Archivo de la etiqueta: Caparrós

Cierre de mercado: Buena plantilla, pero, probablemente, insuficiente para aspirar a Champions vía Liga

Habrá que esperar, pero a priori, el Sevilla tiene peor plantilla que Barcelona, Madrid, Atlético y Valencia, por lo que acabar entre los cuatro primeros parece complicado. Además, estos equipos no han tenido bajas importantes, excepto el Madrid con Ronaldo, y continúan con los mismos entrenadores –excepto el Madrid de nuevo–. La vía «fácil» para ir a la Champions es ganar la Europa League por sexta vez. Competición ésta donde participan clubes de gran potencial, sin contar los equipos que caigan de la Champions, pero donde estamos entre los favoritos para ganar el título.

En mi opinión se ha mejorado la plantilla con respecto a la del año pasado, a pesar de haberse ido jugadores importantes como Lenglet o Nzonzi. Afortunadamente, Banega, Sarabia y Ben Yedder continúan con nosotros, y se ha reforzado el plantel con jugadores de cierto nivel, como André Silva, Promes, Gnagnon, Roque Mesa, Amadou, Gonalons o Vaclik. Fundamental volver a tener nuestra portería bien guardada. El portero checo da mucha sensación de seguridad y está teniendo actuaciones destacadas.

La nota que le daría a la novata Dirección Deportiva capitaneada por Caparrós sería de notable. De haber cerrado el fichaje de Portu y de un central zurdo, habría sido de sobresaliente.

No entiendo que Portu no haya fichado finalmente por el Sevilla, tratándose de un jugador que era una petición expresa de Machín y que estaba al alcance económico del club. Mucho tiempo mareándose la perdiz para que, al final, Portu siga en el Gerona. Dicen que el club catalán incumplió el acuerdo al que se había alcanzado, pero me extraña que tengamos tan mala suerte dando con clubes tan informales, pues teóricamente ya nos ocurrió lo mismo con el fichaje frustrado de Promes y Caleta-Car.

Por cierto, me parece algo preocupante que  -siempre según la prensa francesa–, el Marsella nos haya arrebatado los fichajes de Caleta-Car y Radonjic, pues el equipo francés, a día de hoy, no debería poder competir con nosotros en poder atraer jugadores interesantes.

Tras este mercado de verano, me queda la misma sensación que en otros: que se ha configurado una buena plantilla pero que no se han atrevido a dar una vuelta de tuerca más para poder aspirar a competir por las primeras posiciones de la Liga.

También creo que se ha pagado la bisoñez de la Dirección Deportiva en el fichaje frustrado de Mariano. Se ha cometido el grave error de confiar en la palabra de Florentino –hasta un niño chico sabe que no se puede confiar en él– y en la del propio jugador, que aseguraba que sólo quería jugar en el Sevilla. Es tan fácil como hacer que el jugador firme un precontrato –como hizo Zubizarreta con Caleta-Car durante el Mundial–, para sacar, al menos, un beneficio económico, o hacer que el Madrid renuncie, por escrito, al derecho de tanteo que tuviera con el jugador, y, a partir de ahí, empezar las negociaciones. De las declaraciones de Aulas, el presidente del Lyon, se deduce que el jugador nos la ha jugado, estando de acuerdo con el Real Madrid, desde el principio. El Madrid no sólo ha engañado al Sevilla, sino al Lyon, al que le dijo que no estaba interesado en el jugador.

Tampoco creo que haya ayudado las contínuas filtraciones de nombres que interesaban. Me encanta cuando se hace público, a través de la web, fichajes que no hayan transcendido, como fue el caso de Amadou. Sin embargo, las negociaciones por los demás fichajes eran poco menos que vox pópuli, como en los casos de Caleta-Car, Mariano y Portu. Parar las filtraciones, no irse de la lengua, debe ser fundamental de cara al futuro, pues, si no, sólo se consigue aumentar el precio de los fichajes o echarlos a perder. En anticiparse a los demás está el secreto del éxito, sobre todo cuando se compite con superpotencias económicas.

En el debe de la Dirección Deportiva está el hecho de que no ha sido posible encajar a Muriel. Pero también es verdad que si el jugador no está por la labor de marcharse, y quiere atenerse a lo firmado en su día, poco hay que hacer.

Esperemos a que el balón empiece a rodar, porque al final lo único que vale son los resultados. Como decía mi tío, el balón es redondo y su bote es, a veces, imprevisible. Lo normal es que quedemos quintos en Liga, por potencial de plantilla y presupuesto, pero el campeonato acaba de empezar. De lo que sí estoy casi seguro es de que tendremos que reforzarnos en el mercado de invierno, donde debería llegar lo solicitado por Machín: un central zurdo y Portu –si es que no hemos perdido ya el tren–, pues en enero ya no descuadraría el balance económico, que parece ser la máxima prioridad en el Sevilla.

 

El partido de los nombres

En el importantísimo partido que esta noche disputará el Sevilla con el Mallorca, donde nos jugamos el meternos en posiciones europeas o el seguir fuera de ellas, sobresalen muchos nombres. A saber:

– Andrés Palop. Hoy ha cumplido, nada más y nada menos que 39 años. Se ha recuperado a tiempo de su lesión en el dedo y, salvo sorpresa, será el guardameta titular.

– Diego Perotti. Parecía que no iba a llegar nunca el día, pero por fin ya vuelve el argentino a la lista de convocados. Si alcanza una buena forma física y va cogiendo el tono que dan los partidos,  puede ser un jugador importante; al menos en la faceta ofensiva, porque defender no es que defienda mucho.

– Federico Fazio. Míchel ha anunciado que será titular, es de suponer que sustituyendo a Alberto Botía. Esperemos que tenga uno de esos partidos buenos donde lo hace todo perfecto, sin ninguna desaplicación, como decía Cantattore. Han habido pocos, pero los ha habido.

– Joaquín Caparrós. Tan sevillista como ninguno, pero entrena al enemigo. Será bien recibido, como siempre.

– Giovani Dos Santos. El mejicano podría haber continuado lesionado una semanita más, pero no. Resulta que puede debutar hoy, ante una afición a la que le habría encantado que fichara por el Sevilla. Pero estará enfrente. Mal asunto. Probablemente no saldrá de inicio, a no ser que Caparrós venga con ideas muy ofensivas y se atreva a alinearlo junto a Hemed.

– Alejandro Alfaro y Pep Martín. Hijos pródigos que vuelven a su casa. Esperemos que se comporten y no agüen la fiesta.

– Tomer Hemed. El internacional israelí, ex Maccabi Haifa, es la principal baza ofensiva del Mallorca. Además, va muy bien por alto, y eso, unido a que jugará Fazio, lo convierte en un verdadero peligro.

Y por último, hay otros dos protagonistas, pero por ausencia:

– José Antonio Reyes. Ya no va ni convocado. El utrerano va de mal en peor. Curiosamente, si hay alguien capaz de hacerle entrar en vereda, ése es precisamente el entrenador visitante: su paisano Joaquín Caparrós. Le hizo debutar y, probablemente, sea quien mejor le conoce.

– Gary Medel. Es increíble lo de Gary, pero se va a llevar un mes sin jugar, por culpa del teatrero de Cesc Fábregas, del mal árbitro Mateu Lahoz  y de los diversos comités, a cual más incompetente, que se suponen deben impartir justicia en nuestra liga.

Partido con muchos protagonistas, de muchos nombres, pero partido que hay que ganar si queremos meter la cabeza en posiciones de Europa League. Porque, por ahora, dado el paso que están marcando algunos equipos, los puestos Champions parecen inaccesibles.

¿Míchel o Caparrós?

Difícil papeleta tiene el Consejo de Administración en cuanto a la elección del que será el máximo responsable técnico del Sevilla 2012-2013, un Sevilla que deberá tener muchas caras nuevas, ya sean procedentes de la cantera o foráneos, pero que deberá renovarse forzosamente, por motivos económicos y deportivos.

La verdad, es que es una elección complicada, y, en mi opinión, ambos tienen cualidades de sobra para triunfar en el Sevilla.

Por un lado, creo Míchel ha hecho un buen trabajo desde que llegó, a pesar de no haber cumplido los objetivos. Hay que tener en cuenta que cogió a un equipo totalmente roto, incapaz de ganar a nadie, y con los puestos de descenso a la vuelta de la esquina. El equipo transmitía mucho, pero todo en negativo. Yo estaba preocupadísimo, tras ver cómo la Real Sociedad nos pasó por encima en su estadio por 2-0, en el estreno de Míchel. La Real, en aquellos momentos, si no estaba en puestos de descenso, le faltaba poco, y, a pesar de eso, nos superó con una facilidad pasmosa. Menos mal que en los siguientes partidos ya se vieron detalles y, sobre todo, resultados más tranquilizadores.

También creo que Míchel se merece la oportunidad de disfrutar de una pretemporada, y ya, de paso, se le daría cierta continuidad al puesto de entrenador, que es algo que no hemos tenido últimamente, con tantas destituciones, y que, probablemente, hemos acabado pagando. Míchel ha tenido que lidiar con una plantilla que tiene muchas carencias y ha sido capaz de darle un estilo de juego.

También valoro de Míchel el rendimiento que le ha sacado a Jesús Navas –es más mortífero desde que él llegó–,  su insistencia en darle un buen trato al balón y, sobre todo, la importancia que le da a la posesión del balón.

Y después está Caparrós, que es el preferido de la afición, y que conoce como nadie la casa. Ya ha triunfado aquí, y en otros equipos en los que ha estado, como el Athletic de Bilbao y el Mallorca.

Tengo la impresión de que con Caparrós se pondría más intensidad en los partidos y, quizás, contaría más con la cantera que Míchel. Si hay alguien que puede sacar el máximo rendimiento de jugadores como Reyes, ése es su paisano, Caparrós. Y lo mismo creo que ocurriría con los Campaña, Luis Alberto…

En definitiva, ambos entrenadores tienen cualidades que me gustan y capacidad para triunfar en el Sevilla. Como digo, el Consejo tiene una difícil elección, pero tiene que tener claro que, elija a quien elija, ni Míchel ni Caparrós tendrán el apoyo unánime de los aficionados.