Archivo de la etiqueta: ambición

Manchester City – Sevilla FC. Que no se repita el esperpento de Turín

No quiero ni pensar que hoy vuelva a repetirse lo que ya vimos en Turín. Desgraciadamente, aquel día el equipo saltó al campo derrotado, sin ánimo de competir, con una mentalidad que dista muchísimo de la que es necesaria para ganar títulos y logros deportivos. Sólo perdimos 2-0 porque la Juventus nos tenía mucho respeto, porque, si no, nos habría caído una goleada de escándalo.

Espero y confío en que hoy veremos en el Etihad Stadium un espectáculo bastante distinto. Pero, para ello, es necesario creer que se puede ganar. Es evidente que el City tiene una grandísima plantilla. No puede ser de otra forma, ya que todos los años se gastan una barbaridad de millones de euros en fichajes de relumbrón. Para este curso, “sólo” han invertido 200 millones, habiendo incorporado al internacional belga Kevin de Bruyne, del Wolfsburgo, por 75 millones, a Raheem Sterling (68 millones) y al argentino Nicolás Otamendi (45 millones), entre otros. Es decir, han fichado mucho y bien, lo que les ha servido para ser los actuales líderes de la Premier League.

Obviamente, es dificilísimo ganar o empatar ante un equipo así, pero, si se cree, es posible. Para ello, lógicamente, hay que hacer un partido prácticamente perfecto y tener algo de fortuna.

El Etihad Stadium es un escenario para disfrutar, para lucirse, y no para salir con miedo. Personalmente, prefiero perder 4-0 porque se haya ido a por el partido pero hayamos perdido porque el City es un magnífico equipo, antes que perder 2-0 porque hayamos salido con más miedo que once viejas y ni siquiera lo hayamos intentado.

A Emery y a los jugadores sólo les pido un poquito de dignidad, de ambición y de espíritu de campeón. Con eso me conformo.

La ambición de José Castro

No pude ver, en su totalidad,  la entrevista a José Castro en la televisión del club, pero, de lo que vi, me llamó la atención la ambición que mostró nuestro Presidente, en todo momento. Cada vez estoy más convencido de que es la persona indicada para llevar las riendas del club, pues a su sevillismo, se une su experiencia en el mundo del fútbol, capacidad de mando, ambición y humildad. Como es lógico, cometerá sus errores, pero estoy seguro de que serán mínimos.

Una de las cosas que más me gustaron de sus palabras fue cuando dijo que se haría un esfuerzo para conformar un equipo “potente y competitivo”, aunque inmediatamente añadió que “sin hacer locuras”, puesto que la prioridad será siempre mantener la solvencia del club. Y lo dijo como si el Sevilla no fuera ya un equipo potente y competitivo, como si no fuera un equipo que hubiera logrado recientemente ser campeón de la Europa League.  Aunque también es verdad que no se sabe cómo quedará la plantilla tras las tentaciones, en forma de ofertas irrechazables, que recibirá el Sevilla de equipos más potentes, da cierta tranquilidad que la idea sea la de reforzar el equipo para aspirar a todo. Y yo entiendo por “todo”, aspirar a Champions y lograr otro título.

Uno de esos jugadores que podrían no continuar en el proyecto es el capitán, Rakitic. Yo este tema lo veo claro: Rakitic no quiere seguir, porque, si no fuera así, ya habría firmado. Y la verdad es que, por mí, puede largarse. No me parece serio que aún no haya firmado, después de varios meses de haberse alcanzado un acuerdo. En mi opinión, Rakitic se está riendo del club. Es más, lleva mucho tiempo riéndose del club. Y eso es intolerable. Del Sevilla se han ido muchos jugadores más determinantes que Rakitic (Súker, Kanouté, Luis Fabiano, Navas…) y no ha pasado nada. Así que no se acabará el mundo si Rakitic se va. La cuestión, como siempre, es venderlo por el máximo dinero posible, preferentemente a un club extranjero, e invertir bien ese dinero en su sustituto.

Sólo hubo una cosa de las que dijo Castro que no me gustó, y fue la confirmación de que no se remodelará el estadio. Dijo que no es el momento, y que tampoco era necesario por cuestiones de aforo. Yo estoy de acuerdo en esto, pero, sin embargo, sí considero necesario que esté cubierta toda la grada, y no solo Preferencia. No sé cuánto sería el coste, aunque supongo que no sería desorbitado. Cubrir toda la grada sería una mejora estética y, sobre todo, un gran detalle con la mayor parte de los asistentes al estadio, que tienen que aguntar el tipo los días de fuerte calor, frío o lluvia. Es algo que agradecerían, sobre todo las personas de avanzada edad. Algunos de nuestros socios y aficionados más mayores dejan de ir al estadio porque lo ven más cómodo por televisión, sin tener que soportar las inclemencias del tiempo ni incómodos desplazamientos. Incluso yo, que soy un adicto al Sevilla, he pensado quedarme en casa un día de lluvia torrencial. Y muchos no lo piensan, sino que además lo hacen. Por tanto, creo que sería un gran acierto acometer esa inversión. Porque si no es ahora el momento, señor Castro, ¿cuándo lo será?