Sevilla FC 1 – Valladolid 1. Justo empate, vuelan dos puntos

Qué poquito me gustan estos partidos ante equipos teóricamente muy inferiores. Siempre me ha dado la sensacion de que el Sevilla no se mentaliza igual que ante un equipo más poderoso.

Empezó bien el partido, con dominio total del Sevilla, con muchas llegadas y ocasiones de gol. La más clara, la de Ocampos, cuyo disparo de vaselina lo rechazó el larguero. Tuvimos algo de fortuna en el 1-0. Un cabezazo de En-Nesyri dio en la mano de nuestro exjugador San Emeterio. Penalti claro. Ocampos lo lanzó a la perfección. Se lograba lo más complicado, que era abrir la lata.

A partir de aquí, el Sevilla no hizo absolutamente nada bien. La primera parte se me hizo eterna, pues era el Valladolid el que llegaba más.

Creía que en la segunda parte el Valladolid iba a pagar el esfuerzo de la primera, donde fue claramente dominado, pero no fue así. Al contrario. Fue el Valladolid el que dominó con claridad el partido. Pudo empatar en un fallo de Koundé –demostró que es humano–, pero el palo rechazó el taconazo del brasileño Marco André. Ni siquiera así reaccionó el Sevilla, que siguió sin crear peligro. El Valladolid tampoco es que apabullara, pero esa diferencia tan mínima transmitía inquietud por doquier. Si no se sentenciaba, era jugar con fuego.

Y nos quemamos. En esta ocasión no nos acompañó la suerte. En un córner, un despeje centrado lo empaló Carnero, lateral del Valladolid, marcando el gol de su vida. La enganchó y quitó todas las telarañas de la escuadra. Normalmente, esos remates suelen salir desviados, pero en esta ocasión Carnero marcó un golazo que nos privó de dos puntos en la recta final del partido. Y no se puede decir que fuera injusto, teniendo en cuenta el juego de ambos conjuntos.

Lopetegui intentó controlar el partido dando entrada a Jordán, pero no lo logró. Tampoco tuvo éxito con su archiconocida estrategia de dar entrada a Gudelj, cuando se va ganando, para amarrar el resultado.

Una lástima. Este pinchazo sienta bastante mal, porque además, en el horizonte cercano no esperan dos buenos conjuntos como son el Valencia –que hoy ha hecho un muy buen partido ante el Barcelona– y el Villarreal. Quedamos a cinco puntos de la Champions, posición que marca el Villarreal. Aunque también es cierto que hemos jugado dos partidos menos que el Villarreal y tres partidos menos que la Real Sociedad, que nos aventaja en seis puntos. Por tanto, aunque lo de hoy haya sido un mazazo, tampoco hay que dramatizar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s