Archivo diario: 29/10/2020

Sevilla FC 1 – Rennes 0. Fatiguitas, cuando debió acabar en goleada de escándalo

Muy buen partido del Sevilla ante un buen equipo, como es el Rennes. Porque el Rennes, aunque no lo haya parecido hoy, y a pesar de las importantes bajas de Camavinga y N’Zonzi, es muy buen equipo. Pero si no lo ha parecido, ha sido por el gran trabajo en el centro del campo y en defensa del Sevilla.

En realidad, el partido, en lugar de ser una victoria por la mínima, debería de haber sido una escandalosa goleada. No lo fue por las grandes intervenciones de Gomis, el portero francés, porque los largueros jugaron en nuestra contra, y porque fallamos ocasiones clarísimas, de esas que no se deben fallar nunca. Afortunadamente, a pesar de lo mucho que perdonamos, salimos bien parados. Normalmente, perdonar tanto se paga, y más si enfrente tienes a buenos jugadores.

Partido completísimo de todo el equipo, pero especialmente de Acuña, que asistió en el único gol del partido, obra de De Jong, y los de siempre: Jesús Navas y Koundé. Me quedo sin palabras cuando intento hablar de estos dos elementos. Koundé da una seguridad atrás impresionante, y además aporta muchísimo en ataque. Lo vamos a echar muchísimo de menos cuando venga uno de los equipos pudientes de Europa a soltar la morterá de millones para llevárselo. Que esperemos que sea dentro de muchos años. Nunca he visto un central de la categoría de Koundé, y he visto muchos buenos centrales en el Sevilla.

El árbitro, el turco Cuneyt Cakir, ha estado perfecto. Vaya diferencia con respecto a los árbitros españoles.

Importante victoria que nos coloca en segunda posición del grupo, pues el Chelsea encabeza el grupo al golear a domicilio al Krasnodar.

Sin tiempo para celebrar la victoria, porque en menos de tres días visitaremos al Athletic Club en San Mamés. Estadio que no se nos da precisamente bien, a pesar de que ganamos la temporada pasada. Pero, desde luego, no podemos permitirnos una tercera derrota consecutiva en Liga.

¡Qué alegría la vuelta de Koundé! Con él todo parece mucho más fácil.