Sevilla FC 3 – Getafe 0. Goleada, a pesar de los sinvergüenzas de González González y Martínez Munuera

González González y Martínez Munuera han dado sobradas muestras, a lo largo de su carrera profesional, de que odian al Sevilla FC. No sé el motivo, pero viendo los arbitrajes que nos hacen, me parece que es evidente. No le encuentro otra explicación. El arbitraje de hoy ya ha sido el colmo. El gol que marca Ocampos es completamente legal, no le da en ningún momento en la mano, ni siquiera la roza. Pues nada, González González y Martínez Munuera probablemente son las dos únicas personas del mundo capaces de ver unas manos inexistentes, aunque dispongan de repetición de la jugada a cámara lenta.

Pero Martínez Munuera, en la segunda parte, seguía teniendo claro que había que seguir machacando al Sevilla, y ni siquiera pitó falta… Repito, ni siquiera pitó falta en la criminal entrada de Djené a Lucas Ocampos, al que, probablemente, se le habrá acabado la temporada. Esperemos que ocurra un milagro y no haya sido tan grave como parece, pero pinta muy mal. Al dar impresión de ser una lesión grave, por las muestras de dolor del jugador, el árbitro fue llamado desde el VAR y sacó la tarjeta roja a Djené, que era más que merecida.

Empezaba otro partido, un partido de total dominio sevillista. Pero el verdadero mérito de este equipazo que tiene el Sevilla es no haber perdido la compostura y los nervios ante un arbitraje tan canalla. El Getafe apenas inquietó, salvo en un par de ocasiones en la primera mitad, las dos de Maksimovic. Muy claras pero que, por suerte, no fueron entre los tres palos.

Los goles fueron obra de Munir, al volear un extraordinario pase de Jordán; y ya en los minutos finales, un cañonazo de Papu Gómez, cerrando la cuenta En-Nesyri, regateando al portero y marcando a puerta vacía. El marroquí debió haber marcado otro gol, de no haber sido por el Mudo Vázquez, que estaba en fuera de juego e hizo ademán de rematar el balón. La verdad, no sé qué pinta ya Vázquez en el Sevilla. También el larguero rechazó un gran disparo de En-Nesyri, desde la frontal del área.

De lo poco que lo he visto, el Papu Gómez me parece un fichaje impresionante. Piensa rapidísimo, muy técnico, maneja las dos piernas… En el gol, ni siquiera se lo piensa. Tiene la opción y lo ve claro: zapatazo y para dentro.

Superado un partido complicadísimo, ante un rival de lo más antideportivo y con árbitros poco profesionales.

Me maravillo con Nyom. No me explico cómo un jugador tan guarro y tan teatrero acaba todos los partidos. En la primera parte, golpeó a Koundé en el cuello, cuando estaba a punto de adentrarse en el área y Martínez Munuera no pitó ni falta, cuando la tarjeta amarilla era clarísima. Y el camerunés no es que sea mal jugador, pero no me gustaría tener a alguien así en mi equipo.

Ahora toca pensar en la Copa, donde nos espera el Barcelona. Un durísimo rival, pero en esta ocasión por su nivel técnico, y no por su dureza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s