicamente, pues probablemente se habría vendido por cantidades estratosféricas, de fuera de mercado, como le gusta decir a Del Nido.

¿Operación perfecta? Desde luego que sí, pero para el Barcelona, que se está frotando la manos, mientras otros deberían estar tirándose de los pelos.

Luis Alberto, un fracaso del Sevilla

A veces es difícil saber cuándo un jugador del filial está preparado para formar parte del primer equipo. En mi opinión, tan perjudicial es subirlo demasiado pronto como demasiado tarde, y me da la impresión de que Luis Alberto tendría que ser a estas alturas miembro de la primera plantilla del Sevilla FC y no del filial del FC Barcelona. Si esto es así, es porque es que los técnicos del Sevilla no han estado acertados al tratar el talento de Luis Alberto, o bien que en el Barcelona confían mucho más en él que en el Sevilla.

Luis Alberto, incomprensiblemente para mí, sólo ha jugado unos minutos en el primer equipo del Sevilla. Y me parece incomprensible, porque Luis Alberto puede ocupar varias posiciones en el terreno de juego y, además, porque han habido jugadores de la primera plantilla que han estado a un nivel verdaderamente lamentable y, sin embargo, han seguido siendo titulares. Y mientras, Luis Alberto, aburriéndose en el filial, donde ha demostrado, con creces, que se le queda, desde hace mucho, pequeño. ¿Y por qué? Pues porque Luis Alberto tiene el problema de ser canterano y de ser joven. Algo que, en principio, son virtudes, en realidad vemos que se convierte en un problema.

Es cierto que Luis Alberto peca de ser demasiado individualista, pero es deber de los técnicos ir puliendo sus defectos e ir dándole minutos.  Y en ese punto, me ha llamado la atención que ninguno de los entrenadores del primer equipo se ha atrevido a darle cancha. Ni Antonio Álvarez, ni Gregorio Manzano, ni Marcelino, ni Míchel han tenido el valor de darle oportunidades a la joya más valiosa de la cantera del Sevilla. Puede que el propio Luis Alberto tenga parte de culpa de esto, pero, principalmente,  yo lo veo como un fracaso del Sevilla FC.

Probablemente, si Luis Alberto hubiera tenido la suerte de coincidir con entrenadores como Manolo Jiménez o Joaquín Caparrós,  habría tenido más oportunidades de demostrar su valía, pero eso nunca se sabrá. De lo que sí estoy seguro es que ningún aficionado que haya tenido la suerte de ver a Luis Alberto jugar en el Sevilla Atlético entenderá su salida al FC Barcelona. Tenemos todavía muy reciente el caso de Rodri, y, sencillamente, uno ya se pregunta si el Sevilla Atlético es el paso previo al Barcelona B.

Y en cuanto a las cantidades de las que se hablan por la cesión y opción de compra, estoy en total desacuerdo con Monchi, porque a mí particularmente me parecen irrisorias: 200.000 € por la cesión y 4 millones por la opción de compra. Cantidad que, según parece, podría llegar a los 8 millones si Luis Alberto se convierte en una figura del primer equipo catalán. Y qué quieren que les diga, 8 millones por un jugador que sea pieza clave de uno de los mejores equipos del mundo, me parece que es un precio ridículo, y más teniendo en cuenta el potencial económico del Barcelona.

En fin, ya no hay vuelta atrás, y sólo queda desearle a Luis Alberto toda la suerte del mundo y que sepa aprovechar la oportunidad que no le han dado en el Sevilla.

Como siempre, el tiempo dirá quién ha acertado, pero es una pena que ahora, para seguir viendo a Luis Alberto, tenga que ver los partidos del Barcelona B. Y lo peor es que no puedo evitar preguntarme: ¿quién será el próximo?

Canterano rechaza al Madrid

Me alegra ver que aún quedan canteranos a los que les importa el Sevilla y no ceden ante las ofertas de importantes equipos ingleses, italianos o al Madrid y Barcelona, que sacan mucho provecho de picotear de las canteras de los demás clubes.

Manuel Cordero (Manu para los amigos) es el que ha dado calabazas al Real Madrid, club que ha puesto mucho interés en ficharle. Manu tiene 15 años y lleva en el club desde Benjamines. El Sevilla le hará contrato profesional a los 16 años, con el fin de espantar a los buitres.

Manu es considerado como una firme promesa de nuestra cantera. Por lo visto, se trata de un delantero con mucha calidad y gol. Es sevillista y antibético. Sin duda, se lo pasará en grande en los derbis.

Ha sido convocado con la selección Sub 15 española para disputar la I Copa de México de Naciones que tendrá lugar desde el 18 hasta el 24 de este mes de junio.

La cantera del Sevilla

Ayer lunes, en el Debate del Sevillismo, se trató el tema de la cantera. Algunos contertulios pensaban que muchos jugadores se desaprovechaban al no dárseles confianza en el momento oportuno, y que, a veces, la edad –en este caso, la corta edad– era más un problema que una virtud.

Yo pienso exactamente igual. Por ejemplo, creo que jugadores como Jesús Navas o Diego Capel debieron subir antes al primer equipo. Y ahora ocurre lo mismo con otros canteranos, como Luis Alberto, Morales o Salva. Y no incluyo a Alberto Moreno porque Fernando Navarro y Luna le cierran el paso.

Me llama la atención los poquísimos minutos con que está contando Campaña esta temporada, cuando precisamente Rakitic ha demostrado estar en una pésima forma, de igual modo que Trochowski durante buena parte de ella.

Luis Alberto, sobre todo cuando estaba Marcelino en el banquillo, mereció también jugar algunos minutos, ya fuera por la banda o por el centro. Y no digamos de Morales, que al menos merece una oportunidad, dado el bajo rendimiento de Coke. Claro que ahora parece que Míchel puede contar con Cala para esa posición.

Cuando Negredo estuvo apartado una buena temporada, por lesión, y nos quedamos sin delanteros, Marcelino debió contar con Hiroshi, pero sólo recurrió a él en el derbi, y únicamente le dio unos minutos.

Y qué decir de Salva. Dicen que Medel no tiene sustituto, y puede que así sea, pero si lo tiene, ése es Salva. Para mí, sin duda, es el jugador que mejor puede hacer su función. En pretemporada, parecía que era un jugador del agrado de Marcelino, pero lo cierto es que no contó con él.

También se comentó algo que me resulta evidente, y es que la afición, en general, tiene poca paciencia con los canteranos. Es injusto, pero es así. El público no trata igual a un canterano que a un fichaje que ha costado varios millones de euros. Y precisamente debería ser al contrario.

Cuando más ha contado el Sevilla con la cantera es cuando económicamente no se ha estado bien. Así que puede ser que, si no hay clasificación europea y con las arcas del club bajo mínimos, se recurra a los canteranos. Como casi siempre, se hará de manera obligada.

Canterano atado

Según Roberto Arrocha, Gonzalo, delantero juvenil del Sevilla FC, ha firmado contrato profesional por el Sevilla, por tres años, y con una claúsula de rescisión de tres millones de euros.

El club se ha movido con prontitud, pues había clubes europeos detrás del chaval. Gonzalo es un joven coriano, de tan sólo 17 años, y que, hasta ahora, lleva marcados 26 goles. Así pues, no es de extrañar que estuviera llamando la atención.

Pablo Blanco ha afirmado de Gonzalo: “Es muy buen futbolista. Como delantero hace goles, pero tiene más cosas. Es un jugador que, pese a jugar arriba, le gusta caer a banda. Se mueve a la perfección en posiciones intermedias. Es elegante y versátil”. En el Sevilla se tiene plena confianza en él. De hecho, Gonzalo realizará la pretemporada con el Sevilla Atlético bajo las órdenes de Ramón Tejada.

Importante renovación. No hay que olvidar que la cantera debe ser la base de futuros éxitos.