Archivo diario: 05/04/2021

Sevilla FC 1 – At. de Madrid 0 . Partidazo y tres puntos que acercan el objetivo de la Champions

Partidazo, ésa es la palabra que mejor define la actuación del Sevilla sobre el césped del Ramón Sánchez Pizjuán en la noche de hoy. No hay otra manera de vencer al Atlético de Madrid, un equipo que está plagado de muy buenos y muy caros jugadores y que, hasta hoy, sólo había perdido dos partidos y encajados 18 goles en lo que llevamos de Liga.

La primera mitad fue casi perfecta. El Sevilla dominó, prácticamente, por completo al Atllético y debió de irse con ventaja al descanso. Lamentablemente, se fallaron todas las ocasiones de gol de este primer tiempo, sobre todo el penalti. Parece que Ocampos ha perdido confianza a la hora de lanzarlos, porque es el segundo consecutivo que falla, tras el de la Copa del Rey. También es cierto que los falló ante, posiblemente, dos de los mejores porteros del mundo, como son Ter Stegen y Oblak.

El Atlético sólo dispuso de una ocasión clara de gol, que paró Bono. Los madrileños se vieron superados en el centro del campo por el buen hacer de Jordán y Fernando, que hicieron un partido completísimo. Hasta el punto de que Simeone hizo algo que no es habitual: hacer su primer cambio a la media hora de partido. Esto es algo que no suelen hacer los entrenadores, como, por ejemplo, Lopetegui. Sin embargo, yo lo veo lo más normal del mundo. Si ves que el equipo no funciona, que es superado, lo lógico es intentar hacer cambios antes de que sea demasiado tarde, es decir, antes de que el rival se adelante en el marcador. Y le salió más o menos bien, porque a partir de aquí ya el Sevilla no dominó con tanta claridad el partido.

La segunda parte fue mucho más igualada, aunque el Sevilla disfrutó de las mejores ocasiones. En una de ellas llegó el gol de la victoria, y único gol del partido. Pase del incansable Navas y remate de cabeza de Acuña, cruzado, cogiendo a contrapié a Oblak, logrando su primer gol de la temporada. El gol fue muy protestado por los atléticos, ya que en el inicio de la jugada hay una mano involuntaria de Ocampos. Personalmente, me parecería un escándalo que se hubiera anulado el gol por una mano fortuita al inicio de la jugada. Además de que con el reglamento actual, sólo se puede anular el gol si la mano es inmediata al gol, aunque sea involuntaria, pero nunca si es al inicio de la jugada.

Hubo otras jugadas polémicas, como la posible expulsión de Felipe al inicio del partido –por durísima entrada a Ocampos sin intención de jugar el balón– o un posible penalti a Ocampos, que se saldaron de manera favorable a los intereses del Atlético.

Una vez por delante en el marcador, el Sevilla se replegó algo más, aunque se defendió bien. Por supuesto, estaba cantada la entrada de Gudelj, como hace siempre Lopetegui cuando se va ganando y queda poco tiempo. No me gusta ni un pelo que haga eso, sobre todo si al que retira es Jordán. En cualquier caso, el Atllético sólo dispuso de una ocasión clara de gol. O más bien clarísima. En el tiempo de descuento, Suárez pasó el balón por encima de Diego Carlos y Correa remató a placer, aunque centrado, lo que permitió a Bono hacer un paradón que salvó dos puntos.

El esfuerzo físico que hizo el Sevilla fue descomunal, y muchos jugadores rindieron a un extraordinario nivel, como la pareja de centrales, Bono y Fernando –el rombo defensivo base de los triunfos y porterías a cero–, Jordán… En realidad, todo el equipo estuvo muy bien.

El objetivo de la Champions pinta muy bien. No sólo porque la distancia con los perseguidores es importante, sino porque ahora el Sevilla sólo está disputando una competición y podra disponer de su equiipo de gala en muchas ocasiones. Y este equipo de gala es realmente bueno. Lo único que no me gustó hoy fue que saliera de inicio De Jong. Yo pondría a En-Nesyri siempre, aunque estuviera cojo. Por algo es el máximo goleador del equipo. Y, en mi opinión, el máximo goleador debe jugar siempre, a no ser que esté lesionado.

El próximo partido será el día 12 de abril, lunes, en abierto, retransmitido por Gol TV, ante el Celta de Vigo, en Balaídos. Partido complicado, porque el Celta tiene muy buena delantera, con jugadores como Santi Mina y, sobre todo, Iago Aspas, uno de los mejores delanteros de la Liga. Además, el Celta ha mejorado mucho desde que se hizo cargo Coudet, estando clasificado cómodamente en octava posición, lejos de Europa y de los puestos de descenso.

Sólo quedan nueve partidos de Liga. Recta final, último esfuerzo.