Archivo de la etiqueta: Frente Atlético

La importancia de la inteligencia y la educación

El día de ayer fue un día triste. El Frente Atlético volvió a hacer de las suyas, asesinando en esta ocasión a un seguidor del Deportivo de la Coruña. Se ve que estos salvajes no tienen remedio, y difícilmente lo tendrán si siguen saliendo impunes de casi todas sus fechorías. Los ultras atléticos son, con diferencia, los más violentos del fútbol español. Ahora sólo han agrandado su currículum.

La violencia, como el dolor, aunque pueda parecer extraño, son totalmente necesarios. Sin ellos no habríamos evolucionado como especie y nos hubiéramos extinguido. Ahora bien, gracias a la inteligencia y la educación no seguimos anclados en la Edad de Piedra. El problema es que los ultras no tienen ni un mínimo de educación, respeto por los demás e inteligencia, como para darse cuenta de que es un sinsentido pelearse por alto tan nimio como un partido de fútbol. Aunque, por otra parte,  yo estoy convencido de que, en realidad, el fútbol aquí no tiene nada que ver y es sólo lo utilizan como excusa para apalear y asesinar.

De nuevo, llama la atención cómo, desde los medios de comunicación, se esfuerzan en quitar importancia al asesinato, probablemente porque fue realizado por ultras del Atlético de Madrid. Dicen “reyerta entre ultras”, muestran el “vídeo donde se ve cómo cae –no cómo lo tiran– el aficionado del Depor”… incluso reparten porquería a otros grupos ultras que no han tenido nada que ver. En fin, nada que no sepamos ya. Todos sabemos qué habría ocurrido si cambiamos el Manzanares por el Guadalquivir y el Frente Atlético por Biris.

Aparte están las declaraciones de Tebas, quien ha dicho que el asesinado “no era un aficionado normal”, y que por eso no se suspendió el encuentro. Desde luego, el que no es normal es Tebas, y cada día lo deja más claro.

Y ya para rizar el rizo del absurdo, las represalias que tuvieron lugar en La Coruña: seis encapuchados agreden a dos personas en una peña Atlética. Es decir: “Vosotros no tenéis nada que ver, pero alguien tiene que pagar el pato”. Todo muy lógico.

En mi opinión, lo que sucedió ayer en Madrid y La Coruña no es más que consecuencia del pobrísimo nivel educativo que hemos tenido en España durante muchos años, y que aún seguimos teniendo. Así, no es de extrañar cómo va el país. Y es que parece que no nos queremos enterar que una buena educación es la base de todo.

¿Dónde está ahora Antiviolencia?

La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte –casi nada–, declaró de alto riesgo el partido de ayer, entre el Atlético de Madrid y el Sevilla. Se supone que lo hizo por el ambiente hostil que hay, en los últimos años, entre las aficiones de estos dos equipos, y también se supone que esta Comisión debería estar vigilante por si ocurrieran los actos mencionados en su largo título.

Si alguien espera que esta Comisión sancione al At. de Madrid por los repugnantes cánticos del Frente Atlético hacia Antonio Puerta o hacia Juanito, el exjugador del R. Madrid, puede esperar sentado. Y es que esta Comisión parece que está muy pendiente de lo que ocurre en algunos estadios del fútbol español, mientras que en otros hace la vista gorda. No se entiende, si no, que los cánticos del Frente Atlético queden impunes. Porque además, las bestias del Frente Atlético son reincidentes. Año tras año sueltan su retahíla de sandeces, llenas de violencia, racismo, xenofobia e intolerancia. Justo todo lo que dice el nombre de dicha Comisión Antiviolencia.

Pero no se preocupen. No pasará nada. ¿Y saben por qué? Porque no hay alarma social. Concepto éste bastante gracioso, ya que sólo hay alarma social cuando algunas personas de la capital se escandalizan de las cosas que ocurren –casi siempre– en Sevilla. En otro campos, ya pueden tirar una cabeza de cochinillo al césped que no pasará absolutamente nada. Nadie se alarmará.

Por lo menos, hay algunos medios de comunicación que se hacen eco de los intolerables cánticos que se escuchan en el Vicente Calderón, como, por ejemplo El Confidencial, ABC o El Correo de Andalucía. Ya sólo falta que se tomen acciones. Pero, a decir verdad, parece complicado acabar con los cánticos violentos o de mal gusto. No creo que la solución sea sancionar al club, al que, lógicamente, no se le puede hacer responsable por lo que digan o canten los aficionados que asistan al estadio. Pero deberá encontrarse alguna solución, ya que no es de recibo que suceda esto, y menos aún en un recinto deportivo.