Archivo diario: 10/01/2021

Sevilla FC 3 – Real Sociedad 2. Se va poniendo un panorama bonito por la cuarta plaza

Partido complicadísimo el que tenía este mediodía el Sevilla FC, pues se enfrentaba a un rival directo por los puestos Champions, un rival plagado de muy buenos jugadores, algunos de ellos, afortunadamente, eran baja hoy. Pero aún así, nos han dado mucha guerra.

Digo que se va poniendo bonito el panorama, porque, a mi modo de ver, la cuarta plaza se dirimirá entre Sevilla, Villarreal y Real Sociedad. Y yo incluso apostaría que al final de Liga acabarán por ese orden. Queda aún un mundo, pero hemos vencido tanto al Villarreal como a la Real Sociedad, con bastantes posibilidades, por tanto, de ganarles el goal-average, si damos la cara en los partidos de vuelta.

El partido contra los donostiarras empezó loco, a más no poder. En el minuto 7 ya se habían marcado tres goles, y en el 14 llegó el cuarto. Rara vez se marcan goles antes del “minuto Puerta”, y en esta ocasión llegaron, nada más y nada menos, que cuatro.

Me sorprendió el Sevilla por la fragilidad defensiva que mostró en este inicio del partido, con dos errores graves que costaron los goles. El primero, un mazazo, porque fue al poco de habernos adelantado en el marcador, y fue un autogol un poco absurdo, pues, aunque Diego Carlos llega forzado al balón y con la presión de Isak, que estaba a punto de robarlo, no había necesidad de elevar el balón. Y si quería elevarlo, tendría que haberlo puesto en órbita y haber concedido córner.

Y el segundo gol también fue muy evitable. Un córner al segundo palo, donde Isak remató sin nadie que le molestara. Eso sí, el córner estaba muy bien sacado, como prácticamente todos los que lanzó la Real. Por desgracia, no se les ocurrió lanzar “gilicorners”, es decir, en corto. A mi modo de ver, este tipo de córneres es una magnífica forma de quitar peligro a la jugada, pues ya da lugar a la posibilidad de incurrir en fuera de juego.

Por suerte, hoy era el día de En-Nesyri, que hoy marcó su primer hat-trick con la camiseta sevillista. En el primero, bien posicionado, sólo tuvo que empujar el buen pase de Fernando. En el segundo, regateó muy bien al central y batió por bajo al portero. Y en el tercero, aprovechó un buen pase de Ocampos, para ajustarlo a la base del poste. Sin embargo, también pudo hacer un par de goles más. En una ocasión, un pase extraordinario de Jordán lo dejó solo ante Remiro, pero éste llegó al balón casi al mismo tiempo que En-Nesyri, blocando sin muchos problemas su disparo. Y también dispuso de una ocasión que era complicada de aprovechar, pues tenía que engancharla de primeras, por tener cerca un central blanquiazul.

El tercer gol, el de la victoria, llegó en minuto 46, en la primera jugada de la segunda parte. A partir de aquí, el Sevilla pasó apuros en varios momentos, aunque también pudo incrementar la ventaja en varias ocasiones. La más clara que tuvo la Real fue un remate que sacó, ¿cómo no?, Koundé bajo palos. Y la más clara del Sevilla la tuvo Suso, quien, con todo a favor, no pudo evitar que Remiro sacara un pie para enviar a córner un disparo que parecía destinado a convertirse en gol.

Se sufrió pero lo más importante es que se ganó, y que se está dando una importante sensación de fortaleza. Porque este Sevilla de Lopetegui la verdad es que, guste más o guste menos su juego, pierde muy pocos partidos.

Lo peor del partido fue la lesión de Navas, que es algo que se veía venir. Lo juega todo, y tendría que haber descansado hace mucho. Sobre todo, porque Aleix Vidal está en un buen momento de juego. Hoy ha hecho muy buenos minutos.

Ya estamos afianzados en Europa, pues aventajamos en seis puntos al séptimo, a pesar de tener un partido menos. Con respecto a Champions, estamos empatados con la Real Sociedad, aunque hayamos jugado tres partidos menos, y a tiro de piedra del Villarreal, que ha jugado dos partidos más que el Sevilla.

El próximo rival será duro de roer: el líder, el Atlético de Madrid, que encima estará descansado al haber sido suspendido su partido.