Archivo de la etiqueta: Stevanovic

¿Cláusula del miedo o de la lógica?

Con la llegada del Elche-Sevilla ha vuelto a leerse en los medios de comunicación el término «Cláusula del miedo» o «del cagazo», según los más finos. Es evidente que el uso de esas palabras implica una crítica o desprecio a la costumbre que tiene el Sevilla, y otros equipos, de incluir una cláusula en los contratos de cesión de sus jugadores para que no puedan alinearse contra el club al que pertenecen y les paga.

A mí, sin embargo,  este asunto es que me parece de lo más lógico. Imaginen ustedes, por un momento, que no existiera la llamada cláusula del miedo y el sábado resulta que Botía está inconmesurable y hace un partidazo, y que Manu del Moral –ya recuperado de su lesión– le da por marcar un gol –o dos, que nunca se sabe–, y que Stevanovic juega –poco probable, pero podría darse el caso– y da un par de pases de gol. ¿Acaso no lloverían críticas al club por ello? Por supuesto, y además con toda la razón del mundo, pues el Sevilla habría perdido los tres puntos en juego por una gran intervención de jugadores que aún le pertenecen. ¿No hay algo de absurdo en ello? Más bien, mucho.

Además, hay que tener en cuenta que el Sevilla no prohíbe jugar a los jugadores cedidos, sino que exige una compensación económica por ello, que en este caso sería de 100.000 euros. Yo ni siquiera ofrecería esa posibilidad. No pueden jugar, y punto.

Claro está que esta cautela que tiene el Sevilla con sus jugadores cedidos puede salir mal. Recuerdo, por ejemplo, el caso de Cobeño, cuando estaba cedido en el Almería. El equipo rojiblanco no quiso pagar y jugó el portero suplente, que era Diego Alves. Para nuestra desgracia, el brasileño hizo un partidazo y se hizo con una titularidad que ya no perdería y que le llevó a firmar, posteriormente, por el Valencia.

Esto demuestra que nunca se sabe si es mejor que jueguen los jugadores cedidos –que no hay que olvidar que estarían extramotivados– o no, pero para evitar posibles problemas y críticas justificadas, yo pienso que lo más lógico es que no jueguen. Como los jugadores aún se deben al Sevilla, que es el club que les paga la ficha o parte de ella, yo este tema lo veo muy claro: no es una cuestión de miedo, sino de lógica.

Stevanovic, un lastre

Nuestra sorprendente incorporación de invierno, hasta ahora, no ha aportado absolutamente nada. Yo confíaba en que había llegado su oportunidad, tras la notable ausencia de Jesús Navas para el próximo partido, pero parece ser que no será así. Por lo visto, Emery está haciendo todo tipo de pruebas, desde poner a jugadores a pierna cambiada –Del Moral o Reyes– hasta apostar por un lateral derecho –Cicinho–.

Muy mal tiene que ver Emery a Stevanovic para no darle minutos. Se supone que el bosnio es un jugador polivalente, pero por el momento, nuestro entrenador no está confiando en él, ni para sustituir a Rakitic, ni para hacer lo propio con Navas. No sé si apreciará falta de calidad o falta de forma física, pero lo cierto es que Stevanovic se ha hecho con una plaza segura en el banquillo. Y eso en el mejor de los casos, porque en alguna ocasión ni siquiera ha sido convocado.

Desconozco si, en el futuro, a corto o medio plazo, Stevanovic se convertirá en un jugador importante de la plantilla, pues aún es joven y debe adaptarse a nuestra competición, pero, por ahora, es sólo un lastre que no ha hecho más que evitar que Bryan Rabello –el sustituto de Navas en pretemporada– siga los pasos de Alberto Moreno. Una pena, porque, en mi opinión, la velocidad y calidad de Bryan Rabello nos vendría estupendamente para sustituir a Rakitic, Navas o incluso para jugar por la izquierda, pese a ser diestro.

La Secretaría Técnica ha apostado por Stevanovic, quien, a pesar de todo, sigue contando para su seleccionador. Esperemos que el bosnio no sea un nuevo error, porque ya tenemos el cupo lleno.

El aparente error Stevanovic-Rabello

Entre el sevillismo hay una sensación general de que el Sevilla ha cometido un grave error al traer a Stevanovic, que ocupó la última plaza de extranjero disponible, haciendo imposible el que pueda jugar Bryan Rabello con el primer equipo hasta que quede liberada una plaza.

A priori, yo también tengo esa sensación. Es más, pienso que el primer error fue mandar a Rabello al filial, porque era el fichaje que más me agradó en pretemporada y creía que podría tener un puesto en el primer equipo, a pesar de su edad. De hecho, en los pocos minutos que ha jugado con el primer equipo lo ha hecho bastante bien.

Sin embargo, en mi opinión, aún es pronto para saber si el club se ha equivocado o no al traer a  Stevanovic. Mi visión sobre este asunto es muy simple: si el bosnio resulta ser un buen jugador, el Sevilla habrá acertado, y si no fuera así, se habría equivocado.

Parece ser que el club realizó el fichaje de Stevanovic siendo conscientes del problema que habría con Rabello, y aun así, decidió apostar por el ex de la Vojvodina, al considerar su incorporación como una oportunidad de mercado, habiendo, supuestamente, otros clubes interesados en su contratación. Además, el Sevilla confía en que esta situación se desbloquee en breve, ya que está tramitando la ficha como comunitario de Stevanovic, aunque bien es cierto que para eso ya habrá que confiar en la celeridad y el buen hacer de los organismos competentes. En palabras de Emery, este asunto puede solucionarse «en una o dos semanas o en dos o tres meses».

Así pues, sólo el tiempo dirá si el Sevilla acertó o no. Porque digo yo que a Stevanovic habrá que verlo. A ver si ahora va a pasar con este jugador lo mismo que ha ocurrido con Babá, al que muchos han crucificado sin apenas verlo jugar. Para valorar a un jugador, a mí no me valen 10 ó 15 minutos sueltos, saltando al terreno de juego con todo en contra y jugando una vez al mes o cada dos meses. A los jugadores hay que valorarlos, para ser justos, tras haber tenido una cierta continuidad y algo de confianza por parte del entrenador, porque sino, lo normal es que pueda con ellos la ansiedad de querer demostrar su valía en los escasos minutos de que puedan disponer. Hasta ahora, ni Míchel ni Emery han contando con el senegalés, demostrando muy poca confianza en él, a pesar de ser el único delantero centro nato, aparte de Negredo, y a pesar del hecho de que Babá ha marcado goles con cierta facilidad en Portugal, donde tiene un buen cartel.

Mi hermano me dice que yo debo ser la única persona que está a favor de Babá. Y yo le respondo que no estoy ni a favor ni en contra, sino que, simplemente, tengo que verlo. Esto me lo dijo en el partido contra el Rayo, donde no pude evitar preguntarme: ¿habría fallado Babá las cuatro ocasiones clarísimas de gol que desperdició Negredo en ese partido? Es imposible saberlo, por varios motivos, siendo el principal que Babá no juega nunca. Y ahora lo hará aún menos, pues Emery se ha decantado definitivamente por Manu Del Moral, quien por cierto, marcó un buen gol –su primer gol– en el Bernabéu.

Y me da la impresión de que Stevanovic va por el mismo camino que Babá. Eché en falta su alineación ante el Madrid, pues Rakitic era baja y pensé que Emery podría valerse de su supuesta polivalencia. Yo no entendería que tampoco tuviera su oportunidad en el Nou Camp, partido que, desgraciadamente, tampoco es de nuestra liga y que precede al importantísimo Sevilla-Atlético de Madrid de Copa, donde probablemente nos jugaremos el éxito o el fracaso de toda la temporada.

Stevanovic, Babá, Rabello… Dejemos pasar el tiempo, que como siempre, él se encargará de dar y quitar razones.