Archivo de la etiqueta: Pareja

Las lesiones de Carriço y Pareja destapan un error de planificación evidente

Recuerdo que, en pretemporada, bastantes aficionados pensábamos que sería más que conveniente fichar otro central, además de Kjaer. Esa opinión estaba basada en los numerosos antecedentes de lesiones que venían sufriendo Carriço y Pareja en las últimas temporadas. El portugués se pasó la pasada temporada prácticamente en blanco, y Pareja debía de parar cada cierto tiempo, y a nadie se le escapa que, desde que tuvo la gravísima lesión de rodilla, ya no es el mismo, y que la edad no perdona, puesto que en un par de meses cumplirá 34 años. Esto se ve, sobre todo, cuando se enfrenta a un delantero medianamente veloz, que se ve obligado a pararlo haciéndole falta.

Me parecieron preocupantes las palabras de Berizzo, diciendo que “cuatro centrales eran suficientes”, porque, en realidad, como decía por entonces en este blog, no eran cuatro centrales los que teníamos, sino dos centrales, más otros dos que están continuamente lesionados. Con lo cual, iluso de mí, esperaba que fueran unas declaraciones de cara a la galería pero que, en el fondo, el club estuviera pensando en fichar otro central más.

También creía que el Sevilla no iba a renovar a Carriço y que, en su lugar, ficharía un central del estilo Lenglet (joven y con mucha proyección) o del estilo Kjaer (contrastado y veterano). De igual modo, estaba pendiente por si llegaba algún central joven, con vistas al futuro, para el Sevilla Atlético… Pero, efectivamente, no sólo no llegó ningún otro central más, ni un tercer delantero –que también muchos veíamos necesario, incluido el propio Berizzo–, sino que siguieron llegando centrocampistas y más centrocampistas, de manera que, a día de hoy, en cada partido se quedan fuera de la convocatoria varios de ellos, como suele ser el caso de Borja Lasso, Montoya, Geis o, en menos ocasiones, Ganso y Krohn-Dehli. Es decir, esto demuestra que la plantilla está descompensada, como también decía en mi post El Sevilla FC tendrá una plantilla algo descompensada, pero de calidad .

Estamos a primeros de octubre y ninguno de los dos centrales han podido esquivar las lesiones, de modo que ambos estarán fuera de combate durante varias semanas, que parece una manera suave de decir durante varios meses.

Ahora resulta que nos vemos en una situación preocupante, ya que el centro de la defensa es el pilar básico del sistema defensivo, y nos vemos en la tesitura de tener que afrontar un período crítico, donde tenemos que disputar partidos de Champions, Liga y Copa del Rey, con sólo dos centrales. Afortunadamente, uno de los dos laterales derechos puede reconvertirse a central, como hizo la anterior temporada Mercado, pero, aún así, la situación es peliaguda, ya que también se debilita la posición de lateral derecho.

En mi opinión, las lesiones de Pareja y Carriço no son achacables a la mala suerte, cuando, además, según he escuchado en la radio, Pareja ya tenía problemas de pubis desde febrero. Se trata, claramente, de una mala planificación, y lo peor es que, como digo, era totalmente previsible que esto ocurriese.

En fin, ya podemos ir rezando para que Kjaer y Lenglet ni se resfríen hasta enero, porque se avecinan muchos, y muy importantes, partidos. Digo hasta enero con la esperanza, esperando que no sea vana, de que se fiche el anhelado central en enero. Confío en que Berizzo y la Secretaría Técnica no repitan el error.

 

Sevilla FC 2 – Levante 3. Sin la dupla Fazio-Carriço todo es más complicado

En mi opinión, si el Sevilla ha disfrutado de una racha exitosa de resultados es porque ha encontrado una pareja de centrales, como Fazio y Carriço que se han complementado a las mil maravillas. Por tanto, no sé a cuento de qué viene la locura de Emery de cambiar lo que funciona. Lo peor es que, encima, la entrada de Pareja -que está lento– provoca que el portugués pase al centro del campo, sustituyendo jugadores más capacitados para esas funciones, como Iborra, por ejemplo.

Me quedé esperando todo el partido el cambio de Pareja por Iborra, sobre todo a raíz del 2-1. Era el momento de cerrar el partido y de evitar contragolpes, como los que dieron lugar a los goles levantinistas. Se esfumó la seguridad defensiva y así es muy complicado ganar partidos. Si para colmo, nos da por fallar infinidad de ocasiones claras de gol –penalti incluido–, al portero rival le da por hacer el partido de su vida y la efectividad del Levante de cara a puerta es casi del 100%, entonces apaga y vámonos.

Partido nefasto de nuestros delanteros. Ni Bacca ni Gameiro aportaron algo, especialmente el segundo. Ni siquieran aparecieron para empujar cualquiera de los balones que quedaron muertos en el área.

En resumen, cometimos errores graves en las dos áreas: Fazio, al cometer penalti; Rakitic, al fallar el penalti a favor; Gameiro, que tiró al poste, con toda la portería para él… Así pues, teniendo en cuenta todos los condicionantes, no debe extrañar que al final el que se llevara el gato al agua fuera el Levante. Y es que el fútbol suele ser implacable con los que perdonan al rival. No basta con poder golear, ni con dominar por completo el partido. Sólo valen los goles. Es así de simple.

A los jugadores no se les puede achacar nada, pues lo han dado todo. Otra cosa es si miramos al banquillo. Ahí, quizás, no podríamos decir lo mismo. Emery hoy restó, y mucho.

Ahora sólo queda pensar en el próximo partido: Málaga, donde tanto nos quieren. Partido vital para nuestras aspiraciones, sobre todo teniendo en cuenta quién es nuestro próximo visitante: el FC Barcelona.

El regreso de Pareja y Marko Marin, ¿un incordio?

Por supuesto, tener una plantilla amplia siempre es una ventaja, y sobre todo, tener un banquillo de calidad, puesto que, tarde o temprano, harán falta todos los jugadores. Por eso mismo, no me ha parecido bien la salida de Rusescu, a menos que Emery tenga una confianza ciega en Carlos Fernández.

Ahora con el parón, parece ser que serán de la partida tanto Pareja como Marko Marin. El posible problema que veo es que, ahora que precisamente Emery ha dado con la tan famosa y manida tecla, y ha sido capaz de conseguir una buena racha de resultados, puede verse en la tentanción de hacer cambios, ya sean tácticos o de alineación. Y desde mi punto de vista, no se debe cambiar lo que funciona.

Confío en que Emery dé entrada a Pareja y Marko Marin cuando demuestren que son mejores que sus compañeros, y no por su alta ficha o fama. Desde mi punto de vista, Carriço ha demostrado que, por ahora, es el mejor central que tiene el Sevilla y el más efectivo. Por tanto, no me gustaría que la incorporación de Pareja le llevara a adelantar su posición al centro del campo, donde veo a jugadores más capacitados para ocupar esa posición.

Y lo mismo pienso de Marko Marin. Hasta ahora, el alemán no ha demostrado gran cosa, excepto en los primeros partidos de pretemporada. Su juego anárquico y su poca presencia defensiva ha sido un inconveniente en algunos partidos. Su calidad en indudable, pero el hecho de que ha aportado poco al equipo también lo es.

Dicen que el ideal de cualquier entrenador es que tenga que partirse la cabeza pensando la alineación inicial, debido a la calidad de los jugadores a su disposición. Yo lo único que espero es que Emery le dé todas las vueltas al tarro que quiera, pero que no trastoque los puntales que están dando tan buenos resultados en los últimos partidos, como pueden ser, por ejemplo, los casos de Carriço e Iborra.

En cualquier caso, independientemente de la alineación del próximo día 5, lo que está claro es que vencer al Getafe sería una victoria importantísima, por continuar la racha positiva y porque probablemente los azulones serán uno de los equipos que estarán luchando hasta el final por meter la cabeza en competiciones europeas.

No hay excusas para no ir en masa al Estadio: mono de fútbol por el parón navideño, buena hora, buen tiempo –según las previsiones a día de hoy– y tres puntos que tienen que caer de nuestro lado, cueste lo que cueste.