Archivo de la etiqueta: traspasado

Se va Navas, nuestro mejor jugador

Jesús-Navas

Lamentablemente, Navas se ha ido, ya es historia sevillista. Historia de la grande, porque ha estado 10 años en la primera plantilla, donde ha conseguido títulos, jugando un papel decisivo ice fundamental en todos ellos.

Se va la pesadilla de los laterales izquierdos de esta penosa liga. Echaremos de menos su desborde y velocidad, su calidad y sencillez. Ahora disfrutarán de él en Manchester, en la Premier, en una liga seria, donde si le hacen una criminal entrada por detrás, su contrincante recibirá tarjeta roja o como mínimo amarilla, pero nunca se irá de rositas. Navas, sin duda, notará la diferencia, al igual que nosotros, porque Navas es un jugador insustituible. Como lo era Dani Alves, con el que formó durante unos años la mejor banda derecha de Europa. Más vale que tengamos claro que el que venga a sustituirle –si es que viene alguien–, no tendrá su nivel. Es normal, cuando se es uno de los mejores del mundo en su posición.

En cierto modo, la venta de Navas me recuerda a la de Reyes: ambos canteranos, de enorme calidad y traspasados por una gran cantidad de millones en una época en la que nuestra economía hacía aguas. Aunque hay una diferencia notable: Reyes no quería irse, Navas sí. El palaciego ha decidido irse en cuanto ha dejado atrás sus miedos y ataques de ansiedad, y ha sido consciente de que en el Sevilla ya había tocado techo.

Por cierto, gracias a esos ataques de ansiedad hemos podido disfrutar de un extraordinario jugador durante diez temporadas. Si no hubiera tenido ese problema, Navas ya se habría ido mucho antes.

No se han publicado las cantidades exactas de la operación, pero es difícil evaluar si se ha hecho un buen negocio por parte del Sevilla o no. Se dice que las cantidades rondan los 26 millones de euros. Teniendo en cuenta que su cláusula es 35 millones, la calidad del jugador y el poderío del equipo comprador, a priori, no me parece una gran venta. Pero también es cierto que hay detalles que normalmente no se tienen en cuenta y que son importantes, como es la voluntad del jugador de irse –¿quién le puede decir que no a Navas después de todo lo que nos ha dado?– y la necesidad imperiosa de vender que tiene el Sevilla. Es evidente que el Sevilla necesita dinero fresco urgentemente porque, si no, no lo habría traspasado en junio. Las prisas no son buenas a la hora de vender un buen producto. Pero es que, además, el Sevilla ha exigido que gran parte de la cantidad a recibir sea de manera inmediata, y eso no es por casualidad.

Es un momento difícil para los sevillistas, que tenemos aún que hacernos a la idea de que Navas no estará en las alineaciones la próxima temporada. Al menos, nos queda el consuelo de que no se ha ido al Real Madrid y la esperanza de que los millones de euros de su venta sirvan para poder sanear el club y conformar una plantilla competitiva que nos lleve de nuevo a los puestos altos de la clasificación.

Se va a Manchester un trozo de sevillismo, nuestro mejor canterano, nuestro mejor jugador. Desde aquí desearle toda la suerte del mundo y que se reencuentre con su Sevilla en un partido oficial, lo más pronto posible.

Sorpresón: Diego López traspasado al Real Madrid

Llego a casa y leo una noticia en twitter diciendo que Diego López ha sido traspasado al Real Madrid. Lo primero que pienso es que ha habido una alteración en el espacio-tiempo y que he vuelto al 28 de diciembre. Tras unos minutos de aturdimiento, pensándolo mejor, hasta lo veo lógico.

Después de todo, este traspaso es la consecuencia de la lesión que mantendrá apartado a Casillas de los terrenos de juego una buena temporada. La de veces que he maldecido a Arbeloa cuando jugaba con la selección y ahora resulta que le tendré que estar agradecido.

Digo esto porque la venta de Diego López me parece muy buena. Vendemos a un portero que no sale de debajo de los palos, a pesar de su altura, y que mete para adentro los balones que van fuera. Aún me dura el susto que nos dio en el partido de vuelta con el Zaragoza.

Diego López se vende porque, seguramente, en la Secretaría Técnica del Sevilla estarán casi tan decepcionados con su rendimiento como yo. Sencillamente, ante la posibilidad de recuperar lo invertido e incluso de ganar una pequeña cantidad, han visto el cielo abierto. Las segundas oportunidades no suelen presentarse, y ahora se le presenta una al Sevilla y otra a Diego López, que vuelve a su ex equipo.

Por supuesto, ahora mismo la clave está en encontrar un sustituto de garantías y de futuro. No me creo lo que publican en la web oficial de que en Julián “hay depositadas muchas esperanzas”. Y no me lo creo porque, en mi opinión, en estos momentos no hay ningún portero en el filial que dé la talla para jugar en Primera División. Y eso lo sabe cualquiera que vea jugar al Sevilla Atlético y, por supuesto, también lo saben en la Secretaría Técnica.

Por tanto, si no me equivoco –y espero que no,  por el bien del Sevilla–, pronto vendrá un nuevo guardameta. Como no podía ser de otra manera, ya ha empezado el baile de nombres: Guaita, Andrés Fernández (Osasuna), Toño (Granada), Roberto (Zaragoza)… Parece que este último es el que suena con más fuerza, porque pertenece al grupo Doyen, aunque mi preferencia sería Andrés Fernández, el de Osasuna.

Supongo que pronto, o muy pronto, saldremos de dudas.