Betis 1 – Sevilla FC 0. Un horrible partido y un increíble error arbitral acaban con la racha del Sevilla en el Villamarín

Decepcionante partido el que hizo ayer el Sevilla en el Villamarín, donde hizo muy poquito para ganar. Prácticamente, ningún jugador se salva de la quema, pues Banega, André Silva, Sarabia, Mudo Vázquez, Roque Mesa… es decir, los que llevan el peso ofensivo del equipo, estuvieron muy desacertados, con lo que las ocasiones de gol del Sevilla se pudieron contar con los dedos de una mano, y quizás hasta sobraran dedos. Quizás el mejor fuera Jesús Navas, pero tampoco es que fuera su mejor partido.

En la segunda parte, esperaba una reacción de Machín, para intentar cambiar la pobre impresión que estaba dando el Sevilla, pero pienso que los cambios se hicieron tarde y mal, pues era un riesgo mantener a jugadores a los que se le veía demasiado intensos, que no estaban aportando nada, con tarjeta, y que tenían recambios de garantías en el banquillo.

Por cierto, yo creo que al final Ben Yedder acabará siendo titular en el Sevilla, ya que necesita muy poco para acabar haciendo gol, que no es algo que se consiga con facilidad en el Sevilla, exceptuando el primer partido ante el Rayo. Además, considero que es perfectamente compatible con André Silva.

El partido del Sevilla siguió siendo mediocre hasta que llegó la jugada que decidió el partido: un enorme error arbitral de Gil Manzano, que convirtió una agresión de Pau López a Roque Mesa, que habría acarreado roja y expulsión al guardameta bético, en una falta de Roque Mesa, con lo que el expulsado fue éste.

El error de Gil Manzano puede entenderse, ya que es una jugada rápida, pero lo que es inexplicable es que Del Cerro Grande, que estaba a cargo del VAR, no le indicara nada. Una vez vista la repetición, no queda lugar a dudas: Roque Mesa no tiene ninguna intención de evitar el saque de Pau López, y es el portero el que se desvía de su trayectoria para golpear a Roque Mesa.

A partir de aquí, lógicamente, se puso el panorama muy negro, pero, pese a quedarse en inferioridad el Sevilla durante más de media hora, el Betis apenas creó ocasiones de gol.  Pero en una jugada muy mal defendida, donde se deja central al área sin oposición alguna, el Betis logró el 1-0 definitivo.

Los cambios de Machín, para intentar equilibrar el partido, se hicieron tardísimo. Aleix Vidal no entró hasta el minuto 85 y Quincy Promes hasta el 86.

En definitiva, muy mal partido del Sevilla que le lleva a la primera derrota en Liga. El Betis no es que lo hiciera mejor –de hecho, Vaclik apenas tuvo que intervenir–, pero supo aprovechar su superioridad numérica.

Sin embargo, lo peor no fueron los tres puntos perdidos, ni que se pusiera fin a una racha de 13 o 14 años sin conocer la derrota en el Villamarín, sino la lesión de Mercado, que se fracturó el cúbito y, previsiblemente, estará varios meses de baja. En dos jornadas hemos perdido a dos de nuestros mejores defensas. Ojalá el gafe se haya acabado aquí y el viento sople a favor a partir de ahora.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s