Archivo de la etiqueta: M’biazo

Sevilla FC 5 – Granada 1. Reyes al rescate.

A pesar de lo que dice el resultado, pasamos bastante fatiguitas para superar al Granada… hasta que salió Reyes. Fue decisivo, con su lucidez y visión de juego, y el máximo responsable de la goleada, aunque no anotara ningún gol. Lástima que no sea lo habitual en el utrerano, pero ayer fue el mejor, con diferencia.

Pero antes el Sevilla lo pasó mal, más que nada por defectos propios que por mérito del rival, que sólo inquietó a balón parado. De hecho, sólo tuvo una clara ocasión de gol, que rechazó Beto. Por cierto, Beto volvió a fallar por alto, pero en esta ocasión no nos costó el gol.

Lo preocupante de ayer es que, una y otra vez, volvemos a tropezar en la misma piedra: nos adelantamos en el marcador y nos relajamos, nos echamos atrás y perdemos intensidad. No reaccionamos hasta que nos empatan o vamos perdiendo. Y siempre no vamos a tener un rival endeble, como el Granada, para la remontada.

Me gustó el sistema que empleó ayer Emery. Desde mi punto de vista, es el mejor y el que da más equilibrio y fortaleza al equipo: dos centrocampistas defensivos, un mediapunta y sólo un delantero.

Hay que felicitarse porque volvemos a tener delanteros. Tanto Bacca como Gameiro estaban totalmente desaparecidos. No sólo es que vieran portería, sino que se esforzaron mucho más y estuvieron más implicados.

Lo que no me gustó es que Vidal ocupara el lateral derecho. Quizás como último recurso puede funcionar, pero no tiene experiencia como lateral y eso puede costarnos puntos, ya sea porque se despiste en los fueras de juego o porque haga faltas peligrosas que sean evitables. Habrá que verlo ante rivales más exigentes.

El árbitro, Prieto Iglesias, estuvo nefasto. Se equivocó hasta al añadir el tiempo, puesto que sólo añadió dos minutos, cuando se habían hecho todos los cambios y se había perdido tiempo. Se tragó, al menos, un par de penaltis a favor del Sevilla, siendo el más claro el que le hicieron a Bacca en la primera parte.

Tres puntos importantísimos, que adquieren especial valor tras el M’biazo que recibió el Valencia por parte del Barcelona.