Sevilla FC 0 – Eibar 1. Se intentó todo, pero faltó gol

Muy mala primera parte del Sevilla, pero fue suficiente para que costara el partido. Un grave error defensivo de Sergi Gómez provocó el único gol del partido. Hizo tarde el movimiento para dejar en fuera de juego a Kike, el gigantesco delantero vasco, con lo que no logró su propósito y además no pudo llegar a tiempo para siquiera estorbar en el remate al delantero.

No tener defensas de nivel al final cuestan puntos y eliminatorias. Creía que iba a ser la prioridad esta temporada, junto con el sustituto de Banega, pero al final no fue así, y se dejó su fichaje para el final, con el presupuesto muy justo. Estamos pagando la baja en defensa de Koundé, que esperemos que se recupere lo antes posible. El central fichado, Rekik, no sabemos si es bueno o malo, porque no le hemos visto jugar, pero el hecho de que Lopetegui prefiera poner a un centrocampista o a Sergi Gómez antes que a él, la verdad, no me hace albergar muchas esperanzas.

Una vez tirada a la basura la primera parte –algo que ya hicimos en Granada–, tocaba remontar en la segunda. Y, verdaderamente, se hizo todo lo posible, pero entre que nuestros jugadores no tenían el día a la hora de colar la pelotita dentro –vaya las que fallaron En-Nesyri y Ocampos– y que el Eibar estuvo impecable defendiendo, al final volaron los tres puntos.

En líneas generales, el Sevilla fue bastante superior al Eibar, pero eso da lo mismo, porque sólo vale el gol, y, por desgracia, eso fue lo único en lo que nos superó el rival.

En el centro del campo no estuvieron bien ni Rakitic –ya habitual– ni Oscar Rodríguez, que debutó hoy. Se notó mucho la ausencia de Fernando, así como la baja forma de Ocampos. Los únicos que se salvaron, en mi opinión, fueron Diego Carlos, Oliver, Munir y Navas.

Un 0 de 6 es para preocuparse, pero relativamente. Está claro que la plantilla es buena, y creo que al final se cumplirá el objetivo de entrar en la Champions, a pesar de que no se han corregido los dos problemas más graves que teníamos: la falta de un delantero goleador y un tercer central de calidad que pueda competir con Diego Carlos o Koundé. También se echa en falta a Banega, porque, a día de hoy, Rakitic no está.

En la plantilla hay tres o cuatro jugadores que marcan la diferencia, y que, cuando no están o están en baja forma, se nota una barbaridad. Me refiero a Bono, Diego Carlos-Koundé, Fernando, Ocampos y Navas. El problema es que algunos de estos jugadores, o no tienen sustituto o están a años luz de ellos.

El próximo rival en Liga es, a priori, más duro de roer que Granada y Eibar. Pero necesitamos tres puntos ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s