Archivo de la etiqueta: Bryan Rabello

Stevanovic, un lastre

Nuestra sorprendente incorporación de invierno, hasta ahora, no ha aportado absolutamente nada. Yo confíaba en que había llegado su oportunidad, tras la notable ausencia de Jesús Navas para el próximo partido, pero parece ser que no será así. Por lo visto, Emery está haciendo todo tipo de pruebas, desde poner a jugadores a pierna cambiada –Del Moral o Reyes– hasta apostar por un lateral derecho –Cicinho–.

Muy mal tiene que ver Emery a Stevanovic para no darle minutos. Se supone que el bosnio es un jugador polivalente, pero por el momento, nuestro entrenador no está confiando en él, ni para sustituir a Rakitic, ni para hacer lo propio con Navas. No sé si apreciará falta de calidad o falta de forma física, pero lo cierto es que Stevanovic se ha hecho con una plaza segura en el banquillo. Y eso en el mejor de los casos, porque en alguna ocasión ni siquiera ha sido convocado.

Desconozco si, en el futuro, a corto o medio plazo, Stevanovic se convertirá en un jugador importante de la plantilla, pues aún es joven y debe adaptarse a nuestra competición, pero, por ahora, es sólo un lastre que no ha hecho más que evitar que Bryan Rabello –el sustituto de Navas en pretemporada– siga los pasos de Alberto Moreno. Una pena, porque, en mi opinión, la velocidad y calidad de Bryan Rabello nos vendría estupendamente para sustituir a Rakitic, Navas o incluso para jugar por la izquierda, pese a ser diestro.

La Secretaría Técnica ha apostado por Stevanovic, quien, a pesar de todo, sigue contando para su seleccionador. Esperemos que el bosnio no sea un nuevo error, porque ya tenemos el cupo lleno.

El sustituto de Rakitic

Rakitic será baja segura durante una buena temporada, con lo cual no estará en el importantísimo partido de Anoeta. Ahora bien, ¿hay algún jugador en la plantilla que pueda sustituir con garantías a Rakitic?

Pues creo que la respuesta es sí, pero también no. Porque yo creo que el jugador ideal no está exactamente en nuestra plantilla, sino en la del Sevilla Atlético. Me estoy refiriendo a Bryan Rabello.

En mi opinión, el chileno tiene las condiciones perfectas para jugar en la posición de Rakitic: es muy rápido, con desborde, visión de juego, pase, y además incluso puede ser decisivo a balón parado. ¿Por qué no darle una oportunidad? Ya hemos probado con Reyes y Del Moral en esa posición y no salieron bien las cosas. No se pierde nada por probar con Bryan.

Bryan también tendría otro arma: ilusión, de la que últimamente estamos tan escasos los sevillistas. La ilusión que tiene un chaval del 18 años que quiere triunfar en el fútbol de élite.

Somos muchos los que pensamos –técnicos y aficionados– que Rabello lo tiene todo para triunfar. Sólo hay que dejarlo, sólo hay que darle confianza y continuidad.

Ahora bien, el chileno tiene un problema: su edad. Problema que, en realidad, no es problema, sino virtud. Es joven, y, por tanto, aún le queda muchísimo por aprender, pero ya ha demostrado, en los pocos minutos que ha jugado con la primera plantilla, que tiene calidad de sobra para jugar en Primera División.

¿Se atreverá Míchel a alinearlo en Anoeta? Probablemente ni se le habrá pasado por la cabeza, pues sólo tiene 18 años. Es más, igual ni siquiera va convocado, pues pensará que tenemos soluciones en la primera plantilla para sustituir al Croata.

Eso es lo que quiero yo: soluciones. Y si no hay dinero para fichar, digo yo que, al menos, habrá que tirar de los que vienen pidiendo paso desde abajo.

Sin margen de error

Es lo que tiene el no ganar puntos fuera, que cada partido que jugamos en casa es decisivo si queremos estar cerca de los puestos europeos. Puestos a los que, evidentemente, no llegaremos si no mejoramos nuestro nivel en los partidos como visitante.

Ahora mismo estamos en tierra de nadie. Los puntos que hay en juego esta noche no deben considerarse como vitales, aunque sí son muy importantes para no alejarnos de nuestras aspiraciones. No hay que dramatizar, ya que aún quedan muchísimos puntos por disputar.

El primer obstáculo que tendrá el Sevilla y su afición será el horario, que parece que lo ha puesto nuestro peor enemigo. Un lunes a las 21.30 de la noche, con un frío criminal, que hará que más de uno se lo piense y más de dos prefieran quedarse en casa.

El rival tampoco es que sea muy motivante. El Valladolid es un recién ascendido que, por ahora, lo está haciendo mejor que nosotros, puesto que está por delante en la clasificación.

El equipo pucelano, teóricamente, es un equipo inferior, y ellos mismos son conscientes de esa inferioridad, con lo que muy probablemente saldrán con las líneas muy juntas y a intentar sorprender al contragolpe. En mi opinión, sus jugadores más importantes son sus tres delanteros: Bueno, Guerra y el angoleño Manucho.

El Valladolid podrá disponer de toda su plantilla al completo. Ya quisiéramos nosotros estar en su caso, pues contamos con siete bajas. No obstante, el equipo que decida Míchel no debería tener problemas en superar al Real Valladolid.

Por nuestra parte, lo más significativo es la convocatoria de Bryan Rabello y de Alex Rubio. Pienso que Rabello tendría que haber ido ya convocado en más de una ocasión, pero más vale tarde que nunca.

Debido a las bajas, Reyes podría ocupar el lugar de Rakitic. Rabello probablemente no saldrá de titular, pero Perotti aún no está para aguantar los noventa minutos y seguramente el chileno tendrá su oportunidad en el día de hoy.

Sevilla-Valladolid, tres puntos que nos pueden poner a un paso de Europa. Tres puntos muy importantes y que deben quedar en casa.

Todo baja en el nuevo Sevilla

Chute de realidad la que nos puso en vena Jose María del Nido en el día de ayer.  Reconoció errores, muchos, pero sin dar nombres y apellidos, entre otras cosas porque eso no lleva a nada positivo. Es importante que se reconozcan errores, porque es el primer paso para corregirlos e intentar que no se vuelvan a producir.

Ayer Del Nido dio muchas noticias importantes, pero destacaron tres: la confianza en Míchel para el nuevo proyecto, la reducción del presupuesto y la considerable bajada del precio de los carnets.

A mí me hubiera gustado tanto la opción Caparrós, quien conoce perfectamente la casa, como la opción Míchel. Si el consejo ha optado, por unanimidad, por la continuidad de Míchel, pues bienvenido sea. El exmadridista contará ahora con una pretemporada y una plantilla remodelada. Será diferente, no se sabe si será mejor o peor, pues también dijo ayer Del Nido que se tendrá que traspasar jugadores, y, lamentablemente, los que tienen más papeletas son Negredo y Medel. Espero que, al menos,  a Navas lo dejen tranquilo.

La reducción del presupuesto ha sido bestial. Ha bajado, nada más y nada menos, que un tercio. Ha pasado de 90 a 60 millones de euros. Es el signo más claro de que ahora comienza un nuevo Sevilla.

Dejará de ingresarse una buena cantidad por abonos, puesto que el precio de estos van a sufrir una bajada importante. Bajada que es totalmente lógica, ya que esta temporada no podremos disfrutar de partidos europeos, y la crisis económica se agudiza cada día que pasa.

Como baja el presupuesto, también bajan los objetivos. Ya se olvida la Champions –de puertas para fuera– y se considera un éxito clasificarse para la Europa League. Este nuevo objetivo me parece muy razonable, por dos motivos. En primer lugar, porque conseguir plaza Champions es muy complicado, ya que dos plazas son para Madrid y Barcelona, la tercera, probablemente, será para el Jequemálaga, que nada en la abundancia económica, y para la cuarta nos llevan ventaja el Valencia y el Atlético de Madrid, y estamos igualados con el Athletic de Bilbao. Sin contar con cualquier equipo sorpresa que pueda surgir, como suele ocurrir. Por tanto, la plaza Europa League me parece un objetivo más realista.

Y, en segundo lugar, me parece  razonable bajar el objetivo, porque así se baja la enorme presión que tiene ahora el club. Tenemos una afición muy exigente, que tiene fresca en la memoria los títulos y los éxitos. Parece que tenemos que ganar a nuestros rivales por 4-0 y jugando maravillosamente bien. Y eso sólo lo hacen dos equipos en España, y porque disfrutan de privilegios y juegan con reglas diferentes. Mientras antes olvidemos el pasado glorioso, mejor, porque esa etapa ya pasó.

Lo peor, en mi opinión, de la rueda de prensa de ayer, fue cuando Del Nido confirmó que Jose María Cruz dejará el club. Para mí ha sido una de las piezas claves del Sevilla campeón, aunque su trabajo haya sido en la sombra. Es un profesional muy cualificado y un ejemplo de prudencia, sensatez y buen hacer. Será muy difícil de sustituir.

Del Nido también habló de fichajes. Dijo que había ya cerrado dos, siendo uno de ellos Javi Hervás. No quiso decir el nombre del segundo, pero todo parece indicar que será el jovencísimo jugador chileno Bryan Rabello, que ayer cumplió 18 años.

Comienza un nuevo Sevilla que tiene por objetivo el volver a lograr títulos, lo que probablemente llevará años de buena gestión. Para ello, deberán cambiarse muchas cosas, pero ya es un paso adelante el que se hayan reconocido los errores y que se sea consciente de que hay que empezar casi desde cero.