Barcelona 4 – Sevilla FC 2. Goleada inmerecida, pero lógica

Una lástima esta derrota, porque el Sevilla no ha hecho un mal partido, pero ha cometido muchos errores, demasiados, y eso contra un equipo con el poder ofensivo del Barcelona, se paga muy caro.

Pero el problema no ha sido sólo atrás, sino que hoy no ha sido nuestro día en ataque. Hemos fallado ocasiones muy claras, como las de Mudo Vázquez y Ben Yedder, con todo a favor.

Por eso considero que la goleada es lógica. Si damos facilidades atrás y arriba lo fallamos casi todo… Mal vamos.

Sin embargo, el Sevilla ha merecido mejor resultado, porque también ha hecho cosas buenas, sobre todo a raíz de la lesión de Messi. Menos mal que se lesionó pronto, porque el partido, con ese 0-2 en el minuto 12, iba encaminado hacia una goleada de escándalo, ya que, además, el Sevilla, desde mi punto de vista, se estaba equivocando en el planteamiento. No le veo sentido presionar con tantos jugadores y tan arriba, porque en caso de superar esa presión (y con jugadores tan técnicos como los del Barcelona era lo más probable) el rival iba a disponer de muchos espacios para atacar a placer. Así llegó el segundo gol, por ejemplo.

La lesión de Messi supuso la igualdad, o incluso, mejor dicho, superioridad sevillista. Si el partido se decantó hacia los locales fue porque fuimos inofensivos durante muchos minutos. Llegábamos bien al área, pero, una vez allí, o no encontrábamos remate o estábamos desacertados.

El partido pudo ponerse muy interesante si Martínez Munuera se hubiera atrevido a pitar un claro penalti a favor del Sevilla, pero ni siquiera quiso ver la jugada en el monitor. De haber sido al revés, ya sabemos qué habría pasado.

A los pocos minutos, Suárez consiguió el 3-0, al provocar un penalti tras una buena jugada individual, dejando sentenciado el partido.

Lo mejor es que el Sevilla lo intentó en todo momento, a pesar de que nada le salía bien, y consiguió hacer un par de goles, de Sarabia y Muriel (buen gol el del colombiano), que arreglaron un poco el marcador.

Lo peor fue, sin duda, la lesión de Kjaer. Ya se tuvo que retirar con molestias en el último partido con su selección, con lo que no debe extrañar que se lesionara.

El jugador más destacado fue Jesús Navas, quien una vez más dio muestras de su poderío físico y estuvo presente en gran parte de las ocasiones de gol sevillistas.

Perdemos el liderato, pero al menos se compitió y no salimos con el goalaverage maltrecho y con la imagen por los suelos, como ha pasado en más de una ocasión en el Camp Nou.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s