Leganés 2 – Sevilla FC 1. Bochornosa derrota que pone en peligro la clasificación para Europa

Como se temía, el Sevilla que se plantó en Butarque ha distado muchísimo del que triunfó en Old Trafford. No supo ponerse el traje de faena, ni competir, con lo que la derrota fue justa.

Al igual que otros muchos rivales esta temporada, el Leganés no tuvo que hacer gran cosa para llevarse el partido. Simplemente, aprovechar dos de los muchos errores que tuvimos. En el primero, llama la atención la facilidad con que se deja centrar al área y también cómo se traga el gol Sergio Rico, quien pudo hacer mucho más, ya que no era un balón fuerte ni ajustado. Y ya en la segunda parte, llegó el segundo gol, donde, a pesar de que hay muchos jugadores del Sevilla prestos a despejar el centro, se permite hacer un pase de la muerte, para que Eraso remate a placer. Aquí llama la atención la actitud de Nzonzi, que persigue a Eraso pero sin intentar anticiparse ni inquietarlo lo más mínimo.

Con 2-0 y quedando sólo 22 minutos, y teniendo en cuenta la patética actuación de los nuestros, el partido quedaba sentenciado. Sobre todo, cuando Sarabia fue expulsado por una falta normalita, quedándonos en inferioridad.

El 2-1 llegó en el descuento, tras buen disparo de Layún, pero sólo sirvió para arreglar un poquito el maltrecho goal-average.

Es verdaderamente lamentable que apenas hayamos sido capaces de crear ocasiones de gol durante los noventa minutos. Y no me sirve la excusa del cansancio, porque han pasado casi cinco días desde Old Trafford.

El trío arbitral estuvo desastroso, aunque no cometió errores muy graves. Sin embargo, me parece que, siempre que no se trate a los dos equipos por igual, no es un buen arbitraje. No se puede tener diferentes criterios a la hora de mostrar las tarjetas –perdonando al Leganés varias muy claras y expulsado injustamente a Sarabia–. También Arberola Rojas no supo gestionar el tiempo añadido. Sólo añadió tres minutos y no tuvo en cuenta el tiempo perdido al realizarse una sustitución en el añadido. Los asistentes también tuvieron varios errores en fueras de juego y en saques de banda, desesperando a Nolito y Sarabia.

Lo que está claro es que no se puede tener dos caras. No se puede ganar a domicilio en el Metropolitano o en Old Trafford, y hacer el ridículo en Ipurua o Butarque. Hay que ser más profesional, tener más orgullo y ser consciente de que se está representando y vistiendo la camiseta de uno de los equipos más importantes del mundo. Pero la realidad es que, con tanto perder partidos ante equipos de la parte media-baja de la tabla, nos estamos complicando tontamente la clasificación para jugar en Europa la temporada que viene. No tenemos un calendario nada fácil, pues tenemos que recibir a Barcelona, Madrid y Villarreal, y, evidentemente, a estas alturas, quedar fuera de Europa sería un fracaso tan grande que no lo podría ocultar ni una final de Copa de Rey, ni una clasificación de Cuartos de Final de Champions.

El próximo partido, el Barcelona. Si el Atlético nos hizo cinco, mejor no pensar en un posible resultado.  Y para colmo, el Villarreal ya nos aventaja en dos puntos. Le ha dado la vuelta al marcador, en los últimos diez minutos de partido, ganando a un Atlético de Madrid que había marcado gracias a un penalti de chiste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s