Archivo diario: 05/10/2018

Krasnodar 2 – Sevilla FC 1. Derrota importante para luchar por ser primeros de grupo

No parecía ayer el mejor momento para hacer rotaciones, ya que visitábamos al que es, a priori, el rival con más potencial de nuestro grupo, que va, además, segundo clasificado en la liga rusa. Pero Machín pensó en dar descanso, con vistas al también importante partido del domingo, ante el Celta de Vigo, a algunos de los jugadores más importantes. Y lo cierto es que se notó, y mucho. Porque es evidente que jugadores como Nolito, Muriel o incluso Roque Mesa, que está decepcionando hasta ahora, están muy lejos del nivel mostrado por los jugadores titulares.

La derrota fue más que merecida, y pudo ser más abultada, aunque también es verdad que pudimos marcar el 1-2 en la segunda parte. Pero en la primera mitad nos salvaron los postes (hasta tres) y el árbitro, que se tragó un clarísimo penalti de Sergio Gómez.

La debacle del Sevilla tuvo su origen en el centro del campo, que no carburaba. Roque Mesa sigue a un nivel muy por debajo del que se le espera, y Banega estuvo desconocido, muy fallón, y lo peor es que perdió varios balones en zonas peligrosísimas, que no costaron gol por muy poco.

Mirando a la delantera, con Nolito y Muriel, era verdaderamente complicado ser optimistas. No obstante, el gol del Sevilla llegó en una jugada ensayada, en un córner botado por Banega y rematado por Nolito. A decir verdad, fue más bien en propia meta, pues el disparo del sanluqueño lo iba a atajar, sin problemas, el portero, de no haber sido desviado por su defensa.

Los goles del Krasnodar llegaron en los veinte minutos finales, tras dos buenas jugadas donde Vaclík nada pudo hacer. Desgraciadamente, a los rusos les dio por ser efectivos en la recta final del encuentro y el Sevilla, a pesar de que Machín decidió dar entrada a la artillería pesada, no pudo ni lograr el empate.

En general, fue un partido para olvidar, donde prácticamente ningún jugador estuvo acertado. Incluso Jesús Navas, en un extraordinario momento de forma, parecía otro. Lamentablemente, Muriel no parecía otro, sino el mismo de siempre. Más vale que lo vendamos pronto, antes de que se deprecie más aún.

La derrota de ayer seguramente obligará a ganar a los rusos en el Ramón Sánchez Pizjuán, pues el Sevilla debe queda primero. Además que es la posición que nos corresponde, el club recibiría más dinero y, posiblemente, un primer rival en la fase de eliminatorias más asequible, aunque eso nunca se sabe.

De los jugadores nuevos, no me disgustó el partido que hicieron Gnagnon y Arana –que es casi nuevo, porque no jugó la temporada pasada apenas–. Esperaba más de Promes, que disfrutó de la titularidad, pero hay que verlo con más continuidad. Casi acaba de aterrizar y necesita tiempo para acoplarse. También es verdad que nuestros centrocampistas no tuvieron su día y eso no ayudó para que tuviera ocasiones claras de gol. Sólo una y algo forzada, que paró el portero.

Y ahora a pensar únicamente en el Celta. Es fundamental llevarse los tres puntos para afianzar la zona Champions y para poder disfrutar del parón liguero. No será fácil, porque el Celta tiene un buen equipo, con una pareja de delanteros que ya la quisieran muchos clubes.

Anuncios