Archivo de la etiqueta: Kevin Gameiro

Entrevista a Gameiro en France Football. «Espero que este sea mi año»

France Football ha publicado hoy una interesante entrevista a nuestro jugador Kevin Gameiro, que puede verse en el siguiente enlace.

Gameiro : «Espero que este sea mi año»

El delantero del Sevilla FC comienza la temporada este martes con la Supercopa de Europa, frente al ogro FC Barcelona. Si Kevin Gameiro está a gusto en España con numerosos compatriotas (Rami, N’Zonzi, Kolodziejczak, Trémoulinas, Kakuta), espera poder, por fin, realizar una gran temporada, alejada de contratiempos físicos.

«Hace ahora dos años que dejó el PSG y la liga francesa. Si se hiciera un pequeño balance, ¿qué diría?»
Desde que llegué aquí, hemos ganados dos títulos, dos veces la Liga Europa (2014 y 2015). Hay un buen ambiente en el grupo. Verdaderamente, se vive bien. La liga es excepcional, juegas en todo momento con el balón.
¿Y personalmente?
Siempre se puede hacer mejor. He tenido una gran competencia con Carlos Bacca (Nota de la Redacción: fichado por el Milan AC este verano), quien marcaba muchos goles (52 goles en dos años, en todas las competiciones). Cuando entraba en juego, hacía mis partidos. Ahora han ficha a un nuevo número 9 (Nota de la Redacción: Ciro Immobile, cedido por el Borussia Dortmund), y esto hará que haya la misma competencia. Lo sé. Depende de mí continuar mi trayectoria y, por qué no, ganar la plaza de titular. Pero tengo, a menudo, problemas de lesiones y eso me frena un poco en mis temporadas. Es necesario dejar eso atrás y continuar avanzando. Este año, toco madera, espero no tener demasiadas lesiones.
¿Piensa con frecuencia en esa fragilidad física? ¿Es un temor?
No, en absoluto. Recuerdo haber tenido mi primera lesión en Sevilla nada más llegar. Estaba el cambio de temperatura. Cuando salí de París hacía 20-25 grados, aquí hacía 45 (ríe). Así que mi cuerpo ha sufrido. Enseguida, mi segunda gran lesión, en la rodilla. Tuve una mala curación y dos o tres recaídas. Es la carrera del futbolista. No le doy demasidas vueltas a la cabeza con respecto a eso. Si estoy lesionado, estoy lesionado.

«En España, es raro ver un 0-0»

Dejando a un lado el terreno de juego, en la distancia, la Liga, ¿Qué le va mejor?
Vine aquí por la forma de jugar en España. Cuando estaba en París, estuve a punto de firmar por el Valencia. Siempre he querido jugar en esta liga. Sea el primero o el último, todos los equipos intentan jugar al fútbol. Y para un delantero como yo, es mejor, pues hay más espacios.
Mejor que la liga francesa entonces…
Es diferente. La liga francesa es mucho más cerrada. En España es raro ver un 0-0.
Es bastante excepcional lo que el Sevilla ha llegado a conseguir en dos años. Europa os ha descubierto. ¿Cómo ha vivido esto desde dentro?
Es, a pesar de todo, un club que tiene una historia importante. Un club familiar donde hay muchos valores. Tras dos años y medio se ha formado un grupo junto con el entrenador (Unaï Emery). Se ha instaurado una mentalidad.
La nueva temporada que arranca corre el riesgo de ser intensa con la Liga de Campeones. ¿Tiene ganas de subir un escalón con el Sevilla?
Tenemos continuidad y se espera hacer mejor que el año pasado en liga. Cosa que no va a ser fácil. Se hizo una muy buena temporada. Acabamos quintos, con 76 puntos, la mejor puntuación de la historia del club. ¿Por qué no ir a buscar la tercera o cuarta plaza? Por el momento, no hay un objetivo particular, pero si tú quieres que el club crezca, en un momento dado, es necesario subir un escalón, y esto puede ser interesante. Además, está la Liga de Campeones. Y con el ambiente que hay en el estadio del Sevilla, creo que los aficionados están muy felices por nuestro retorno a esta competición. El estadio es excepcional. Hace falta vivirlo para creerlo.

«¡No hablo español!»

Colectivamente, el Sevilla se ha convertido en el Arsenal de la Liga, con sus seis franceses, además de Krychowiak y Mariano, quienes ya han jugado en Francia…
Estamos a menudo juntos, lógicamente. Ahora, va un poco mal para mi español, porque no hablo mucho español (ríe).
¿ Y quién hace las mejores bromas?
Rami… ¡Pero no siempre tiene gracia! (ríe).
¡No habrá que tomárselo a broma frente al Barça, el martes por la noche!
¡Es una copa a ganar! Es el primer partido oficial de la temporada y no creo que los dos equipos lleguen al 100% a este partido. Queremos llevárnosla aunque sepamos que el Barça es muy fuerte. Depende de nosotros el no tenerles miedo.
¿Está preparado para luchar por una plaza de titular? 
Quiero, ante todo, jugar el máximo número de partidos sin ser atacado por las lesiones. Pero habrá muchos partidos. Conozco al entrenador, sé cómo actúa. Le gusta mucho que corramos. Tengo confianza. Hace dos años que estoy aquí y espero que este será mi año.
Y si el año es bueno, ¿pensará en la Selección Francesa?
Por supuesto que pienso en ella. Tengo nada más que 28 años (risas). Se sabe que eso pasa en el fútbol: en cuanto haces una buena temporada y marcas muchos goles, todo cambia.  De mí depende que me vean y, por qué no, volver a la Selección Francesa. Pero no le doy muchas vueltas a la cabeza en cuanto a eso. De momento, jugar partidos con mi club, después eso vendrá naturalmente. Me gustaría llevar esa camiseta de nuevo y voy a hacer todo lo posible por ello.»

Getafe-Sevilla. Inexplicable lista de convocados de Emery

Emery ha sorprendido hoy al dar la lista de convocados, puesto que forman parte de ella hasta cuatro jugadores del Sevilla Atlético. Y la verdad, a mí me parece inexplicable que el club haga un llamamiento a la afición para que acuda en masa a apoyar al primer filial que se juega la permanencia, y Emery convoque, nada más y nada menos, a cuatro jugadores para un partido donde el Sevilla se juega bien poco.

Cabe recordar que si el Sevilla Atlético desciende, también lo harían en cascada, los demás filiales, con lo que eso significaría para el club.

Los cuatro canteranos citados son Moi, Mode, Cotán y Carlos Fernández. No viaja a Getafe Kevin Gameiro, a quien Emery ha dado descanso.

El partido de Getafe no es para que jueguen los suplentes, sino los suplentes de los suplentes. No quiero ni pensar que perdamos más jugadores para la final, ya que, por lo que se ve, Vitolo lo tiene complicado.

En fin. Crucemos los dedos.

Gameiro, muy lejos del invierno

gameiro(Pie de foto): Kevin Gameiro desbordante de alegría tras haber marcado el segundo gol del Sevilla FC contra el Maribor (2-1), en la vuelta de los dieciséisavos de final de la Liga Europa (ida: 2-2). (Foto Marca/Icon Sport)

Así se llama el nuevo artículo que publicó hace un par de días L’Equipe sobre nuestro delantero. Es evidente que el diario francés sigue muy de cerca todo lo que hace Gameiro.

El artículo dice así:

El ex delantero del Paris-SG ha vuelto a encontrar minutos de juego y diversión bajo el sol de Sevilla, donde recibe mañana al Real Madrid.
La carretera bordea un campo de golf y finaliza delante de una pequeña garita y una barrera, a la entrada de una urbanización rodeada de altos muros. Kevin Gameiro reside en una de estas viviendas de lujo a las afueras de Sevilla, junto con su mujer y sus dos hijos, Aaron (4 años) y Ayden, nacido hace mes y medio. El trayecto es largo hasta la ciudad deportiva del Sevilla FC pero rápido para llegar a la Escuela Francesa, al otro lado del Guadalquivir. «Había que hacerlo, y siempre es mejor hacerlo con sol que con frío», sonríe el ex delantero del PSG (26 años).
Tenía que salir de París, y, mientras que marca de nuevo (4 goles en 6 partidos) tras un inicio invernal delicado, el exilio tiene un aire saludable, bajo el cielo puro de Andalucía y sus 30 °C a mediados de marzo. «No lamento en absoluto el haber pasado por el París», precisa. «Hubo momentos difíciles, pero también otros, mejores, como el título de Champions. Era el momento de irse. No quería volver a pasar por lo de la última temporada. Quería reencontrarme con el placer de jugar y descubrir este campeonato».
Con el Sevilla FC, que recibe mañana al Real Madrid, Gameiro ya ha conocido momentos buenos y malos. Una integración rápida (5 goles en ocho partidos) seguida de una período de bajón, unido a una lesión que ha permitido a su competidor por el puesto, el colombiano Carlos Bacca, coger ventaja. «He tenido un problema muscular en los aductores que no se me acababa de solucionar», explica. «Me entrenaba y recaía».
Sigue en contacto con Jallet y Matuidi

En España, donde gana menos que en París, el ex del Estrasburgo y Lorient, ha tenido que adaptarse, pero a un fútbol que le gusta. «Me encanta», asegura. «Aquí es abierto, los entranadores juegan a ganar, a hacer un gol más que el contrario. Hay muchos espacios y, para un delantero como yo, es una delicia. Cambia con respecto a la L1. La mentalidad es completamente diferente».

Por ahora, aún tiene que hacer frente a los comienzos de su nueva vida, «a causa de la barrera del idioma», reconoce. A diferencia de su mujer, él no ha recibido cuross de español. «Pero voy bien. Cuando el entrenador me habla, lo comprendo todo». En su urbanización, uno de sus vecinos es Damien Perquis, el defensa del Betis. En su vestuario él es uno de los tres francófonos, junto con Stéphane Mbia y el argentino  Nicolás Pareja, quien ha jugado dos años en el Anderlecht. Echa de menos Francia «un poco». Pero echa, de vez en cuando, un vistazo, a la Liga francesa y al Paris-SG, donde mantiene el contacto, de manera regular, con (Christophe) Jallet y (Blaise) Matuidi «.

A falta de dos meses para el final de su primera temporada (ha firmado un contrato por cinco años), la aventura apenas ha comenzado. «Llevo catorce goles, a pesar de la lesión, la adaptación a un nuevo club y a un nuevo campeonato», analiza. «Voy bastante bien, aunque siempre se puede hacer mejor». Con su club, clasificado para los Cuartos de Final de la Liga Europa (contra el FC Oporto) y con su mejor clasificación de la temporada (el 5º), la primavera se presenta bien.

*******************************************************************

El artículo original:

L’ancien attaquant du Paris-SG a retrouvé du temps de jeu et du plaisir sous le soleil de Séville, où il reçoit demain le Real Madrid.

LA ROUTE longe un golf puis s’arrête devant une petite guérite et une barrière, à l’entrée d’un quartier aux maisons entourées de hauts murs. Kevin Gameiro réside dans l’une de ces habitations cossues de la banlieue de Séville, avec sa femme et ses deux enfants, Aaron (4 ans) et Ayden, né ici il y a un mois et demi. Le trajet est long jusqu’au centre d’entraînement du Séville FC mais rapide pour rejoindre l’école française, de l’autre côté du Guadalquivir. « Il fallait le faire et c’est toujours mieux de le faire au soleil que dans le froid », sourit l’ancien attaquant du PSG (26 ans).

Il fallait bien quitter Paris et, alors qu’il marque de nouveau (4 buts en 6 matches) après un début d’hiver délicat, le dépaysement a l’air salutaire, sous le ciel pur de l’Andalousie et ses 30 °C à la mi-mars. « Je ne regrette pas du tout d’être passé par Paris, précise-t-il. Il y a eu des moments difficiles mais aussi d’autres, meilleurs, comme le titre de champion. C’était le bon moment pour partir, je ne voulais pas connaître une saison comme la dernière (*). Je voulais retrouver le plaisir de jouer et découvrir ce Championnat. »

Avec le Séville FC, qui reçoit demain le Real Madrid, Gameiro a déjà connu des hauts et des bas. Une intégration rapide (5 buts en 8 matches), puis une période creuse liée à une blessure qui a permis à son concurrent, le Colombien Carlos Bacca, de prendre l’avantage. « J’ai eu un problème musculaire aux adducteurs dont je n’arrivais pas à me débarrasser, explique-t-il. Je m’entraînais et je me refaisais mal. »

Il reste en contact avec Jallet et Matuidi

En Espagne, où il gagne moins qu’à Paris, l’ancien Strasbourgeois et Lorientais a dû s’adapter, mais à un football qui lui plaît. « Je m’éclate, assure-t-il. Ici, c’est ouvert, les entraîneurs jouent pour gagner, pour mettre un but de plus que l’adversaire. Il y a beaucoup d’espaces et, pour un attaquant comme moi, c’est un régal. Ça change de la L 1, la mentalité est complètement différente. »

Pour l’instant, il pose encore les prémices de cette nouvelle vie, « à cause de la barrière de la langue », concède-t-il. Contrairement à sa femme, il n’a pas pris de cours d’espagnol. « Mais ça va, quand l’entraîneur parle, je comprends tout. » Dans son quartier, l’un de ses voisins s’appelle Damien Perquis, le défenseur du Betis. Dans son vestiaire, il est l’un des trois francophones avec Stéphane Mbia et l’Argentin Nicolas Pareja, qui a joué deux ans à Anderlecht. La France lui manque « un peu quand même ». Mais il a gardé un oeil sur la L 1 et le Paris-SG, où il a conservé quelques contacts réguliers, « avec (Christophe) Jallet et (Blaise) Matuidi ».

À deux mois de la fin de cette première saison (il a signé un contrat de cinq ans), l’aventure commence à peine. « J’en suis à quatorze buts, malgré la blessure, l’adaptation à un nouveau club et à un nouveau Championnat, analyse-t-il. Ça se passe assez bien, même si on peut toujours mieux faire. » Avec son club, qualifié pour les quarts de finale de la Ligue Europa (contre le FC Porto) et installé à son meilleur classement de la saison (5e ), le printemps s’annonce bien.

La entrevista a Kevin Gameiro en Ouest France

Kevin Gameiro: «Pienso en el Mundial»

kevin-gameiro-le-mondial-jy-pensePie de foto): El ex de Lorient ha marcado 14 goles esta temporada con el Sevilla

La entrevista original puede leerse en la web de Ouest France.

El ex Lorient desafía al Betis con el Sevilla en el ardiente derbi sevillano, esta noche. Actualmente en buen estado de forma, es candidato para ir con la selección al Mundial.

El precio a pagar por la pasión. Desde que pisó Sevilla, el pasado verano, Kévin Gameiro se ha enemistado con la mitad de la ciudad, aquella que adora al Betis tanto como odia al Sevilla FC. En la capital andaluza, con 750.000 almas y 4.000 bares, se invita al fútbol en todas partes. A pesar de la crisis económica, el Sevilla cuenta con 35.000 abonados y el Betis con 33.000.

«Mujeres y hombres, todos viven para el fútbol», dice entusiasmado el ex Lorient. «Son graciosos. A menudo, me piden una foto y me dicen enseguida: «¡Viva el Betis!». La rivalidad es infinita, pero también sana. Salvo los días de derbi. Ahí es, francamente, enorme. En las calles hay humo por todos sitios. Los aficionados cantan tres horas antes del partido, delante del hotel. Incluso un Saint-Étienne – Lyon no interesa más que a una parte de las dos ciudades. Aquí, es toda la ciudad.

5.000 personas el día de su presentación

Llegado con la etiqueta de ser internacional francés (8 veces internacional, 1 gol), proveniente del p0deroso PSG, el delantero rápidamente pudo calibrar su fama.

«El día de su presentación, hacía 47 grados, pero más de 5.000 sevillistas (socios del Sevilla FC) estaban en el estadio. Desde su firma ha suscitado un enorme entusiasmo. Es un jugador contrastado», relata Fernando Ruiz, periodista de Estadio Deportivo, periódico deportivo sevillano que dedica, todos los días, diez páginas a la actualidad del club. Pero los inicios del goleador fueron complicados. «Me lesioné en los aductores tras el primer entrenamiento. Resultado: tres semanas parado. Mes y medio después, otra vez. A continuación, el cuádriceps… En resumen, he tenido un poco todas las lesiones. Nunca llegaba a trabajar bien para poder volver. Era un suplicio», explica el jugador.

kevin-gameiro-le-mondial-jy-pense_2Pie de foto: El pasado domingo, frente al Valladolid, Kevin Gameiro tiró un penalti, que transformó.

Desde enero, al fin liberado de los problemas físicos, explota. Marca seis goles en siete partidos, haciendo un total de 14 goles esta temporada (9 en Liga, 6 en Liga Europa). «Acabar con 20 estaría bien siendo el primer año», Sin hablar español ni inglés, además, y con la fuerte competencia del internacional colombiano Carlos Bacca (15 goles en total). «Ha marcado cuando estuve lesionado», explica Gameiro. «Como resultado, Unai Emery (el entrenador del Sevilla FC ) dio prioridad a un sistema con un solo punta», señala Fernando Ruiz. «Pero Gameiro destaca durante varias semanas».

«Me alegro de verle marcar», dice el técnico. A menudo, jugamos con un solo delantero, pero, a veces, jugar con dos delanteros da más equilibrio al equipo. Les he pedido que, entre los dos, hagan 30 goles esta temporada. No están lejos (29 en todas las competiciones)”. La competencia entre los dos jugadores es buena para el equipo. «Nos entendemos bien sobre el terreno de juego, nos completamos», señala Bacca. «Kévin prefiere la izquierda del ataque y yo la derecha»

«Estoy contento porque vuelvo a jugar al fútbol»

El dúo tiene que bregar con la añoranza del internacional español Álvaro Negredo, principal goleador del Sevilla durante cuatro temporadas (85 goles en total), traspasado el pasado verano al Manchester City. Está muy presente en los aficionados, que han visto igualmente jugar a Zamorano, Suker, Kanouté o Luis Fabiano. Goleadores de gran clase.

Pero Gameiro se siente bien en Sevilla, «capital del sol, donde la calidad de vida es netamente superior a la de París». Su último hijo ha nacido allí. Su contrato es de cinco años, con una cláusula de rescisión de 40 millones de euros, debería mantenerle allí mucho tiempo. Él piensa ya en junio: «Pienso en el Mundial. Siempre es un sueño. Todo es posible en fútbol. Siempre estoy entre los preseleccionados…»

MÁS EFICAZ QUE Giroud, Lacazette Y Payet

Su estado de ánimo, intachable, y su olfato goleador innato podrían guardarle una buena sorpresa en junio. Presenta todas las características ideales para complementarse con el dúo Giroud-Benzema. Teniendo en consideración las lesiones y el lógico período de adaptación a un nuevo equipo y a un nuevo campeonato, presenta buenas estadísticas para su primera temporada fuera de Francia. Con un gol cada 159 minutos, «ha tenido un buen rendimiento el tiempo que ha jugado, sus minutos sobre el césped», analiza Fernando Ruiz.

Su compañero de equipo, Bacca, es menos eficaz, pero, sobre todo, están los casos de Lacazette con el Lyon (1 gol cada 182 minutos), de Payet en el Marsella (1 gol cada 349 minutos) e incluso el de Giroud en el Arsenal (1 gol cada 183 minutos). Sólamente Gignac (1 gol cada 139 minutos) y Benzema (1 gol cada 132 minutos) lo hacen mejor que él.

kevin-gameiro-le-mondial-jy-pense_1Pie de foto: Los socios del Sevilla aprecian mucho a Gameiro porque siempre se va hacia ellos para celebrar sus goles.

Más allá de las estadísticas favorables, Gameiro saborea ya su vuelta al primer nivel, tras una temporada pasada frustrante en el PSG, en términos de tiempo de juego. «Estoy contento porque he vuelto a jugar, por fin, al fútbol. Y además, me he integrado aquí con rapidez». Hasta ha dado recientemente su primera rueda de prensa en español. «Partía de cero, y a eso se llega poco a poco. Pero comprender a los sevillanos cuesta muchísimo trabajo. No acaban las palabras, tienen un acento muy marcado y hablan muy rápido».

«En el grupo se lleva muy bien con Stéphane M’Bia y con el capitán,  Ivan Rakitić, que es la verdadera estrella del equipo», explica Fernando Ruiz. «¡Stéphane M’Bia habla todavía peor que yo!», se ríe Gameiro, quien ha descubierto «el jamón español, que dan ganas de comerlo nada más verlo!», pero igualmente del «espíritu festivo y el humor de los andaluces».

Seguido durante tres años por el club, era un verdadero deseo del Sevilla FC. El Director Deportivo, Ramón Rodríguez Verdejo, «Monchi», verdadero descubridor de talentos (Dani Alves, Kanouté, Luis Fabiano, Júlio Baptista, Palop, Poulsen, Adriano, Negredo, entre otros) fue a verlo a su domicilio en Lorient, hace tres años. Incluso la dimisión y condena a prisión, en diciembre, del Presidente que le fichó, José María del Nido, «no me ha afectado», confiesa Gameiro.

«El derby es francamente ¡extraordinario!»

Esta noche, «Gameyro» como dicen los andaluces, tendrá la ocasión de brillar en el panorama continental, efectuando su más corto desplazamiento en Copa de Europa. Apenas 4 km separan los estadios Ramón-Sánchez-Pizjuán (lugar donde tuvo lugar el Francia – Alemania de 1982) y el Benito Villamarín (estadio del Betis). La presión es infinita. La cita, histórica: nunca antes se habían encontrado los eternos rivales en Europa.

«En Liga vamos séptimos, con 25 puntos de ventaja sobre el Betis (último). Se ganó en casa 4-0, pero de lo único de lo que habla todo el mundo es del derby perdido en octavos de final de la Liga Europa (0-2 en casa)», sonríe Gameiro. Desde hace una semana, los béticos (socios del Betis) están fanfarroneando, pero el doble vencedor de la Copa de la UEFA (2006, 2007)  no ha dicho su última palabra.

Para darle la vuelta a la situación, en un estadio hostil y con todo el papel vendido, se presentarán 2.500 sevillistas como visitantes. Unai Emery «debería poner a los dos de titulares», informa Fernando Ruiz. Una buena oportunidad para Gameiro. «Los socios le quieren, puesto que lucha, presiona mucho y se dirige siempre a la grada cuando marca goles. Corean a menudo su nombre, pero aún no ha respondido a todas las esperanzas puestas en él», subraya el periodista andaluz. «Por el contrario, si marca allí y el equipo elimina al Betis, quedará siempre en el recuerdo, tanto de los sevillistas como de los béticos»…

El decepcionante Kevin Gameiro

Una de las cosas que más me llamó la atención del Atlético de Madrid-Sevilla fue la actitud de Kevin Gameiro durante el partido. Dado el buen rendimiento de Bacca, el francés es habitual suplente, pero en la segunda parte tuvo su oportunidad. Sin embargo, a pesar de entrar en el minuto 45, parecía que saltó ya cansado al terreno de juego. Y es que no se puede correr tan poco, ni tener tan poca alma como Kevin Gameiro. Ni siquiera cuando nos quedamos en inferioridad numérica, por la expulsión de Alberto Moreno, se dignó a presionar y ayudar en defensa. A esas alturas, a pocos minutos del final, era el único jugador que iba andando.

Kevin Gameiro era el fichaje estrella de la temporada, haciendo el club un importante desembolso para traerlo. Empezó de forma muy prometedora: de titular y haciendo goles, pero con el paso de las jornadas se ha ido diluyendo, de manera alarmante. Y lo peor es su falta de implicación, porque a un jugador le pueden no salir las cosas, pero lo que no puede, ni debe, nunca, es no esforzarse. Y eso que se supone que él es el primer interesado en hacerlo bien, porque quiere ir al Mundial, pero ni por esas.

Creo que todos los sevillistas esperábamos mucho más de Gameiro. Bien haría Emery y el Presidente en apretarle las clavijas, porque como siga en ese plan, mal lo vamos a tener cuando Bacca no pueda jugar.

Entiendo que Gameiro necesite un período de adaptación –sobre todo en su caso, que no conoce el idioma– pero lo que no admito es que no ponga todo de su parte cuando salte al terreno de juego. Y eso es justo lo que vi en el césped del Calderón y es justamente lo que no se puede permitir a ningún jugador que lleve nuestra camiseta. Y mucho menos, ganando lo que gana. Que no sé lo que es, pero seguro que mucho.

Hasta ahora, Gameiro es el fichaje más decepcionante del Sevilla 2013-2014, con bastante diferencia. Esperemos que se esmere. Un poquito de pundonor nunca viene mal.

Sevilla FC 2 – Málaga 2. Con esta defensa, un empate es un buen resultado

Normalmente, un empate en casa es considerado un mal resultado, pero a tenor de lo visto ayer en el estadio, no nos podemos quejar por haber dado este pasito corto en el casillero de puntos. Y es que lo que no puede ser, es que no puede ser. No se puede pretender ganar un partido dando las facilidades que dimos ayer. Pero vayamos por partes, porque aunque el equipo da señales alarmantes, también las da para la esperanza.

En lo negativo, dos aspectos:

– 1º.- En Primera División –ni en ninguna, pero menos aún en Primera– no se puede tener una defensa tan blandita. Urge recuperar centrales, porque falta una contundencia que es absolutamente necesaria para mantener la portería a cero. Ninguno de los dos goles que hizo ayer el Málaga habrían subido al marcador de haber tenido el Sevilla unos centrales medio decentes. En el primero, Morales tiene todo el tiempo del mundo para pensar en la frontal del área, y a un jugador que tiene tan buen disparo como el chileno, dar espacio y tiempo es prácticamente regalarle el gol. En el segundo el Málaga llega a la frontal del área sin ninguna objeción por nuestra parte, y combina tranquilamente, ante la pasividad de nuestros centrales, para adelantarse de nuevo en el marcador. Con una defensa así, se puede considerar un milagro el llevarse los tres puntos.

– 2º.- El centro del campo hace aguas. Y me parece algo totalmente lógico. Uno de los problemas que tiene el Sevilla es que los centrales no dan una correcta salida al balón, con lo cual nos pasamos una buena parte del partido pasando el balón en horizontal en defensa o incluso hacia atrás, al portero. Con lo cual es Rakitic el que tiene que bajar a sacar el balón. Y eso a mí me pone malo. Es lamentable ver a Rakitic como jugador más atrasado del equipo, y ayer eso ocurrió muchas veces. Demasiadas, diría yo. El problema de que baje Rakitic es que deja todo el centro del campo para el pivote defensivo y, por tanto, el Málaga controlaba esa zona sin dificultad y en cuanto Rabello, Vitolo, o cualquier otro perdía el balón, los jugadores del Málaga llegaban para arremeter en tromba contra unos centrales que no están para mucho. Y si a eso le sumamos el hecho de que los laterales suben con mucha facilidad al ataque, pero les cuesta un mundo bajar a defender… pues apaga y vámonos.

La posible solución al desaguisado del dentro del campo parece, a priori, bastante sencilla: dos pivotes defensivos y Rakitic por delante. Lo llamativo es que Emery ya hacía esto la pasada temporada, con Kondogbia y Medel, y con buen resultado. Así que no cabe otra que preguntarse qué le lleva a no hacer lo mismo esta temporada, más aún cuando salta  a la vista, que el equipo, por ahora, no tiene consistencia alguna. Supongo que en el próximo partido cambiará de estrategia, porque no quiero ni pensar qué habría ocurrido si en lugar del Málaga, hubiéramos tenido enfrente al Barcelona.

Lo único positivo del partido fue el comprobar que este equipo sí tiene pegada y que Kevin Gameiro está llamado a liderar la parcela goleadora. Ayer hizo tres, aunque, para nuestra desgracia, sólo subieron dos al marcador. También jugó bastante bien el poco tiempo que estuvo en el terreno de juego Jairo Samperio. Le esperaba de titular, dado el partidazo que hizo contra el Slask, pero supongo que, por su juventud –como en el caso de Cristóforo–, tendrá que tener paciencia.

Por cierto, de nuevo, arbitraje lamentable de Del Cerro Grande. Se dedicó a no pitar faltas clarísimas a favor del Sevilla. Una de ellas provocó una curiosa anécdota. Fue en una falta tan clara que incluso el jugador del Málaga se paró, creyendo que el árbitro la iba a pitar. Cuando vio que no era así, volvió a por el balón para atacar, y en ese preciso momento es cuando el árbitro la pitó, al darse cuenta, por la actitud del jugador del Málaga, de que fue falta. Tampoco sé a qué vino a encararse con un jugador del Málaga. Se le enseña tarjeta y punto, como seguro habría hecho con un jugador del Sevilla.

Más vale que Emery reaccione pronto, porque tiene plantilla para jugar bastante mejor y, sobre todo, para controlar mejor los partidos, de manera que no venga un Málaga cualquiera –ha pegado un bajón de calidad importante– y nos ponga en aprietos.

L’Equipe y France Football recogen el enfado del Sevilla con el Paris Saint Germain

L’Equipe se hace eco del enfado de nuestros dirigentes con el PSG en un artículo titulado «El Sevilla furioso con el PSG«, el cual, prácticamente, es una transcripción literal de las palabras de Del Nido:

«La presentación de Kevin Gameiro ante 3.000 aficionados del Sevilla F. C ha sido la ocasión para el Presidente del club para revelar las maniobras del PSG en cuanto a la transferencia. «Hemos sido maltratados, por decirlo suavemente. El precio era de 7’5 millones, más bonos pagaderos en varias veces» dijo furioso Jose María Del Nido, quien debía de pagar 3 millones al contado, después 2’5 millones, el próximo verano, y, finalmente, 2 millones en 2015. Al final nos han pedido el pago al contado en el último momento. Y no es más que una de las numerosas peripecias de este asunto. Un problema sucedía a otro. Felizmente, el jugador verdaderamente ha insistido para arreglar las cosas… Es la peor transferencia que he tenido que hacer en mi carrera».

Igualmente, France Football también publica una noticia titulada «Del Nido arremete contra el PSG«:

«José Maria del Nido, el Presidente del Sevilla FC, no ha estado suave con el Paris Saint Germain durante la presentación de Kevin Gameiro,  fichado el mismo día, procedente del club de la capital. «El Sevilla FC ha sido maltratado por el PSG durante las negociaciones», espetó en rueda de prensa. El precio convenido era de 7’5 millones de euros: 3 a la firma, 2’5 el siguiente año y 2 en dos años. A 24 horas de la firma, cambiaron de parecer y exigieron que todo el pago fuera al contado. Finalmente, hemos pagado, y por eso Kevin está aquí. Han intentado poner trabas, pero el jugador y su representante han estado de nuestro lado. La operación a estado a punto de fracasar varias veces, incluso cuando el jugador ya estaba aquí».

El delantero francés, de 26 años, ha fichado por cinco años con el Sevilla FC»

Gameiro, el 9 deseado, se presenta hoy

Por fin, ya es oficial. Kevin Gameiro será nuestra principal referencia ofensiva en la próxima temporada. Será presentado en el día de hoy, a las 20:30 horas.

En principio es una apuesta segura: jugador joven, rápido, internacional con Francia y con una capacidad goleadora contrastada. Ya lo que falta es que rinda, que ése es otro cantar.

Si hiciera una buena cantidad de goles y algún club se encaprichara de él durante alguna de las cinco temporadas que ha firmado, tendría que aflojar una buena cantidad de millones de euros, puesto que su cláusula es de 40 millones.

Aquí dejo unos enlaces con algunos goles que hizo en los equipos en los que ha militado:

Con el Estrasburgo:

http://www.youtube.com/watch?v=oI-geOm_vpw

Con el Lorient:

http://www.youtube.com/watch?v=cVxXAccU8yQ#at=165

Con el PSG:

Gol contra el Lorient

Goles contra el Sochaux

Según L’Equipe, Gameiro, casi sevillista

El diario francés da casi por hecho el fichaje de Gameiro por el Sevilla en la siguiente noticia:

«Salvo contratiempo de última hora, Kevin Gameiro debería comprometerse con el Sevilla FC. Igualmente codiciado por el Málaga y el Lyon, el delantero parisino ha elegido a los andaluces —digo yo, ¿y el Málaga de dónde es? ¿catalán?–. Según nuestras informaciones, los dirigentes de los dos clubes han acercado posturas y la transacción se haría por alrededor de los 10 millones de euros. El jugador prácticamente ha llegado a un acuerdo con el club, que disputará la tercera ronda preliminar de la Liga de Campeones —ojalá fuera así, pero nos tendremos que conformar con la Europa League–. Cerrado el paso en París por Ibrahimovic y Cavani, tendrá la pesada responsabilidad de reemplazar a Álvaro Negredo, traspasado al Manchester City».

En fin, que parece que será cuestión de horas la llegada de Gameiro. De ser así, creo que sería un buen remate a la ya más que competitiva plantilla del Sevilla 2013-2014. Ahora bien, para mi gusto haría falta un cuarto delantero. No hay que olvidar que jugaremos tres competiciones, a lo que hay que sumar los partidos con las selecciones. Si Emery piensa jugar con dos delanteros, podemos quedarnos cortitos en una posición importante. Si, por contra, se decanta por jugar con uno solo, quizás sería suficiente con tres. Por si acaso, yo no le perdería la pista a Hélder Postiga, no vaya a ser que al Zaragoza le dé por rebajar sus pretensiones. El portugués sería un jugador interesante, pues conoce bien la liga española, es internacional con su país, tiene un buen disparo lejano y un potentísimo juego aéreo, que es algo en lo que creo que no sobresalen los delanteros que tenemos, incluyendo ya a Gameiro. A mi modo de ver, complementaría muy bien la plantilla.

Gameiro debe venir ya

El Sevilla debería cerrar ya el fichaje de Kevin Gameiro. Se ha conseguido lo más difícil, que es convencer al jugador, pero no creo que sea conveniente el dejar pasar los días, porque siempre pueden surgir nuevos pretendientes, que complicarían el fichaje o lo pondrían imposible.

Por ahora, el Sevilla cuenta con el sí del jugador, dado que éste prefiere jugar en la liga española. Esto ha servido para que rechace ofertas tentadoras de equipos ingleses. El problema es que surja un equipo español y con más poder económico que el Sevilla, como podría ser el Valencia. Aunque la situación financiera del equipo ché no sea como para tirar cohetes, si traspasaran a algún jugador –digamos Soldado–, a buen seguro pujaría por Gameiro. El Valencia lleva intentando fichar a Gameiro varios años. De hecho, estuvo muy cerca. Gameiro llegó a un acuerdo con ellos, pero a última hora hizo caso a Laurent Blanc –su actual entrenador en el PSG, pero por entonces era seleccionador nacional–, quien le dijo que salir de Francia le dificultaría mucho la convocatoria con su selección, y que le «aconsejaba» que no jugara en el extranjero.

Quiero creer que el Sevilla está tensando la cuerda para rebajar un par de millones a la operación. Y me parece bien. Lo que no me parece bien es que la cuerda finalmente se rompa y no haya un sustituto de su nivel en la lista de Monchi.

Así las cosas, yo no entendería que, con el sí del jugador, y teniendo el Sevilla los diez millones de euros que parece ser que exige el Paris Saint Germain, finalmente no acabara viniendo. Además, el día 1 está ya a la vuelta de la esquina y la plantilla debe quedar cerrada ya.

A ver si al final, con las tonterías, vamos a tener otro caso Borja Valero, Cata Díaz, Ujfalusi… Hay que aprender de errores pasados.

Kevin Gameiro, el Borja Valero del Valencia

Parece ser que Kevin Gameiro finalmente, salvo giro radical e inesperado, no jugará en el Valencia, ya que según L’equipe (http://www.lequipe.fr/Football/breves2011/20110611_134720_gameiro-plutot-vers-paris.html) cada día está más cerca de jugar en el Paris Saint Germain. La verdad es que me parece una buena noticia, porque, si Gameiro es tan buen jugador como dicen, mejor que no juegue en un rival directo.

El caso Gameiro me recuerda mucho al frustrado fichaje de Borja Valero por el Sevilla el pasado verano. Resulta que Gameiro poco menos que le había prometido al Valencia amor eterno. Para presionar al Lorient, su actual club, llegó a decir que o iba al Valencia o a ningún sitio. Incluso su mujer había buscado casa en Valencia. Parecía cuestión de tiempo, pero el Presidente del Lorient no quería bajar de los 10-12 millones de euros, cifra a la que no estaba dispuesto a llegar el Valencia. De este tira y afloja, donde parecía que el Valencia tenía todas las de ganar, se ha aprovechado el PSG, que ha tenido un aliado de lujo en el actual seleccionador francés: Lorent Blanc. Blanc le ha recomendado a Gameiro que siga jugando en Francia, con vistas a ir a la próxima Eurocopa. Tras este consejo, Gameiro ha faltado a su palabra, ya que había llegado a un acuerdo con el Valencia, y, como digo, casi con toda seguridad fichará por el PSG. Porque además, el PSG sí da la cantidad económica que exige el Lorient.

Una prueba más de que los fichajes, sobre todo de los buenos jugadores, hay que ficharlos cuanto antes, porque por intentar regatear uno o dos millones, puedes perder a jugadores de mucha calidad y futuro, con son los casos de Valero y Gameiro.

Nota post post: Kevin Gameiro ha firmado finalmente por el Paris Saint Germain, por cuatro años, a cambio de 11 millones de euros más diversos pluses. http://www.lequipe.fr/Football/breves2011/20110612_143807_gameiro-a-signe-au-psg.html

Dos objetivos que se van

Jugaron la temporada pasada en el Lorient, y ambos eran codiciados, según la prensa española y francesa, por el Sevilla. Estoy hablando de Morgan Amalfitano y Kevin Gameiro.

Amalfitano acaba de fichar por el Olympique de Marsella, y ya se ha hecho oficial (http://www.francefootball.fr/#!/news/2011/06/07/170843_amalfitano-est-marseillais-officiel.html). Según dice Amalfitano, nacido en Niza, sus raíces han jugado un papel importante en su decisión de jugar en el Marsella.

Kevin Gameiro será otro jugador que se escapará. ¿O no? El problema es que Gameiro se ha empeñado en ir al Valencia, pero el Presidente del Lorient, Loïc Féry, se mantiene firme y dice que, o pagan 10 millones de euros o Gameiro no será traspasado. El Valencia no quiere pagar tanto dinero por él, al menos por el momento. No sé si el Sevilla estaría en condiciones de pagar esa cantidad por Gameiro, pero si se ingresa una importante cantidad por la venta de Romaric y algún que otro jugador, creo que merecería la pena luchar por este fichaje. Claro que otra cosa sería el convencer al jugador, que, por ahora, parece tener claro que quiere jugar en Mestalla. Ahí habría que confiar en el poder de convicción de Monchi, pero mucho me temo que el jugar Champions es un plus muy importante a la hora de reclutar jugadores, y ahí hemos fallado este año.

En cualquier caso, seguro que en la agenda de Monchi hay también opciones interesantes para suplir a Luis Fabiano o Kanouté, si se marchara finalmente.