Se fue Koundé, y no al Chelsea precisamente

Se acabó el culebrón, y desde mi punto de vista, no fue con final feliz, puesto que ni fue el Chelsea, ni ha sido traspasado por una cantidad ajustada al valor del jugador. Porque Koundé, en mi opinión, es uno de los mejores centrales del mundo. Lo tiene todo: es joven, rápido, muy técnico, con desborde, inteligente, buen marcador, va bien por alto, y también es muy peligroso cuando se incorpora al ataque. En definitiva, es el mejor central que he visto en los, aproximadamente, 45 años que llevo viendo fútbol. En consecuencia, no me parece un gran traspaso que salga por 50 millones fijos más diez en variables. Si esas cantidades son ciertas, según dicen, cinco millones de variables serían muy fáciles de conseguir y otros cinco algo más complicado, pues implicaría que su nuevo equipo lograra ser campeón de Liga o Champions. Además, no se debe olvidar que el Girondins, su antiguo club, se llevaría un 20% de la plusvalía. Por centrales de menos calidad se ha pagado bastante más dinero, aunque también es cierto que no había muchos posibles compradores y que la mayoría de los clubes están bastante “tiesos”. Lo que no logro entender es por qué motivo no se han puesto en cola los clubes más pudientes de Europa para fichar a Koundé, un polivalente internacional absoluto francés, joven y con mucho futuro por delante. Confieso que es algo que se me escapa.

Como no sé lo que se cuece en el club, entiendo que esta venta es más que obligada, puesto que Koundé quería salir y, de no haber sido traspasado ahora, el Sevilla se vería obligado a venderlo por un precio más bajo al entrar en su último año de contrato.

No me ha gustado un pelo que su destino haya sido el Barcelona, uno de los clubes mafiosos del fútbol español, pero, como se suele decir, los jugadores van a donde quieren. Y Koundé quería ir al Barcelona, club que ha actuado ilegalmente, mareando a Koundé, cuando aún no le estaba permitido. El mismo Koundé ha admitido que habló varias veces con Xavi.

Cuando vuelva Koundé al Ramón Sánchez Pizjuán, encontrará indiferencia por mi parte. No me ha gustado que forzara su salida la temporada pasada, negándose –según dicen, aunque no sé si será cierto—a viajar con el equipo en una ocasión. Y tampoco me ha gustado que haya estado mareando la perdiz tanto tiempo, cuando tenía más que decidido ir al Barcelona.

En fin, Koundé es pasado en el Sevilla FC. Glorioso pasado, pero pasado al fin y al cabo. Ahora toca pensar en el futuro, le toca el turno a Monchi. Porque es evidente que con las ventas de Diego Carlos y Koundé la defensa necesita reforzarse, y bien. Porque, a día de hoy, Marcao es una incógnita, al menos hasta que no le veamos jugar tres partidos seguidos. Si es que algún día le vemos jugar, que ya hasta lo dudo. Lo ideal es que se ficharan a dos centrales más, para tener a cuatro, o que se tire de la cantera, pero mucho me temo que sólo vendrá uno.

A esperar y a confiar en el de siempre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s