Archivo diario: 17/10/2021

Celta de Vigo 0 – Sevilla FC 1. Se ganó con muy poco

Normalmente, me quejo de que los rivales tienen que hacer muy poquito para ganarnos. Sirva de ejemplo el último partido donde mordimos el polvo: Granada. Pues lo mismo ha hecho hoy el Sevilla: ganar con el mínimo esfuerzo. Ha bastado un rebote, en la segunda parte, para que se la encontrara Rafa Mir y batiera al guardameta celtiña con mucha tranquilidad.

A mi modo de ver, el Sevilla hizo más méritos en Granada que en Vigo, pero el fútbol tiene estas cosas. Si tienes a la Diosa Fortuna de aliada, será más fácil ganar. No sólo nos acompañó la suerte en la jugada del gol, sino también en la jugada donde Santi Mina, con toda la portería para él y con Bono saliendo a la desesperada, le da por estrellar el balón en el poste. Obviamente, habría cambiado el partido completamente en esa jugada, y muy probablemente no estaríamos ahora felicitándonos por la victoria. Porque a este equipo le cuesta un mundo hacer un gol, así que hacer dos parece misión prácticamente imposible.

La victoria es importantísima por varios motivos: porque se ha logrado con bajas muy importantes, como son las de Koundé y Diego Carlos, porque permite que sigamos en los puestos de privilegio de la clasificación, y también porque permite encarar de manera muy diferente el vital partido del miércoles, contra el Lille, en Champions.

Esto de encarar un partido tan importante como el de hoy con sólo un central específico en el once inicial se veía venir.Si sólo tienes tres centrales en plantilla, basta con que llegen las lesiones y las sanciones para que se quede temblando la defensa. Afortunadamente, tenemos a Fernando. Y también, para ser honestos, y aunque no sea santo de mi devoción, hay que reconocer que Gudelj también ha hecho un buen partido. Urge fichar a un central en invierno, para evitar vernos en una tesitura como la de hoy, pero teniendo enfrente a un rival potente o un partido donde nos juguemos muchísimo.

El partido, en líneas generales, ha sido bastante malo. La primera parte fue aburridísima, sin apenas ocasiones de gol por ningún equipo. La segunda, al menos, marcamos y, lo que es más importante, supimos controlar el partido, excepto en los últimos minutos de descuento, donde no supimos mantener la posesión e incluso concedimos un disparo muy evitable, en el último minuto, a Cervi.

El Sevilla no está jugando nada bien, eso salta a la vista, pero mirándolo desde el lado positivo, estamos bien clasificados y a los rivales les cuesta una barbaridad ganarnos. Particularmente, me desespera ver jugar al equipo andando, con tanto juego horizontal, sin buscar profundizar; con multitud de pases fáciles para tener posesión, pero sin mentalidad ofensiva. Pienso que hay jugadores para hacer un fútbol más agradable para la vista.

El arbitraje de De Burnos Bengoetxea no me gustó. Me pareció demasiado permisivo con los jugadores del Celta, que podían agarrar, cortar contragolpes o hacer fuertes entradas sin ver tarjeta amarilla.

A ver qué hacemos el miércoles. Partido donde sólo vale ganar.