Archivo de la etiqueta: Arouna Koné

Sevilla-Levante, la enésima final

Ciertamente, tenemos complicado clasificarnos para la Europa League, porque el tiempo se acaba y no podemos fallar más. Así que todo lo que no sea ganar mañana será un paso más hacia tierra de nadie.

Nuestro rival será el equipo revelación de esta temporada. El Levante no está ahí de casualidad. A estas alturas de temporada, todo el mundo suele estar donde merece. El equipo valenciano no tiene una plantilla llamativa, pero, al igual que el Getafe que nos pasó por encima, tiene algunos jugadores de muy buen nivel, como pueden ser, por ejemplo, Koné, Barquero y Valdo. Además, por supuesto de tener una plantilla compensada y un entrenador que sabe lo que hace.

Si alguien piensa que ganar al Levante será fácil, que eche un vistazo en ver el Levante-Barcelona, y seguro que cambia de idea.

Arouna Koné probablemente recibirá la pitada más sonora de la temporada. El marfileño está demostrando esta temporada que Monchi no se equivocó con él, y es el máximo goleador de su equipo. Además, se desmarca muy bien y es una de las piezas clave en el contragolpe del Levante.

El guipuzcoano Barkero, ex de la Real Sociedad, es el cerebro del equipo. Tiene muy buena visión de juego y es peligrosísimo a balón parado. Además tiene un buen disparo, da muchas asistencias de gol  y ve puerta con relativa facilidad. Si somos capaces de controlar a este jugador, tendremos mucho ganado.

Y Valdo, el canterano del Real Madrid, aunque no está mostrando el nivel que ofreció en Osasuna –donde alcanzó su mejor nivel–, sigue siendo un peligro, por su calidad, desborde, velocidad y gol.

Los convocados por parte del Sevilla, son los siguientes: Javi Varas, Julián, Coke, Cala, Fazio, Escudé, Fernando Navarro, Luna, Medel, Campaña, Rakitic, Trochowski, Reyes, Jesús Navas, Babá, Negredo, Manu del Moral y Deivid.

La nota positiva es la vuelta de Reyes, y la negativa la ausencia de Palop, que no ha podido recuperarse de sus molestias musculares. Baja importantísima la del valenciano, porque Javi Varas no está pasando por su mejor momento y no da tanta seguridad en defensa como Palop.

Espero que la prematura vuelta de Reyes no haya sido porque se le haya forzado. Una recaída podría significar su adiós a esta temporada, y sería un grave contratiempo para afrontar los partidos que restan.

Mañana hay tres puntos en juego, no ante un rival directo, sino directísimo. Sería importante, además de ganar, superarles también el goal-average. Pero con ganar me conformo.

Koné, el desagradecido

Sorprende la actitud de Arouna Koné, que no pierde oportunidad para dejar claro que no quiere volver al Sevilla. Hace unos días dijo: «volver a Sevilla no está en mi cabeza. Quiero estar centrado en el Levante y aunque sí que es cierto que hay una opción para que pueda volver no pienso en ella». O más recientemente:  «Preferiría marcar 17 goles para quedarme aquí. No dejaría al Levante en Liga de Campeones para volver a Sevilla a jugar la Europa League”.

Alguien que escuche a Koné, podría pensar que aquí le dábamos latigazos. La verdad es que no sé de que se queja el marfileño. Desde que llegó a Sevilla se le ha tratado de lujo, por parte del club y de la afición. Es lógico, porque Koné, en su momento, fue el fichaje más caro de la historia del Sevilla, que pagó por él, nada más y nada menos que 12 millones de euros, cantidad sólo superada posteriormente por Álvaro Negredo, por el que se pagaron 15 millones.

Koné no lo tuvo fácil cuando llegó, sobre todo porque tenía por delante a Kanouté y Luis Fabiano –palabras mayores– . Aun así, no mostró mucho acierto de cara a gol, ya que jugó 17 partidos y sólo fue capaz de lograr un gol. Hasta que se lesionó. Su calvario –y el del Sevilla– empezó cuando se llevaban disputados apenas unos minutos de un partido amistoso con su selección frente a Guinea. Rotura de ligamentos de la rodilla y el menisco. Casi nada.

Una vez recuperado, y ya de mano de Manolo Jiménez, tampoco consiguió hacerse con un puesto de titular, y tras jugar otros 17 partidos, en los que no marcó ni un solo gol, fue cedido en el mercado de invierno al Hannover 96, donde sí marcó dos goles en ocho partidos de la Bundesliga, hasta que se lesionó de nuevo en la rodilla.

Vuelta a empezar. A pesar de seguir lesionado, el Sevilla le inscribe para la temporada 2010/11, donde su aportación fue casi la misma que la de un recogepelotas.

Como es normal, dado su rendimiento anterior y de que su supercontrato –seguro que de eso no se queja– estaba a punto de finalizar, tanto Marcelino como la Dirección deportiva del Sevilla no cuentan con Koné para el proyecto 2011-2012, y acuerdan su cesión al Levante, guardándose una opción de repesca si lograra marcar 18 goles.

Ahora le van bien las cosas a Koné –lleva anotados cinco goles– y saca pecho, al mismo tiempo que despotrica contra su antiguo club. No me parece justa su actitud hacia una afición que le ha tenido que soportar sus pifias cara a gol y hacia una entidad que ha puesto todos los medios y los mejores médicos para que se recuperara, pudiera disfrutar del fútbol, y demostrara el porqué de su carísimo fichaje.

Por otro lado, no entiendo la cláusula de los 18 goles que hay en el contrato de Koné. Supongo que habrá una razón de que la cantidad de goles sea tan elevada, pero si el club esperaba recuperarlo en caso de revalorización –según dicen, ya tiene pretendientes–,  parece bastante complicado con esa cláusula. Y más aún con la nula predisposición del jugador.

Por último, Koné, decir que aún es pronto para saber si el Levante jugará la Champions o el Sevilla la Europa League, sobre todo porque aún quedan dos tercios de competición y el Levante se encuentra en situación de concurso de acreedores.

El tiempo dirá. Como siempre.

Koné vuelve a sonreir

Por fin, Arouna Koné vuelve a sonreír, pero, desgraciadamente, no lo hace con nuestra camiseta, sino con la de los granotas del Levante. El marfileño está siendo un puntal del sorprendente líder, donde ya lleva marcados tres goles. Ayer pude ver la exhibición del Levante ante el Villarreal, y Koné estuvo velocísimo, siendo un tormento para la defensa amarilla. Asistió el segundo gol de su equipo y marcó el tercero, de fuerte disparo y con muy poco ángulo.

El Koné que vi ayer debió ser el que triunfaba con su selección, con el Roda y, sobre todo, con el PSV Eindhoven. También debe se el que vió Monchi y por el que se pagó 12 millones de euros en su día.

Para triunfar, además de calidad, hay que tener suerte, y Koné no la tuvo. Al poco de llegar al Sevilla, sufre, en un partido amistoso con su selección, la temible triada de O’Donoghue, o simplemente triada. Una lesión que puede acabar con la carrera de un jugador. Tras una larga recuperación, no cuenta con minutos en el Sevilla y se decide una cesión al Hannover 96, donde cuajó buenos partidos, logrando dos goles en ocho partidos… hasta que se volvió a lesionar en la rodilla.

Vuelta a empezar. Recuperado de nuevo, apenas juega minutos en el Sevilla, y se le cede este verano al Levante, donde está teniendo la continuidad que le ha sido imposible mantener en otros equipos, por culpa de las lesiones. Por ahora, lo está haciendo bastante bien, aunque también es cierto que sigue fallando goles cantados. Pero el juego de Koné no sólo se limita a los goles, sino que también crea espacios con sus desmarques, asiste a sus compañeros o es capaz de retener el balón en el centro del campo cuando le presionan. En el Levante ha recuperado su velocidad y, por lo que se ve, confianza.

Habrá que ver si finalmente vuelve al Sevilla. Aunque finaliza su contrato en junio de 2012, el Sevilla se ha reservado el derecho de prorrogarlo un año más, dependiendo de su rendimiento. Koné parece que no está por la labor, ya que, supuestamente, ha declarado lo siguiente: «No quiero volver, prefiero buscar otro equipo. No me dieron la oportunidad de jugar cuando volví de la lesión y, además, mi relación con Marcelino fue mala. No fue capaz de decirme nada, tuvo que ser Monchi el que llamó a mi representante para decirle que me buscara equipo. Estaba entrenando en solitario y nadie me decía nada. No puedo volver allí porque no me han tratado bien. No entiendo que hayan vendido a delanteros y se hayan quedado sólo con Negredo y Kanouté. Todo el mundo sabe que Kanouté no está al cien por cien. Así, esta temporada va a ser complicada para el Sevilla».

¿Volveremos a ver a Koné de sevillista? Habrá que esperar unos meses para saberlo.