Archivo de la etiqueta: Granada 0 – Sevilla 3

Otras maneras

Segunda victoria consecutiva fuera de casa, y de nuevo por 0-3. El Granada no lo puso fácil, ya que el partido fue muy disputado e intenso, y al final nos lo llevamos porque tuvimos más acierto. No obstante, fallamos muchas ocasiones claras de gol, pero con la fortuna de que al Granada le dio por hacer lo mismo.

El Sevilla salió muy mentalizado para llevarse los tres puntos, creando ocasiones por la calidad de Navas, Reyes y Negredo. Me alegra volver a hablar bien de Negredo, porque si él no está acertado, será imposible que consigamos nuestro objetivo. Ayer tuvo un papel fundamental, y aunque falló un gol de manera inexplicable que le sirvió Reyes en bandeja, también es cierto que marcó el primer gol, dio la asistencia a Del Moral en el segundo, tiró una vaselina al larguero, y asistió magistralmente, de tacón, a Rakitic, en el que pudo ser el mejor gol del partido.

La clave del partido estuvo en ese segundo gol, que fue un mazazo para nuestro rival. Al inicio del segundo período, estábamos totalmente a la deriva, sin enterarnos de nada, a merced del Granada, que llegaba una y otra vez a nuestra portería con muchísimo peligro, rozando el empate en varias ocasiones. Hasta que, en una contra, entre Manu y Negredo se fabricaron el segundo gol. Gol que fue un zarpazo a la moral granadina y que dejaba muy encarrilado el encuentro.

Ahora se le ve al equipo otras maneras, y aunque sigue fallando muchas ocasiones de gol, al menos, sabe aprovechar un porcentaje aceptable de ellas.

El equipo sigue teniendo fortaleza defensiva, que es algo difícil de entender para mí, dado el pobre nivel que están ofreciendo Coke y Escudé esta temporada. Fazio y Navarro, por contra, ayer hicieron un partido bastante completo. Pero, sobre todo, el que nos sacó las castañas del fuego fue Andrés Palop. Algunas de sus intervenciones fueron prodigiosas. Ahora está en un estado de forma magnífico, y eso es una muy buena noticia, porque su puesto es el más importante del equipo.

En el centro, Trochowski ofrece más garra que Rakitic y está distribuyendo bastante bien el juego. Aún le falta gol, pero si al alemán le unimos al siempre eficiente Medel y las bandas de calidad que tenemos, nos encontramos un centro del campo más compensado que el que teníamos con el frío e indolente Rakitic. Mucho tendrá que mejorar el croata si quiere volver a ganarse una plaza de titular.

Y arriba, Negredo volvió a sumar y no a restar, como ha hecho durante demasiadas jornadas. Además, Del Moral está viendo puerta con facilidad. Curioso el caso del jiennense, que es capaz de lo mejor y de lo peor. Pero mientras siga marcando los goles a pares, nadie le podrá reprochar nada.

Y también ha cambiado el banquillo. Ahora se hacen los cambios con sentido y en su momento. Y, lo que es más importante, se tiene otra filosofía de juego y otra mentalidad.

En definitiva, el equipo ha cambiado bastante en varios aspectos. Incluso la suerte parece que ahora está de nuestro lado. La cuestión es si nos dará tiempo para conseguir plaza europea. De seguir así, sin ninguna duda conseguiremos nuestro objetivo, pero el problema es que podemos fallar muy poco.

El próximo rival será el Mallorca de Caparrós. Si conseguimos la victoria, será la primera vez que ganemos tres veces de manera consecutiva. Rival complicado, porque siempre se nos da mal y porque ha mejorado mucho de la mano del utrerano. Y partido importantísimo, porque en el horizonte se vislumbra un apasionante y complicadísimo Ahtletic-Sevilla, a donde tenemos que llegar en las mejores condiciones posibles.

El Lunes Santo –vaya diíta– tenemos que estar con el equipo. No habrá lleno, porque es un día muy señalado, pero deberá haber una buena entrada. Ahora no puede fallar ni el Sevilla, ni la afición.