Archivo de la etiqueta: Sevilla FC 4 – Español 1

Sevilla FC 4 – Español 1. El Sevilla se garantiza estar en Europa la próxima temporada

Aunque el Sevilla aún no ha conseguido matemáticamente plaza Europea, es prácticamente imposible que no juguemos en Europa la próxima temporada, pues la victoria de ayer, aunque no lo pareciera, fue ante un rival directo. Tanto el Español como el Valencia y el Levante son los tres equipos que aspiran a meter el cuello en puestos Europeos. Hoy le sacamos 13, 12 y 13 puntos, respectivamente, si bien el Levante ha disputado un partido menos.

Por tanto, muy mal tendríamos que hacerlo en este final de temporada, y muy bien lo tendrían que hacer estos equipos, para quedarnos fuera de Europa. Este desastre es casi tan improbable que ocurra como que el Sevilla se clasifique para Champions. Sólo ganando en San Mamés se podría considerar al Sevilla un aspirante serio para la cuarta plaza. Y eso no es nada fácil.

En cuanto al partido contra el Español, me pareció un claro ejemplo de lo importante que es tener unos buenos centrales y un portero. El Español se plantó en el césped sin sus dos centrales y portero titulares, y bien que se notó durante todo el partido. Los dos primeros goles, jamás habrían llegado de haber tenido nuestro rival unos centrales medio decentes. En el primero, M’Bia cabecea a placer casi en el área pequeña, y en el segundo, a Gameiro casi le da tiempo a tomarse un café antes de ponerla junto al poste.

Y también fue un claro ejemplo de que en el fútbol profesional no cabe la relajación ni el exceso de confianza. Increíble los 20 minutos tontos que tuvimos que sufrir los sevillistas al inicio de la segunda parte. El penalti que concedió Fazio no pudo ser más absurdo. Pero lo peor fue que estuvimos noqueados un buen rato, donde el Español pudo conseguir el empate en un par de ocasiones. Menos mal que Gameiro sentenció el partido, pero esto ocurrió ya en el minuto 87. Rakitic remató la goleada en el minuto 89, tras sensacional pase de Nico Pareja. Germán, el guardameta visitante, pudo hacer más, quizás esperando que Rakitic centrara y no disparara a puerta.

A pesar del contundente resultado, el Sevilla no hizo un gran partido. En cierto modo, es normal, puesto que este partido, en realidad, era un incordio. Todo el mundo tenía puesta la mente en el partido del jueves, hasta el punto de que Emery pudo permitirse el lujo de prescindir de salida de varios jugadores importantes. Afortunadamente, el Español llegaba muy mermado, porque, si no, todo podría haber sido muy distinto.

Y ahora, a pensar en el partidazo del jueves, donde tendremos que hacerlo muy bien para pasar la eliminatoria. No sólo porque tenemos que darle la vuelta a un marcador muy adverso, sino porque el Oporto no es como el Betis, ni como el Español. Pero, ¿quién dijo que fuera fácil?