Real Sociedad 1 – Sevilla FC 2. Ya gana hasta permitiéndose el lujo de perdonar

Buen partido el realizado hoy por el Sevilla en San Sebastián. Y eso que empezó de la peor manera posible, que es encajando un gol en la primera ocasión del rival. El autor del gol, cómo no, fue Carlos Fernández. O más bien golazo, porque controló un balón que no era fácil, ya que había tocado en un defensa, y armó el disparo con rapidez, antes de que se le echara encima Koundé. Su disparo, fuerte y colocado, no pudo atajarlo Bono, aunque llegó a tocar el balón.

Tocaba remontar, y vaya si lo hizo. Atosigó a la Real Sociedad hasta que llegaron los goles, con apenas dos minutos de diferencia, obras de Fernando y de En-Nesyri. Ambos con algo de fortuna, pero es que en fútbol es fundamental que la suerte te acompañe. En el primero, Fernando se aprovecha de un mal control del defensa. Y en el segundo, un disparo de Ocampos da en un defensa y después en el poste, quedando el balón para que En-Nesyri rematara a placer.

El marroquí ha marcado ya 16 goles, siendo el máximo goleador del equipo, con diferencia. Y eso que ni siquiera es titular. Algo que, para mí, es incomprensible, sobre todo cuando Lopetegui ha llegado a dejarlo en el banquillo incluso estando enrachado, en detrimento de un lentísimo y, generalmente, poco acertado De Jong. Como se suele decir, “el que la lleva la entiende”, pero me da la sensación que la próxima temporada podría renovarse la vanguardia, y espero que no sea por traspaso de un En-Nesyri que es codiciado en la Premier League.

El Sevilla dispuso de varias ocasiones muy claras para marcar el 1-3. Dos de ellas fueron, precisamente, de En-Nesyri. Primero cabeceó al poste y más tarde, en una jugada donde se fue perfectamente de su marcador, se plantó solo ante Remiro, y cuando lo más fácil parecía marcar, tiró fuera, e incluso bastante desviado. Pienso que se precipitó. Es más, podía haberse acercado incluso más al portero.

Cuando se fallas ocasiones como esta, uno no puede evitar acordarse de “el que perdona, pierde”. Esta frase suele cumplirse en fútbol, sobre todo cuando enfrente hay un buen conjunto, como es la Real Sociedad. Pero no, no hubo que lamentar estos errores graves. A pesar de que la Real Sociedad mejoró mucho con el cambio de sistema en la segunda parte, el Sevilla no pasó apuros, no teniendo Bono que emplearse a fondo en ninguna ocasión. Y es que este equipo es tan bueno que ya gana hasta permitiéndose el lujo de perdonar a su rival. Pudo golear, pero ganó por la mínima.

Agradezco a Imanol Alguacil que no contara con Januzaj y Portu para su once inicial. En mi opinión, son dos de los mejores jugadores de la Real Sociedad. Ambos son rápidos, tienen desborde y gol. Únicamente jugaron en la recta final del partido.

Con esta importante victoria, la clasificación para la Champions ya está prácticamente atada, si es que no lo estaba ya. Se han hecho los deberes, pudiendo conseguirse la clasificación matemática con muchas jornadas de antelación.

El próximo rival es el Levante, también fuera de casa, en jornada intersemanal. Miércoles, a las 19 horas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s