Sevilla FC 4 – Celta 2. Segunda victoria consecutiva tras un partido de altibajos

Extraño partido hoy del Sevilla. Salió arrollando al Celta, hasta el punto de que tuvo ocasiones para ponerse con 3-0 en los primeros diez minutos, al disponer de ocasiones claras para ello. El primer gol del partido llegó a los cinco minutos de juego, al recoger Koundé un rechace en el área. Ya lo que le faltaba al francés: que, encima, haga goles. El inicio tan prometedor del partido se vio enturbiado por una cantada indigna de un portero de primer nivel. Vaclík se la tragó, materialmente, como diría uno al que apodan “el maestro”. También achaco algo de culpa a Acuña, que dejó centrar al área, con toda tranquilidad, a Hugo Mallo.

El empate sentó como un verdadero mazazo, pues el Celta no había hecho absolutamente nada hasta entonces. Estaba siendo apabullado, y este regalo, aprovechado por Iago Aspas, les dio vida.

Un nuevo error fue aprovechado bien por Aspas, que dispuso de mucho terreno, se fue en velocidad de Fernando, y aunque paró Vaclík, el balón quedó muerto a los pies de otro “ex”: Nolito.

Se ponía el partido muy negro. Incluso Vaclík tuvo que hacer una buena parada a Nolito, para evitar el 1-3, al filo del descanso.

Sin embargo, al minuto siguiente ocurrió otro giro en este partido de altibajos. En el último segundo del descuento Navas centró para que En-Nesyri cabeceara a la red. En esta ocasión el mazazo fue para el Celta, que parecía que se iría a vestuarios con ventaja en el marcador.

En la segunda parte sólo marcó el Sevilla. El Celta, sin embargo, mostró bastante peligro, pues tiene jugadores de mucha calidad, como Mina, Aspas o Suárez. De hecho, de no haber sido por Vaclík, se habrían adelantado en el marcador. Pero su paradón a Mina, con el pie, evitó el gol a bocajarro.

Es justo decir que el grave error de Vaclík complicó el partido, pero no es menos cierto que hizo tres paradas de mucho mérito. En el cómputo general, creo que nos acabó salvando el partido.

El partido únicamente se decantó en la recta final, con la entrada de jugadores de refresco, como Idrissi, Oscar o Munir. A falta de cinco minutos para la finalización, un zapatazo de Escudero fue desviado por Tapia, haciendo imposible que pudiera llegar Rubén. Y sólo dos minutos después, con la defensa del Celta muy adelantada, un balón en profundidad dejó solo a Munir, que sentenció ya el partido.

Se lograron tres puntos importantísimos para no alejarse de los puestos Champions. Esta segunda victoria consecutiva es vital.

A pesar del gol, hoy no me ha gustado mucho el partido de Koundé. En líneas generales, ha hecho un buen partido, pero le he visto, en ocasiones, con suficiencia, complicándose con el balón innecesariamente. En una de estas ocasiones, el Celta tuvo una ocasión bastante clara, aunque, en mi opinión, hubo una evidente falta previa.

Me agradó el debut de Idrissi. Me gustan esos jugadores que llevan el balón pegado al pie. Habrá que verle más, pero da la impresión de que tiene bastante desborde.

Y Munir…. Por Dios, Munir tiene que jugar. Es uno de los jugadores que tiene más gol en la plantilla, si no el que más.

El próximo sábado visitaremos al Huesca. Partido que, de ganar, puede meternos ya en plazas europeas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s