Archivo de la etiqueta: Diego López

A Diego López no le trataron en el Sevilla como merecía

Me han sorprendido las declaraciones de Álvaro Negredo, en Las Rozas, sobre su excompañero en el Sevilla, Diego López. El delantero del Manchester City, a pregunta de los periodistas madrileños, que siguen erre que erre con su ya manido debate sobre la titularidad de la portería madridista, vino a decir, textualmente: “Diego López lo pasó francamente mal en Sevilla. No le trataron como merecía”. Negredo dijo esto en referencia al trato que le dispensó Míchel al ahora guardameta madridista.

Cabe recordar que Diego López empezó el pasado campeonato como titular, pero en Granada, en el primer partido de liga, provocó un penalti que le llevó a ser expulsado. A la siguiente jornada el gran Andrés Palop jugó a un buen nivel, bastante mejor de lo que lo hizo Diego López, de manera que Míchel lo tuvo claro: apostó por el mejor, como lo habría hecho cualquier entrenador.

Diego López tuvo que esperar su oportunidad, y ésta le llegó, pues Palop volvió a recaer de su problema en el gemelo. En mi opinión, no supo aprovechar esta oportunidad que se le presentó, ya que sus intervenciones no fueron nada afortunadas, transmitiendo inseguridad a la defensa –y a todo el mundo–. A pesar de su altura, no se imponía en los balones aéreos, y cuando salía de debajo de los palos –que le costaba trabajo hacerlo–, lo hacía mal o a destiempo. Para un portero de su supuesta calidad, dejaba bastante que desear. Incluso recuerdo alguna que otra cantada importante. Como se suele decir, no paraba ni los taxis.

En ese plan, me sorprendió gratamente que el Madrid se encaprichara de él para sustituir al lesionado Casillas. Son las cosas de Mourinho. Así que me pareció perfecto que saliera en el mercado de invierno con destino a la capital. Lo que no me gustó fue el momento elegido, porque el Sevilla aún no había cerrado la cesión de Beto y tuvo que debutar Julián, que fue un manojo de nervios. Pero, además, al Sevilla le hacía falta dinero y el jugador estaba loco por volver a su Real Madrid. Estaba claro que era lo mejor para todas las partes.

En el Madrid siguió cometiendo alguna que otra cantada importante, pero subió considerablemente el nivel mostrado en el Sevilla. Esto me lleva a pensar que quizás Diego López no haya sido un buen profesional. Igual no se esforzó en Villarreal –donde también falló más de la cuenta en la temporada en que descendió– y en Sevilla tanto como se está esforzando en su nuevo equipo. Ahora resulta que incluso ha sentado en el banquillo al llamado por algunos medios “el mejor portero del mundo” –¿y qué pasa con Neuer, Cech, Courtois…?–,  tras la llegada de Ancellotti, y para sorpresa de todos.

Pues nada, que le vaya bien a Diego López, pero yo no lo quiero volver a ver ni en pintura.

Por último, decir que Negredo tiene toda la razón del mundo. A Diego López no le trataron en el Sevilla como merecía, sino mucho mejor de lo que merecía.

Sorpresón: Diego López traspasado al Real Madrid

Llego a casa y leo una noticia en twitter diciendo que Diego López ha sido traspasado al Real Madrid. Lo primero que pienso es que ha habido una alteración en el espacio-tiempo y que he vuelto al 28 de diciembre. Tras unos minutos de aturdimiento, pensándolo mejor, hasta lo veo lógico.

Después de todo, este traspaso es la consecuencia de la lesión que mantendrá apartado a Casillas de los terrenos de juego una buena temporada. La de veces que he maldecido a Arbeloa cuando jugaba con la selección y ahora resulta que le tendré que estar agradecido.

Digo esto porque la venta de Diego López me parece muy buena. Vendemos a un portero que no sale de debajo de los palos, a pesar de su altura, y que mete para adentro los balones que van fuera. Aún me dura el susto que nos dio en el partido de vuelta con el Zaragoza.

Diego López se vende porque, seguramente, en la Secretaría Técnica del Sevilla estarán casi tan decepcionados con su rendimiento como yo. Sencillamente, ante la posibilidad de recuperar lo invertido e incluso de ganar una pequeña cantidad, han visto el cielo abierto. Las segundas oportunidades no suelen presentarse, y ahora se le presenta una al Sevilla y otra a Diego López, que vuelve a su ex equipo.

Por supuesto, ahora mismo la clave está en encontrar un sustituto de garantías y de futuro. No me creo lo que publican en la web oficial de que en Julián “hay depositadas muchas esperanzas”. Y no me lo creo porque, en mi opinión, en estos momentos no hay ningún portero en el filial que dé la talla para jugar en Primera División. Y eso lo sabe cualquiera que vea jugar al Sevilla Atlético y, por supuesto, también lo saben en la Secretaría Técnica.

Por tanto, si no me equivoco –y espero que no,  por el bien del Sevilla–, pronto vendrá un nuevo guardameta. Como no podía ser de otra manera, ya ha empezado el baile de nombres: Guaita, Andrés Fernández (Osasuna), Toño (Granada), Roberto (Zaragoza)… Parece que este último es el que suena con más fuerza, porque pertenece al grupo Doyen, aunque mi preferencia sería Andrés Fernández, el de Osasuna.

Supongo que pronto, o muy pronto, saldremos de dudas.

Ya tenemos portero

Intentaba ver la SFC televisión por Internet para ver A balón parado –me ha sido imposible conseguir conexión, hay que mejorar este tema–, y me encuentro con la sorpresa de que Diego López es nuevo jugador del Sevilla, tal y como aparece publicado en la web oficial.

Diego López me parece buen portero, pero quizás me esperaba un guardameta más joven, aunque es cierto que ya se ha avisado desde la Secretaría Técnica que se van a buscar jugadores con experiencia.  Lo que más me gusta de él es su dominio del juego aéreo. Veremos a ver cómo rinde.

Lo que sí espero es que no lo acompañe Marchena, que queda libre. Carlos Marchena fue muy buen jugador, pero creo que ya no está para nada.

No se ha hecho público el coste del fichaje, pero se habla de alrededor de 3 millones de euros y la cesión de algún jugador.

La llegada de Diego López provocará, por su alta ficha, la salida del mejor guardameta que yo he conocido: don Andrés Palop Cervera.