Archivo de la etiqueta: Sevilla FC 2 – Granada 0

Sevilla FC 2 – Granada 0. Cumpleaños felíz, gracias a una soberbia primera parte

El Sevilla ha logrado tres puntos importantísimos, ya que Villarreal y Valencia han ganado sus partidos y hay varios equipos que están muy cerquita. Por tanto, era fundamental no perder más puntos en nuestro estadio.

La primera parte que hizo el Sevilla fue completísima. A los pocos minutos de empezar, el poste nos privó de ver un golazo de Ocampos. Pero el Sevilla siguió atacando la portería defendida por Rui Silva, que muy pronto, en el minuto 10, se convirtió en un espectador más para contemplar el sensacional cabezazo de De Jong a la escuadra, aprovechando un centro medido de Navas.

El Holandés fue el mejor del partido. Todo lo hizo bien: distribuir, presionar, contener, robar balones –bajando hasta el centro del campo en numerosas ocasiones– y, para colmo, abrió la lata con su gol. En mi opinión, ha sido su mejor partido con la camiseta del Sevilla. Mejor incluso que en el Bernabéu.

Al 1-0 siguió un pequeño susto, pues el árbitro, Hernández Hernández, señaló penalti y tarjeta amarilla por una falta de Diego Carlos en el área. Afortunadamente, tras la revisión en el VAR, se retractó y mandó repetir la falta. Aunque la amarilla privará a nuestro mejor central de jugar el próximo partido de Liga, también en casa, ante el Alavés.

El VAR, en manos de árbitros honrados, es toda una garantía. El Sevilla FC llevaría bastantes menos puntos de no estar en marcha ya esta tecnología.

Pasaban pocos minutos de la media hora de partido cuando, en un contragolpe, Nolito hizo otro golazo, con el exterior del pie, ante la salida de Rui Silva, tras asistencia de Reguilón.

Sin embargo, si en la primera parte el dominio del Sevilla fue total, en la segunda fue otra historia. No es que el Granada atosigara mucho, pero todo el mundo era consciente de que había que marcar el tercero, el de la tranquilidad. De no ser así, un gol visitante llevaría a la intranquilidad en la recta final del partido.

El Granada sólo inquietó a balón parado, en córners y faltas, no pasando apuros Vaclík en ningún  momento.

Aunque De Jong fue el mejor del partido, otros jugadores también , rindieron a un muy alto nivel, como Fernando, Óliver Torres, Jesús Navas o Sergi Gómez. No me hizo mucha gracia que Sergi Gómez fuera titular, pues pienso que el que debe acompañar a Diego Carlos es Koundé, pero tengo que admitir que Sergi hizo muy buen partido.

El Sevilla fue incapaz de lograr anotar el tercero, pero al menos sí supo controlar el partido y finalizar con un cómodo 2-0.

Antes del inicio del partido, la celebración del 130 cumpleaños quedó algo empañada por la sorpresiva noticia de que Banega se irá a final de temporada a jugar a Arabia. Esto sólo tiene una explicación: que en Oriente Medio cobrará una verdadera montaña de billetes. Una lástima, porque a Banega aún le queda cuerda para rato, y no debería malgastar su talento en una liga menor.

Ahora bien, aunque Banega sea un jugador extraordinario, también es verdad que aquí no se acaba el mundo. Es cuestión de encontrar un reemplazo que le mejore, porque aunque Banega tiene muchas virtudes, también tiene defectos.

Una vez logrados los tres puntos que nos garantizan seguir en puestos Champions la próxima jornada, queda pensar únicamente en el Mirandés, que es un Segunda División ante el que no cabe confianza alguna, ya que sigue siendo a partido único y, por tanto, fuera de casa. No será fácil, pero no estar en Cuartos de Final de la Copa del Rey sería un fracaso mayúsculo.

 

Sevilla FC 2 – Granada 0. Tres puntos para afianzar la cuarta plaza

Partido cómodo para el Sevilla en la noche de hoy, pero que bien podría haberse complicado en diferentes fases del partido y, sobre todo, al final, cuando Ponce y Carcela nos dieron un par de sustos. Es lo que ocurre cuando tienes tantísimas ocasiones de gol y las desperdicias casi todas. Por suerte, teníamos enfrente al Granada, que va a descender, salvo milagro de los gordos, por méritos propios.

No me gustó la alineación inicial, porque Sampaoli dejó en el banquillo a Ben Yedder, que sigue siendo nuestro mejor delantero, a pesar de lo poco que juega. Creo que el francés junto con Jovetic y Ganso, habría hecho mucho daño. Nos quedaremos con la duda, porque en los pocos minutos que jugó, apenas tuvo ocasiones y se le vio con la lógica ansiedad de un delantero que está acostumbrado a hacer goles pero que apenas rasca bola.

El partido se puso de cara pronto, con un buen gol de Ganso, que fue el mejor atacante, porque, desde mi punto de vista, el mejor del partido fue Pareja. El argentino estuvo soberbio en todo momento.

A pesar del gol, el Granada siguió encerrado, aunque no fue impedimento para que el Sevilla siguiera creando y fallando ocasiones. Hasta que en la segunda parte, otra vez Ganso, puso el marcador definitivo. El Sevilla seguía llegando con bastante facilidad, pero, para nuestra desesperación, también continuaba nulo de cara a puerta. Una pena que tuviéramos el alma en vilo hasta el final, porque el partido debió acabar en goleada de escándalo.

Creo que otra vez fuimos perjudicados por el arbitraje. En el estadio, me pareció que el gol de Correa anulado por fuera de juego, fue legal. Y me dio la impresión de que no fue la única vez que se equivocó el linier. Por cierto, Correa apunta maneras y puede ser un gran jugador en un futuro cercano, pero también es cierto que tiene menos sangre que un mosquito, y que eso le pierde muchas veces.

No entendí que Sampaoli tardara tantísimo en hacer los cambios, sobre todo cuando varios jugadores ya mostraban síntomas de cansancio.

Me pareció de lo más normal, pese a las visibles protestas de N’Zonzi, que el público silbara al equipo en determinados momentos, ya que es desesperante que se pueda montar un contragolpe y, finalmente, en lugar de eso, el balón acabe en Pareja o Sergio Rico.

En líneas generales, fue un buen partido del Sevilla, pero hay que corregir esa preocupante falta de acierto en los metros finales. Porque en otra ocasión el rival no será un Granada moribundo. Oscar Arias y su equipo ya deberían tener entre ceja y ceja el nombre de algún delantero goleador. Aunque estoy seguro de que alguno ya estará marcado en rojo desde hace tiempo.