Archivo diario: 04/04/2018

Sevilla FC 1 – Bayern 2. Eliminatoria sentenciada

Me gustaría pensar que aún tenemos posibilidades de eliminar al Bayern, pero después de lo que vi ayer, me parecería un auténtico milagro vencer, por más de un gol de diferencia, al Bayern de Munich, y en su propio estadio, donde aún no han mordido el polvo.

Y lo que vi ayer fue a un verdadero equipazo, y me refiero a nivel físico, técnico y táctico. El Bayern es un equipo que lo tiene todo: jugadores de mucha calidad –cualquiera, hasta los defensas, te dan un pase de treinta metros–, con fortaleza física, y juegan de memoria. Para tener una idea del nivel del equipo alemán, no hay más que ver los cambios que hicieron, donde el sustituto parecía mejor que el sustituido.

El Sevilla no hizo un mal partido, y prueba de ello fue que el equipo alemán tampoco es que pusiera en graves apuros a David Soria, excepto en un par de intervenciones donde tuvo que emplearse a fondo. En los goles, ambos en propia puerta, no tuvo nada que hacer. Me gustó su partido, aunque creo que, al igual que Sergio Rico, tampoco tiene nivel para ser titular en un club que aspire a lo máximo; esto es, Champions League y ganar títulos.

A mi modo de ver, el partido tuvo varias claves:

1º.- La sempiterna falta de contundencia del Sevilla en ataque. Lo que falló ayer Sarabia, con toda la portería para él, no se puede fallar nunca. Aunque después si logró marcar en una situación más complicada. También hubo varias contras muy claras que se desaprovecharon.

2º.- La lesión de Vidal, pues creo que con James mejoró mucho ofensivamente el Bayern.

3º.- El gol del empate fue un verdadero mazazo, produciéndose además de una forma desgraciada, y a pocos minutos de habernos adelantado en el marcador. Y por supuesto, lo mismo ocurrió con el otro gol en propia puerta, de Escudero.

4º.- La falta de reacción de Montella. Como siempre, hizo los cambios muy tarde, demasiado quizás, y además, sólo hizo dos. Es algo que no entiendo.  Montella tiene a muchos jugadores que hace pocos días han hecho un gran esfuerzo contra el Barcelona, ve que el rival tiene el control del  partido, y a pesar de ello, no mueve un dedo para refrescar al equipo e intentar revertir la situación. La grada incluso llegó a pedirle a gritos que hiciera los cambios.

5º.- La ausencia de Banega. Estoy seguro de que con Banega en el campo, el partido habría sido muy distinto, porque su sustituto,  Pizarro, no le llega ni a la suela del zapato. Me habría gustado ver ayer a Roque Mesa, pero, por lo que sea –no sé si justa o injustamente—Montella le tiene sentenciado. El Roque Mesa que jugó en Las Palmas era un excelente recuperador de balones y también lo distribuía bien, y eso era exactamente lo que necesitábamos.

También me gustaría ver jugar a Muriel y Ben Yedder juntos, ya sea porque Muriel ocupe la posición de Franco Vázquez o la de Correa. Tendré que seguir esperando.

El resultado final deja muy pocas, casi nulas, opciones para la vuelta. Por tanto, aunque iría con todo a Munich, la prioridad debe ser la Liga. Hay que amarrar, como sea, una plaza europea para la temporada que viene. Este Sevilla no puede permitirse el lujo de no estar en Europa.

Anuncios