Archivo diario: 29/10/2018

Sevilla FC 2 – Huesca 1. Se sacó adelante un partido complicadísimo

Costó sacar el partido adelante, pero se logró. En esta clase de partido, donde el rival se encierra con mucho orden y después son capaces de colarla en un contra, o a balón parado, muchas veces nos han costado puntos. Por tanto, me parece muy meritorio el no haber perdido la paciencia y la concentración durante los 97 minutos de juego, porque el Huesca resultó un hueso duro de roer.

No ayudó el hecho de que el árbitro perdonara varias tarjetas a los jugadores azulgranas. Aunque, en honor a la verdad, a nosotros también nos podrían haber mostrado un par de ellas más.

De no haber habido VAR, seguramente habría sido un partido tranquilo, pero los que pudieron ser los dos primeros goles del partido fueron bien anulados. Ambos fueras de juego lo fueron por centímetros, pero en posición ilegal, al fin y al cabo.

En la segunda parte, por fin llegaron los goles válidos. Los dos de Pablo Sarabia. En el primero, fue imposible que hubiera fuera de juego, porque fue un pase hacia atrás de Ben Yedder. El franco-tunecino trabajó mucho, pero no marcó. Sin embargo, una sensacional jugada suya sirvió para abrir la lata.

El segundo gol lo marcó Sarabia al aprovechar un maravilloso pase de Franco Vázquez. El argentino pudo marcar el tercero, pero falló estrepitosamente casi en la línea de gol, cuando sólo tenía que empujar el balón.

El Huesca dio algún susto, pero sólo en contragolpes, algunos provocados por pérdidas bastante absurdas. Como no, Banega no faltó a la costumbre de abusar del regate o conducción en zona peligrosa, y, por suerte, en esta ocasión no nos costó un disgusto.

En cuanto a los jugadores, hoy no estuvo muy acertado André Silva, que tuvo que retirarse lesionado –incomprensible que no fuera sustituido en el descanso–, al igual que Kjaer. Los mejores, desde mi punto de vista, fueron Ben Yedder y Navas, que estuvieron incansables; Sarabia, por sus goles y trabajo; y los tres centrales, que abortaron casi todas las opciones de gol del Huesca, excepto en el gol visitante. Afortunadamente, llegó en la última jugada del partido, no existiendo opciones de que pudieran lograr el empate.

La jornada ha sido muy positiva, pues nos volvemos a hacer con el tercer puesto y, además, sacamos tres puntos más de ventaja al Villarreal y dos al Valencia. Habrá que ver si también tendremos que estar pendientes del Alavés, porque lleva una racha impresionante que lo ha situado en segunda posición. El equipo norteño sólo sabe ganar y ganar. De seguir así, se convertirá en un rival directo. Un rival totalmente inesperado.

El próximo domingo nos espera en Liga un rival que es capaz de lo mejor y de lo peor: la Real Sociedad de San Sebastián. Que no decaiga el ritmo.