Archivo de la etiqueta: mercado de invierno

Se presenta un mes de enero movidito

Este mes de enero tiene toda la pinta de ser bastante entretenido y apasionante. En primer lugar, porque se abre el mercado de fichajes y, en segundo lugar, porque disputaremos seis partidos, entre Liga y Copa, donde nos jugaremos buena parte de nuestro futuro, sobre todo en el torneo del KO.

Como siempre, estoy receloso ante el mercado de enero. Según parece, si nos atenemos a las palabras de Sampaoli y su larga carta a los Reyes Magos, la plantilla va a sufrir una importante remodelación.  Hasta cinco jugadores podrían salir: Trémoulinas, Kolodziejczak, Kiyotake, Krohn-Dehli y  David Soria o Sirigu. Pero vayamos por partes:

Trémoulinas, sigue en paradero casi desconocido. Continúa sin disputar un solo minuto, siguiendo lo que parece, al menos desde fuera, una estrategia para forzar su salida, la cual intentó en verano, pidiendo la carta de libertad para fichar, supuestamente, por su anterior equipo, el Girondins de Burdeos.

También Kolodziejczak ha mostrado su deseo de salir, y hoy incluso L’Equipe, da un nombre del que podría ser su sustituto: el central del Nancy Clément Lenglet, de 21 años.  Este jugador, según la prensa, ya estuvo en el punto de mira del Sevilla y la Juventus en el año 2015. Me parece que 21 años es muy joven para un central. No le he visto jugar, pero sólo viendo los pretendientes que ha tenido y siendo internacional sub-21, supongo que debe tener calidad.

Es evidente que Kiyotake no cuenta, en absoluto, para Sampaoli. A mí no me ha disgustando en lo poquito que le he visto jugar, pero parece que está más fuera que dentro, pues tiene ofertas de Alemania, donde tiene buen cartel, y de EE.UU.

Por otro lado, dada la grave lesión que tuvo Krohn-Dehli y el largo periodo que ha estado ausente de los terrenos de juego, sería una sorpresa que el buen jugador danés se hiciera con un puesto de titular, o incluso de que jugara algún partido esta temporada. Si hubiera que dejar fichas libres, Krohn-Dehli tiene papeletas.

Y por último, no tiene sentido que en la plantilla haya tres porteros. Esta temporada ha sido la de la consolidación de Sergio Rico, que está haciendo grandes partidos. No tiene sentido que Sirigu o David Soria continúen. Ambos necesitan jugar, y Sergio Rico no les está dando opción. Como David Soria no está inscrito en Champions, lo más probable es que sea el canterano el que tendrá que buscarse las habichuelas en otro lado.

Pero mi temor en el mercado de enero no es que no se acierten con los sustitutos de los que salgan, sino que llegue un equipo pudiente de la Premier y pague, por ejemplo, la cláusula de N’Zonzi. O llegue uno de esos equipos chinos y vuelvan locos a nuestros mej0ores jugadores con ofertas que, como decía El Padrino, «no vas a poder rechazar».

Para las altas suenan infinidad de nombres: Bacca, Calleri, Miguel Borja, Lucas Alario, Vangioni, Lenglet, Martial, Depay… Teniendo en cuenta que Sampaoli considera que tiene, según dijo texutalmente, «un problema gravísimo de centrales», espero que, como mínimo llegue un central nato y otro jugador polivalente, que pueda ocupar plaza en el lateral y en el centro de la defensa. También confío en que llegue un centrocampista y un delantero.

Todo lo que llegue será bienvenido para la frenética actividad que nos espera en enero, donde tendremos que eliminar al Real Madrid si queremos levantar un título –la Copa del Rey es el título más factible esta temporada– y jugar en liga ante un rival directo, como la Real Sociedad, de nuevo el Real Madrid –único partido de liga del Sevilla como local–, Osasuna y Español, siendo ya el primer partido de la segunda vuelta.

La eliminatoria contra el Madrid, obviamente, será muy complicada. El Madrid siempre tiene grandísimos jugadores y será fundamental estar a un gran nivel en el Bernabéu y llegar con opciones al partido de vuelta. El árbitro será el que, en mi opinión, es el peor de Primera División: Mateu Lahoz.

Ayer soñé que perdíamos el partido de ida 5-1, y en la televisión era entrevistado Morata, quien había participado en todos los goles del Madrid. Lo bueno es que mis sueños nunca han sido premonitorios. Y  espero que siga siendo así.

Por fin llegó el central, pero ¿tenía que ser Fazio?

Mucho se hablaba de fichar un extremo diestro que sustituyera a Aleix Vidal, al que parece ser que Emery echa mucho de menos, y han sonado varios nombres, como Carrillo y Keko. Pero, desde mi punto de vista, era mucho más importante fichar un central.

Un equipo que aspire a todo y que actualmente está disputando tres competiciones no puede permitirse el lujo de tener sólo tres centrales. Tres centrales que, en realidad, son dos, porque Kolo no deja de ser un lateral reconvertido que lleva jugando sólo un año y medio de central. Es decir, tiene poca experiencia. Aunque Kolo ha hecho partidos buenos, también los ha tenido nefastos. Y es normal, porque un central no se hace de la noche a la mañana. Necesita tiempo, que es justo lo que no tiene el Sevilla.

Por tanto, creo que era fundamental, dada la escasez de efectivos en el centro de la defensa, la llegada de un central. Pero resulta que ese central tan necesario y tan deseado, ha sido Federico Fazio. ¿Es que no había otro? ¿Ha tenido que ser ese central desagradecido que abandonó el Sevilla, el club que le formó y encumbró, cuando apenas había tiempo para buscarle un sustituto de garantías?

Pues parece que, efectivamente, no había otro, dado que Emery y Monchi querían un jugador que tuviera una rápida adaptación, y ambos tienen en alta estima al jugador argentino.

La llegada de Fazio no me gusta en absoluto, pero me da la impresión de que, si no se hubiera lesionado Krychowiak, no habría llegado nadie. Y si es Fazio o ninguno, la verdad, prefiero a Fazio.

En cuanto al extremo derecho, a última hora se habló de la posibilidad de que se volviera a fichar a Chéryshev. Afortunadamente, el ruso se ha ido al Valencia. Y no quiero decir que el madridista sea mal jugador, pero su llegada implicaría que Konoplyanka iba a jugar menos aún de lo que lo está haciendo, y la salida de Kakuta, jugador al que creo que se le puede sacar un buen rendimiento, si se le da confianza y minutos. El ex del Chelsea jugó a un gran nivel en el Rayo Vallecano. Si tiene suerte con las lesiones, no veo por qué no podría aquí hacer lo mismo.

Por otro lado, habrá que ver qué ocurre con la lista de jugadores para la Europa League, porque no hay sitio para todos y algún jugador tendrá que ser descartado.

Mercado cerrado y ahora empieza lo bueno: eliminatorias y partidos de liga importantísimos, donde nos jugaremos el éxito o el fracaso de la temporada. Y el primer plato fuerte es el jueves, ante un Celta de Vigo que es un verdadero equipazo, con muchos jugadores de calidad en todas las líneas y con un entrenador, Berizzo, que les está sacando un gran rendimiento.

¿Necesita el Sevilla reforzarse en el mercado de invierno? Por supuesto que sí

Dentro de poco se abrirá la posibilidad de reforzar la plantilla en el mercado de invierno. Mercado que, por cierto, en los últimos años sólo ha servido para debilitarnos. Pero tal y como se presenta la temporada 2014-2015, me parece fundamental que el Sevilla se refuerce a conciencia.

A estas alturas ya están las cartas sobre la mesa y ya sabemos que en Europa tendremos que poner toda la carne en el asador si queremos seguir adelante. El Borussia es un coco, un equipo de nuestro potencial o incluso superior.

También sabemos que, teóricamente, el rival más duro que nos separaría de una supuesta final de la Copa del Rey sería el Valencia.

Y en la liga, con sólo mirar la clasificación, ya está más que claro quiénes serán nuestros compañeros de viaje hasta el final de liga: Atlético de Madrid, Valencia, Villarreal y Málaga.

Visto el escandaloso robo arbitral de ayer, en San Mamés, es lógico reducir el grupo a tres. De los cuatro goles capitalinos, dos fueron obsequios arbitrales: el empate fue al transformar un penalti de chiste y el cuarto y último, en un fuera de juego tan evidente que hasta un niño de cuatro años — y el árbitro principal– habría sido capaz de verlo. Es decir, el Atlético de Madrid estará en Champions, ya sea por méritos propios o arbitrales.

Del grupo que conforman nuestros rivales directos –Valencia, Villarreal y Málaga–, sólo el Villarreal disputa competiciones europeas y está en las mismas circunstancias que nosotros. Los otros dos tendrán menos carga de partidos.

Así pues, y más aún si tenemos en cuenta que M’Bia se marcha para un mes –si es que no lo traspasan para trincar algo de dinero–, urge reforzar la plantilla y solventar las tres carencias que cualquiera que siga al Sevilla pueda apreciar sin mucho esfuerzo:

Un central. Tendría que haber llegado en verano, porque Fazio se fue y vino en su lugar Kolo. Y con todos mis respetos, aún no sé si Kolo es lateral izquierdo, pero de lo que sí estoy seguro es de que no es central. Bajo ninguna circunstancia podemos permitirnos estar en tres competiciones con tres centrales.

Un centrocampista ofensivo. Se fue Rakitic y vinieron Denis Suárez y Ever Banega. Ninguno de ellos tiene las cualidades del croata, y bien que se está notando en el juego ofensivo. De los dos, Denis está aportando más, pero sin llegar a ser un jugador decisivo. Algo totalmente normal, porque es un jugador muy joven y al que aún le queda mucho por aprender.

Un lateral derecho. Tenemos tres, pero ninguno de talla suficiente como para estar en el Sevilla. En cualquier caso, no espero un lateral derecho, por lo menos hasta el verano.

Resumiendo: por supuesto que hay que fichar, y más vale que lo hagamos rápido, porque la lucha se prevé dura en todos los frentes.

Que me quede como estaba

Ahora se abre una posibilidad para los equipos que quieran reforzarse, en el mercado de invierno. Reforzarse o debilitarse, como ya nos ocurrió la pasada temporada, al (mal)vender a Cáceres a la Juventus de Turín.

La venta de Cáceres se intentó vender como una buena operación, al menos desde el punto de vista económico. Yo no pasé por ahí. Creía que era una mala operación, desde todos los puntos de vista. No me pareció acertado desprendernos de nuestro mejor defensa –que además era muy polivalente, puesto que podía ocupar todos los puestos de la retaguardia– a mitad de temporada, como ya comenté en este mismo blog hace 14 meses. Posiblemente, esa baja nos costó puntos y, por consiguiente, una más que posible clasificación para jugar en Europa.

Todos sabemos que la situación económica ahora mismo no es nada boyante, y hay necesidad de vender. También sabemos que en el mercado de invierno es difícil encontrar un mirlo blanco, porque los equipos son reticentes a desprenderse de sus mejores jugadores a mitad de campeonato. Así que me temo que podemos tropezar dos veces en la misma piedra y volver a debilitar al equipo cuando nos estamos jugando tantísimo.

Por lo menos, parece que no vamos a cometer el error de vender a Álvaro Negredo en este mercado de invierno, pero otros como Rakitic, Medel, Perotti y Fazio están en el punto de mira. No me parecería mala idea vender a los argentinos, siempre y cuando los paguen bien. El problema será encontrar un sustituto que los mejoren, aunque, a priori, tampoco debería ser tan complicado, ya que se trata de jugadores que llevan tiempo dando una de cal y otra de arena.

Viendo el panorama, casi prefiero quedarme como estoy, porque, en mi opinión, sí hay plantilla para salir del atolladero en el que nos encontramos. Sin embargo, pienso que para aspirar a Europa tendremos que esperar a otra temporada, en la cual tendremos que hacer las cosas medianamente bien desde el principio.