Sevilla FC 4 – Granada 2. Van a acabar conmigo

Muy contento por la victoria de hoy, por dos motivos: por saber que mi corazón está en perfecto estado de forma y porque los tres puntos de hoy se antojaban vitales para lograr el primer objetivo de la temporada, que no es otro que conseguir puesto Champions por tercera vez consecutiva. Ese puesto que corre peligro después de tanto empate, ya que, como es lógico, los equipos que vienen detrás aprietan fuerte.

El partido no empezó bien, con el Granada bien situado, presionando, y el Sevilla viéndose incapaz para hincarle el diente.

Me sorprendió el Granada, al que esperaba bastante más defensivo. Pero contragolpeaba con mucho peligro, saliendo con rapidez. En el minuto 22 llegó el mazazo: tiro fuerte y ajustado de Machís, desde la frontal del área, y sin que le molestaran mucho los centrales. Poco pudo hacer Bono.

Tocaba hacer lo más difícil, que era darle la vuelta al marcador ante un equipo que defendía con orden y que bien pudo conseguir el 0-2, de no haber sido por Diego Carlos, que despejó un fortísimo disparo que iba entre los tres palos. Poco después, el central brasileño fue el protagonista del empate, al cabecear al segundo palo un magnífico centro de don Jesús Navas.

La segunda parte parecía pertenecer al Sevilla, sobre todo cuando Ocampos conseguió el segundo, a pase de Corona, pero nada más lejos de la realidad. Contra todo pronóstico, el Sevilla gestionó muy mal la ansiada ventaja en el marcador, con muchas pérdidas de balón e imprecisiones. Sin embargo, Rafa Mir consiguió el tercero. O eso creíamos, porque fue anulado, cómo no, por el VAR. Y la verdad es que no me lo explico. Se han hartado de decir que el VAR sólo entra en errores manifiestos y no de apreciación. Salvo, claro está, cuando está el Sevilla implicado. A mí no me pareció ni falta.

También dicen que cuando toca un jugador rival, ya se considera otra jugada. Salvo cuando es el Sevilla. Entonces se «rebobina» lo que haga falta con tal de encontrar una supuesta infracción, aunque no sea manifiesta, aunque haya el más mínimo indicio de que haya podido rozar una mano… Al final, el Sevilla perjudicado. Lo que contrasta enormemente cuando el VAR tiene que revisar jugadas del Atlético, Madrid o Barcelona. En fin, lo que ya sabemos todos. Como bien gritaba la grada: «estamos hasta los huevos del Barça y del Madrid».

Duro golpe este gol anulado, porque quedaba poco tiempo y obligaba al Sevilla a seguir esforzándose a tope y a la grada a sufrir. Y vaya si sufrimos. Porque el Granada se lanzó a tumba abierta a por el empate, y avisó muy seriamente en dos ocasiones. En poco tiempo el poste y Bono, con una muy buena intervención, logró enviar a córner un balón que se colaba ajustado al palo. Pero en este córner, muy mal defendido por el Sevilla, Victor Díaz logró empatar el partido, a falta de sólo tres minutos para el final.

Este gol me dejó dos sensaciones: que Bono pudo hacer más, porque le remataron en el área pequeña, y que, de haber estado Diego Carlos, que había sido sustituido minutos antes, no habrían marcado.

Parecía todo perdido, pero el soplapitos de turno añadió nueve minutos de tiempo de prolongación. Y en nueve minutos pueden pasar muchas cosas. En este caso ocurrieron dos. Dos goles. Uno de Rafa Mir, a pase de Rakitic, y otro de Papu Gómez, a pase de Oliver Torres. El argentino, esta vez sí, logró sentenciar el partido. Hay quién se fue con el marcador 2-2 y no vio lo mejor del partido. Eso no lo entenderé jamás, que haya gente que pague una entrada o un abono y se vaya antes del pitido final, cuando es un período donde se marcan muchos goles y, si el marcador es ajustado, muy emocionante.

Si el Sevilla no supo manejar el ritmo del partido cuando se puso 2-1, sí lo hizo perfectamente con el 3-2, moviendo el balón y buscando posesión junto al banderín de córner

Rafa Mir no es un virtuoso técnico, pero tiene buen golpeo y velocidad. En mi opinión, ahora mismo debe ser el delantero titular, por delante de En-Nesyri. Por lo que sea, el marroquí no está bien y está peleado con el gol.

El próximo partido será contra el Madrid. Un rival temible, pero no es nada comparado con el árbitro y el VAR. Impresionante el show que montaron ante el Celta. Aquí habrá que esperar tres cuartos de lo mismo, a no ser que el Madrid te gane por derecho. De vez en cuando, muy de vez en cuando, también lo hacen.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s