Archivo de la etiqueta: Tiberio Guarente

La rodilla de Tiberio Guarente

Sorpresa mayúscula la que me he llevado hoy al leer la prensa, concretamente un artículo de ABC dedicado a Tiberio Guarente, donde se afirma que el médico que lo operó –Míkel Sánchez– no era muy optimista en su recuperación, hasta el punto de decir que el estado de la rodilla de Guarente era tan pésimo que no había que descartar que tuviera que abandonar el fútbol. En el mismo artículo, también dicen que «algunas fuentes consultadas señalaron que la rodilla del italiano estaba, incluso, peor que la de Javi Navarro cuando se tuvo que retirar. La afectación del cartílago era mayúscula, con úlcera incluida».

Yo no esperaba, de ningún modo, que la lesión de Tiberio fuera tan grave. Entre otras cosas, porque, escuchando palabras del propio Tiberio y de algún miembro del club, se suponía que Tiberio tendría que haber sido uno más al empezar la temporada 2011-2012. Resulta que pasan los meses y no acaba de recuperarse, y hoy, al leer la noticia de ABC, ya me explico el porqué del retraso en su recuperación.

Sin embargo, lo que no me explico es por qué el Sevilla decide fichar a un jugador como Guarente, con la rodilla como la tenía. Ya sé que desde el club se dice que sabían que era un fichaje arriesgado, y que ya hizo alguno de ese tipo cuando se fichó, por ejemplo, a Javi Navarro. Pero seguro que por Javi Navarro no se pagaron los cinco millones –creo recordar que era esa cifra– que se pagaron por el centrocampista italiano.

Felizmente, parece que Guarente podrá volver a jugar al fútbol. Todavía está por ver si su fichaje fue bueno o malo. El italiano triunfó en su país, y si se recupera totalmente, posiblemente lo hará en el Sevilla también. Ojalá que los sevillistas le veamos pronto sobre el tapete y que disfrutemos de un Guarente que, hasta ahora, es casi un desconocido.

Tiberio Guarente, un auténtico desconocido

Cuando Tiberio Guarente fichó por el Sevilla, en el verano de 2010, me ilusionó bastante. Para mí no era un desconocido. No lo había visto jugar nunca, pero había leído sobre él, en varias ocasiones, que se trataba de un jugador incansable, que era un cerrojo en el centro del campo y que tenía calidad para repartir juego a sus compañeros. Se le consideraba uno de los mejores jugadores del Calcio en su puesto, de manera que se esperaba de él que diera el salto desde el Atalanta a uno de los equipos punteros de Italia o del extranjero. Fue codiciado por Fiorentina y Juventus, pero Atalanta no facilitó su salida, y se dice que llegó a pedir nueve millones de euros por el pisano. Sin embargo, el descenso a la serie B de su equipo posibilitó su fichaje por el Sevilla por cinco millones y medio de euros.

El mismo Guarente, a su llegada, se definió como «un centrocampista moderno, completo, con cualidades ofensivas y defensivas». Los sevillistas tuvimos poco tiempo para apreciar sus cualidades sobre el tapete, por su importante lesión. Hoy el Sevilla FC ha hecho oficial en la web la convocatoria del italiano para jugar el amistoso de Coria, en memoria de Ruiz Sosa, aunque, sin duda, aún le quedará un largo camino para alcanzar el nivel de sus compañeros, con lo que su debut en partido oficial, probablemente, tardará en llegar.

Esperemos que Tiberio se recupere bien y tenga mejor suerte que otros jugadores que triunfaron antes de recalar en el Sevilla –como Chevantón, Acosta, De Mul o Koné– pero que chocaron de bruces con el drama de las lesiones. Tiberio es un ganador nato, y seguro que, a menos que tenga un poquito de suerte, dará muchas alegrías en el Sánchez Pizjuán.