Archivo de la etiqueta: rivalidad

Mi opinión sobre «Mentiras del Fútbol Sevillano»

Ayer acabé de leer el libro «Mentiras del Fútbol Sevillano», de Carlos Romero, y, la verdad es que me ha gustado mucho. Como dicen los ingleses, es un «must», es decir, de obligada lectura.

El libro se hace muy ameno y sus 270 páginas pasan volando. Cuando acabas un capítulo –uno por mentira– es casi imposible no continuar con el siguiente. En algunos momentos no puedes evitar unas risas, viendo la mentalidad de la gente en aquellos años en los que se iniciaba el fútbol en nuestro país.

Eso sí, Mentiras del Fútbol Sevillano no creo que guste a los béticos. No es que se hable del Betis de manera despectiva –más bien al contrario, pues en todo momento se trata con respeto y con rigurosidad de todos los clubes mencionados en el libro– pero el libro desmonta, mediante una buena documentación, cada una de las historietas que tanto les gusta contar a algunos béticos. Y la historia es como es, por mucho que a ellos les guste cambiarla.

De los capítulos, el que más me ha gustado es el del caso Antúnez. La verdad es que desconocía los detalles de este llamativo caso y me ha impresionado bastante hasta dónde pudo llegar la rivalidad mal entendida o, más bien, el odio que nos tuvo por aquella época el Betis.

Por decir algo negativo del libro, es que se ha publicado sin haber sido revisado. O si se ha revisado, no se ha hecho bien, puesto que he visto bastantes errores tipográficos. Esto no es algo grave, pero considero que toda publicación debe revisarse para evitar en los posibles estos pequeños fallos que, aunque no suelen ser un inconveniente a la hora de leer y comprender el texto, no dan buena imagen. Por supuesto, esto no empaña en absoluto al libro, que, como digo, me parece magnífico. Además, estoy seguro de que los errores se corregirán en posteriores ediciones.

Mis felicitaciones desde aquí a Carlos Romero, por su libro, gracias al cual conozco mejor la historia del Sevilla FC y de aquellos clubes que nos acompañaron en los comienzos.

Tenemos que levantar el ánimo

Como decía Del Nido, estamos «un poquito mejor que muertos». Ha sido un palo de los grandes, para el club y la afición, el quedar eliminados de la Europa League a las primeras de cambio, y más aún porque tenemos la impresión de que hemos vuelto a caer en los mismos errores de la temporada pasada.

Esta eliminación supone un varapalo tanto en lo económico como en lo deportivo, pero la verdad es que esto no ha hecho nada más que empezar y, aunque tengamos todos el ánimo por los suelos, o incluso más bajo si cabe, tenemos la obligación de levantarnos. Y es que el objetivo prioritario es el de clasificarnos para la Champions, y si es posible, ocupando la tercera plaza, para evitar revivir malas experiencias.

No será fácil el lograr este objetivo, porque para este año se ha unido a la lucha el Málaga –unos 100 millones de euros de inversión–, que es nuestro primer visitante y al que recibimos mañana. Así pues, pocas horas después de un partido importante, nos encontramos con otro, con varios de nuestros mejores jugadores tocados y que serán duda hasta última hora. La situación no es fácil y tenemos todos que dar el callo, principalmente Marcelino y los jugadores, que son los primeros responsables, pero también la afición. Tenemos que volver a llenar el Sánchez Pizjuán, o al menos rozar el lleno, como contra el Hannover.

No será un cataclismo si no ganamos al Málaga, porque la liga es una carrera de fondo, pero sí sería para preocuparse, ya que siempre es importante empezar bien, para que no entren innecesarios nervios y haya confianza. Tampoco conviene olvidar que en todos los partidos hay tres puntos en juego, y aunque parezca una perogrullada, vale lo mismo ganar al Barcelona que al Sporting de Gijón.

El Málaga, por otra parte, es un equipo que no se nos suele dar nada bien. Posiblemente sea porque ellos consideran este partido como un derby y nosotros no, y de ahí que haya una diferencia de motivación entre ambos equipos.

Espero que Marcelino cuente para este partido con dos jugadores a los que eché de menos el jueves: Varas y Cáceres. Y que no se olvide de Luis Alberto, que siempre lo hará mejor que Fazio en zonas ofensivas.

Y, por último, también espero que en este partido haya deportividad tanto en la grada como en el césped, aunque, por lo visto en los últimos años, parece que será harto complicado.