Archivo de la etiqueta: afición sevillista

Vuelve el pesimismo

Siempre que tropezamos en lo más llano, o simplemente tropezamos, –la temporada pasada lo hicimos muchísimo–, vuelve el pesimismo a la afición sevillista, que previamente se había ilusionado hasta límites insospechados. Digo yo, que tampoco hay que ser tan exagerados. Es cierto que cogemos rachas que, juguemos bien o juguemos mal, acabamos ganando o puntuando, y otras veces ocurre precisamente lo contrario, perdemos y nos vamos de vacío, aunque la impresión y el estilo de juego haya sido el mismo o parecido al que acompañaban las victorias. Cuando puntuamos en el Campo Nuevo todo el mundo se las prometía muy felices. Yo el primero. Pero también era consciente de que tanto el Sporting, como el Santander y el Granada nos podían ganar perfectamente. Parece que la gran mayoría de los sevillistas creen que a esos equipos tenemos que ganarles por cuatro a cero, como mínimo. Y no es así, ni mucho menos. Si nosotros nos gastáramos 50 millones de euros todas las temporadas, sí deberíamos ganar claramente a esta clase de equipos, pero que hasta que eso no ocurra, no será así.

No jugamos bien ante los tres colistas que nos han visitado consecutivamente, eso está claro, pero pudimos ganar los tres partidos. Al igual que pudimos perderlos. No pasó ninguna de las dos cosas, pero en la mayoría de los partidos, el puntuar o no, depende de muy pocos detalles, y muchas veces se decide un encuentro por un golpe de fortuna. A veces nos ha sonreído, como en el Campo Nuevo –pudimos caer goleados—y otras veces no, como contra el Granada. Y es que en el fútbol el factor suerte suele ser determinante, al menos entre los mortales. Barcelona y Madrid tienen demasiado dinero como para preocuparse de la suerte. Es tal la diferencia de nivel con el resto de equipos que la suerte les afecta mínimamente.

Como digo, el pesimismo se ha apoderado del aficionado sevillista, y se irá como se ha ido siempre: con los buenos resultados. El problema es que este pesimismo ha llegado tras una sola derrota. ¿Qué pasará si perdemos tres o cuatro partidos? ¿Estamos preparados para eso? Porque es algo que puede ocurrir en Primera División. Está claro que la plantilla no tiene el mismo nivel que la de temporadas anteriores, pero, si recuperamos a los delanteros –tener pegada es básico para triunfar— y nos respetan las lesiones, podemos aspirar a la Champions perfectamente. Porque está claro que podemos perder contra cualquier equipo, pero también podemos ganar a cualquiera. Por muy bueno que sea.