Archivo diario: 23/02/2021

Osasuna 0 – Sevilla FC 2. Otro partidazo que acerca más aún el objetivo de la Champions

Muy buen partido del Sevilla en un campo siempre difícil, como es El Sadar. Exceptuando los primeros minutos, de total acoso local, y donde el poste evitó el 1-0, el partido que hizo el Sevilla fue muy completo: con intensidad, concentración y con una aceptable efectividad, que tuvo como consecuencia que los tres puntos fueran para Sevilla.

Osasuna sólo inquietó a balón parado, en alguna que otra falta señalada por el muy quisquilloso Arberola Rojas. Alguna de esas faltas, que no las pitan ni en baloncesto, pudo costarnos algún disgusto. Una de ellas, inexistente, evitó un contragolpe del Sevilla que, seguramente, por la superioridad numérica en ataque, habría acabado en gol. Me pareció increíble que la primera tarjeta del partido fuera para el Sevilla, cuando el repeinado Alberola Rojas había dejado impunes varias entradas duras de Osasuna, o faltas que cortaban contragolpes peligrosos del Sevilla. En fin, nada que deba de extrañarnos ya a los sevillistas, pues estamos más que acostumbrados a arbitrajes de este estilo.

Curiosamente, el Sevilla se adelantó a balón parado, que es el fuerte de Osasuna, con Diego Carlos imponiéndose a los centrales rojillos y rematando a placer.

El Sevilla supo controlar el partido, con los locales siendo incapaces de tener ocasiones claras de gol. Hasta que en el inicio de la segunda parte, De Jong, con un buen remate ajustado al palo, conseguía el 0-2, que daba mucha tranquilidad.

Parecía que habría que sufrir, porque Osasuna tenía minutos de dominio, aunque escasos, pero nada más lejos de la realidad, pues el Sevilla siguió controlando con oficio el partido, quedando Bono, prácticamente, como un espectador más. El trabajo en defensa fue sensacional, como es habitual. El resultado, otra portería a cero más.

Ojalá Suso no se haya lesionado. Parecía que se retiraba con molestias en los isquiotibiales. El gaditano es un jugador muy importante para el equipo, al nivel que está mostrando en los últimos partidos.

La victoria es importantísima para lograr el objetivo de la Champions, puesto que adelantamos al Barcelona, nuestro próximo rival, y, lo que es más importante, aventajamos en siete puntos al quinto, que es la Real Sociedad –con un partido disputado más, es decir, que pueden ser diez– y en once puntos al Villarreal. En mi opinión, los amarillos son nuestro más duro rival para la Champions, ya que creo que tienen mejor equipo y entrenador que la Real Sociedad.

Quedan quince partidos de Liga. Prácticamente, se puede decir que la clasificación para la Champions se pone muy de cara. No sólo por la importante ventaja que se le empieza a sacar a los perseguidores, sino también por las sensaciones que transmite el equipo.

Pasar la eliminatoria de Champions es muy complicado, aunque la esperanza es lo último que se pierde. Pero también queda un ilusionante partido de semifinal de la Copa del Rey, que, aunque se prevé muy difícil por la calidad y posibles favores que pudiera tener el poderoso rival –hay preocupantes antecedentes–, es la opción más sencilla para alzar un título a final de temporada.

Aún queda mucho, pero esta temporada, por ahora, pinta bien.