Sevilla FC 5 – Rayo Vallecano 0. Tres puntos que casi aseguran Europa un año más

Importantísima victoria, que nos distancia del Valencia y nos iguala al Getafe. Para una vez que quiero que gane el Madrid – – sensación extrañísima–, sólo logra empatar.

No vi la primera parte, ya que llegué al estadio justo con el pitido inicial del segundo tiempo. Y, desde luego, vi lo mejor: los cinco goles del partido.

La verdad es que el Sevilla ha sido muy superior, tal y como indica el resultado. Ha sabido aprovechar la línea defensiva tan adelantada de los visitantes y los enormes espacios que ofrecían a partir del 1-0. Los equipos de Jémez son muy vulnerables por esta forma de jugar tan arriesgada, sobre todo porque además no es que el Rayo tengan una defensa muy contundente que digamos. Así que no es de extrañar que los goles se fueran sucediendo, porque también el Sevilla se mostraba bastante efectivo de cara a gol.

De los goles, me alegró que viera puerta Promes, que Ben Yedder pusiera fin a su sequía – – marcó en Valladolid, pero fue anulado por la tontería del Mudo y por el error arbitral, ya que la falta fue sin el balón en juego–, y, especialmente, por el primer gol de Bryan Gil, que ya fue el primer jugador nacido en el siglo XXI en asistir, y hoy se ha convertido en el primero en marcar. Este chaval, si se fortalece un poco y va cogiendo experiencia, se puede convertir en un jugador de muchos kilates. Su velocidad y desborde le auguran un gran futuro.

Es curioso que habiendo marcado cinco goles, ninguno haya sido de Sarabia. Eso no ocurre muy a menudo.

Munir se está empeñando en demostrar que va camino de ser un gran fichaje: goleador, joven, con mucha proyección y a coste cero. La verdad es que no estoy echando de menos a André Silva, que me parece un buen jugador pero sobrevalorado. No creo que el precio de 40 M€ se ajuste al rendimiento que está ofreciendo en el Sevilla.

En defensa, me ha gustado el equipo. Creo que los mejores centrales que tenemos son Carriço y Mercado, y cuando juegan ambos, se nota.

Ahora toca lo más difícil, que es ganar en Gerona, donde además de enfrentarnos a un equipo que, a pesar de tener buenos jugadores, está luchando por salir del descenso, también tendremos que superar los obstáculos que nos ponga el colegiado de turno, que en esta ocasión volverá a ser el inútil de González González. Es decir, que el partido, a priori, se presenta bastante complicado.

Hay que seguír luchando por esa cuarta plaza, pero, la plaza que nos garantice la participación en la Europa League y, por tanto, una pretemporada sin partidos oficiales que nos compliquen la planificación, está casi asegurada. Lo cual tiene mucho mérito, aunque ya estemos acostumbrados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s