Se va Wissam Ben Yedder, el miarma, uno de los mejores delanteros que han pasado por el Sevilla FC

Ya es oficial la marcha de Ben Yedder, uno de los mejores delanteros que he visto en el Sevilla, pues, a pesar de no haber sido titular indiscutible nunca –ni con Sampaoli, Berizzo, Montella o Machín–, ha conseguido tener mejor promedio goleador que auténticas leyendas del sevillismo, como Kanouté, Luis Fabiano, Negredo, Carlos Bacca o Gameiro.

No es de extrañar sus números, porque Wissam es un delantero muy completo. Quizá le falte un poco de velocidad y, sobre todo, corpulencia –su principal defecto–, pero huele el gol, es oportunista, sabe aprovechar cualquier pequeño despiste del defensor, tiene visión de juego, se desmarca continuamente, es ambidextro, se esfuerza siempre por el equipo… Como digo, muy completo.

Lamentablemente, su obsesión con jugar con su selección le ha llevado a querer dejar el Sevilla. Su ambición era llegar a fichar por un club de los que acostumbran a jugar la Champions, pero se ha tenido que conformar con el Mónaco, donde ni siquiera jugará competiciones europeas, aunque sí cobrará más. Sin duda, jugando en uno de los equipos más importantes de Francia, aunque haya coqueteado con el descenso esta última temporada, le servirá para que Deschamps se fije más en él.

Me habría gustado verlo jugar junto a Dabbur. Creo que habrían conformado una dupla temible. Su marcha, junto con la de Sarabia, deja una duda importante en la línea de la delantera, pues es difícil saber si Dabbur y De Jong, goleadores contrastados en ligas menores, estarán a la altura de los dos máximos goleadores del Sevilla la temporada pasada.

Ben Yedder nos deja para el recuerdo, al menos a mí, dos momentos clave, uno negativo y otro positivo:

El negativo fue cuando falló, hace un año y un día, aquel penalti en la Supercopa de España, celebrada en Tánger, en el minuto 90 de partido, que podría haber llevado al Sevilla a la prórroga. No es habitual que Ben Yedder falle penaltis. De hecho, creo que es el único que ha fallado. Pero se le ocurrió hacerlo, nada más y nada menos que en una final. Probablemente, le pudo la falta de experiencia.

El positivo, claro está, fue su exhibición en Old Trafford, en Champions League. Entró en juego en el minuto 73 de partido (Montella era de los que no sabían apreciar sus cualidades), y marcó en los minutos 74 y 78. Cinco minutos le bastaron para darle la vuelta al marcador y darle a su equipo una victoria histórica, ante uno los equipos más importantes y laureados del mundo, y en su propio estadio. Nunca se me olvidará el subidón tras aquel partido.

Se va Wissam Ben Yedder, nuestro “miarma”. Se va un jugador que cayó de pie, que congenió con la afición inmediatamente, por su carácter y entrega. Nunca levantó la voz, aunque tuviera motivos para ello. Debe ser duro ser relegado al banquillo por compañeros que aportan menos goles y trabajo.

Y se va dejando una importante plusvalía. Llegó por 9 millones de euros del Toulouse y se va por 40 millones al Mónaco. Lástima que quiera irse, porque estoy seguro de que aquí habría ganado títulos y le habría ido mejor que en el Mónaco. De cualquier forma, le deseo toda la suerte del mundo en su nuevo equipo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s