Archivo diario: 03/10/2021

Granada 1 – Sevilla FC 0. Echo mucho de menos a En-Nesyri

Primera derrota del Sevilla FC en la temporada que nos deja muy mal sabor de boca de cara al parón. Sé que el equipo va a recibir muchas críticas por parte de la afición y prensa deportiva, pero, en mi opinión, el Sevilla ha merecido, al menos, el empate.

Es cierto que en la primera parte el Sevilla ha estado muy por debajo del nivel que se le espera, pero aún así ha tenido tres o cuatro ocasiones para darle la vuelta al marcador, desaprovechándolas todas. Y en la segunda parte, el Sevilla, aunque fue muy superior, no le sirvió de nada, pues la efectividad de cara a gol siguió siendo nula. Por eso echo mucho de menos a En-Nesyri, porque se nota una barbaridad su ausencia: por sus desmarques, su juego aéreo, su presión, y sus goles. Porque, desgraciadamente, en este juego, por muy superior que seas al rival, si no la cuelas no te llevas ningún punto.

La derrota me parece bastante injusta, porque el Granada, como casi todos los rivales que nos arrebatan puntos, ha tenido que hacer muy poquito para llevarse el premio gordo. Simplemente, ha tenido que aprovechar un doble error en defensa, primero en un mal despeje –creo que de Diego Carlos– y, a continuación, en un mal paso de Bono, que le impidió blocar el buen disparo de Rochina. Y ya está. El Granada apenas tuvo más ocasiones. Su mérito fue presionar sin descanso y defender bien. Algo que ojalá hubiera hecho el Sevilla. Porque ahí sí que nos ganó el Granada por goleada, en despliegue físico.

Mal momento para tener la pólvora mojada, porque el Granada era un rival propicio. Aún no había ganado ningún partido, mostrando un pobre juego y con el entrenador más que cuestionado. Hoy no es que haya mejorado, pero ha tenido efectividad, que es la solución a todos los males.

No se puede obviar que el Sevilla necesita mejorar mucho su juego, si queremos estar al final de temporada entre los cuatro primeros. No podemos tirar a la basura 30 o 45 minutos en todos los partidos. Normalmente, eso ocurre en el primer tiempo. No sé si es falta de actitud o de concentración, pero urge encontrar una solución.

También hay que controlar las estupideces. Si la semana pasada fue Delaney, ahora la ha hecho Diego Carlos, buscándose una segunda amarilla absurda que le impedirá ser de la partida tras el parón.

A pesar del descalabro de esta noche, el Sevilla sigue estando en puestos Champions, cuarto, con un partido menos. En positivo, Madrid y Barcelona han pisado el polvo. En teoría, ambos no deberían ser nunca rivales nuestros, pero cualquiera sabe. También se puede considerar positivo que Real Sociedad y Valencia no hayan podido pasar del empate. Y lo negativo es la victoria del Villarreal, ya que es el equipo que más me preocupa para la lucha por los puestos Champions. Aunque sea el que esté más abajo, décimoprimero, con once puntos, no me fio de ellos ni un pelo. Tienen una gran plantilla.

El próximo partido también será fuera del Ramón Sánchez Pizjuán, ante el Celta, un rival que tampoco se nos da precisamente bien, al menos fuera de casa.