Archivo de la etiqueta: volaron dos puntos

Sevilla FC 1 – Levante 1. Emery no reaccionó y volaron dos puntos

El Levante es uno de esos equipos de los que considero que son peligrosos, no por su potencial, sino porque parece que se da por sentado que los tres puntos acabarán en casa, antes incluso de que ruede el balón.

Posiblemente, eso también lo pensaron los jugadores, porque el equipo estuvo en todo momento falso de intensidad e incluso de concentración en muchas fases del juego.

A pesar de que enlazábamos poco fútbol, logramos adelantarnos en el marcador. El Levante había dado ya algunos avisos, disfrutando de algunas ocasiones claras de gol, como la del primer minuto de partido, pero eso no evitó que siguieran los excesos de confianza.

Hubo varias cosas que no alcanzo a entender, como por ejemplo, que Beto siguiera sobre el césped después de haberse dado un fuerte golpe. Después se dio otro, y siguió jugando. Puede que en el error grave que tuvo no influyeran esos dos golpes, pero Beto ya es un guardameta que no me da excesiva confianza, y descentrado a base de golpes, aún menos. Es más, yo era partidario de que en verano se fichara a un guardameta de más calidad, para dejar a Beto en el banquillo. Lo que no me esperaba, claro está, era la llegada de Barbosa, quien, desde mi punto de vista, no tiene nivel para el Sevilla.

Pero donde falló Emery de verdad, sin lugar a dudas, fue al permitir que el centro del campo quedara bajo el total control del Levante. Así, se sucedían las ocasiones del Levante –no demasiado claras, también es verdad– y apenas poníamos en apuros al guardameta rival. En mi opinión, el partido pedía a gritos la inclusión de Cristóforo, para intentar dominar el partido y tener más posesión. Pero no, Emery dio entrada a un delantero, Gameiro, cuando ya íbamos ganando. Y yo me pregunto: ¿para qué queremos dos delanteros, si vamos ganando, y ni siquiera olemos el balón en el centro del campo? Y menos aún es comprensible esa decisión cuando Carlos Bacca volvió a dar el nivel al que nos tiene acostumbrados últimamente. El colombiano está en un estado de forma tan lamentable que prácticamente se puede decir que jugamos con uno menos. Y aún así, sigue jugando. Pienso que le vendría bien un descanso y dar alguna oportunidad a Iago Aspas.

En fin, con ese panorama pasó lo que se veía que podía pasar: en uno de tantos balones que sobrelaron el área, llegó el gol, tras fallo enorme de Beto.

A partir de ahí, se puso la situación incluso más fea, porque la lesión de Arribas nos dejó en inferioridad numérica hasta la finalización del partido. Afortunadamente, el Levante ni siquiera se planteó ir a por el partido y se conformó con el empate. Con un equipo de más calidad y más ambición enfrente, quizás habrían volado los tres puntos.

Siendo positivos, el Valencia también falló en casa, en este caso ante el Athletic.

Ahora, a pensar en recuperar a los muchos lesionados, y, por favor, que vuelva M’Bia, al que he echado muchísimo de menos –maldita sanción–. Uno se da cuenta de lo importante que es el camerunés cuando está sobre el césped, pero más aún se nota cuando no está.