La mala suerte de Sergio Rico

Sergio Rico está en el ojo del huracán por dos errores, ante el Getafe, en Liga, y el Leganés, en Copa del Rey. Pero, a decir verdad, Sergio Rico siempre ha estado cuestionado. Y eso es algo que no entiendo muy bien. Es cierto que ha cometido errores y que en algunos partidos no ha estado afortunado, entrando casi todo lo que le tiraban, como ante el Spartak de Moscú, Real Madrid o Betis. Pero no es menos cierto que en otros partidos ha sido él quien ha salvado los muebles, como, por ejemplo, el paradón que hizo en el Juventus Stadium, en la prórroga, cuando le remataron fuerte y abajo, a placer, porque Mariano Ferreira se durmió en los laureles. O no hace mucho, ante el Levante, en casa, evitando el 0-1 de Enes Ünal, haciendo gala de unos reflejos extraordinarios

A veces, me pregunto si está en el punto de mira por su condición de canterano. Y creo que la respuesta es que sí. Posiblemente, de haber costado una barbaridad de millones o de ser un jugador extranjero, la afición tendría más respeto por él. Parte de la afición es así. Por un lado, piden canteranos, pero cuando suben  al primer equipo, al más mínimo error, se ceban con él.

Esa parte de la afición que le tiene sentenciado ejerce una gran presión hacia Sergio Rico. Cada vez que hay un balón aéreo en el Sánchez Pizjuán, donde el portero debe salir, hay dos o tres voces de alarma a mi alrededor: “¡¡Porterooo!!” o, directamente, de desprecio: “¡Vaya con el porterito”. O el típico runrún en la grada. Y no debe ser nada fácil soportar esa presión.

En mi opinión, aparte de estar siendo tratado injustamente, Sergio Rico está teniendo muy mala suerte, como ha podido apreciarse en los dos últimos goles encajados, ambos muy polémicos.

Para empezar, no deberían haber subido al marcador, porque en ambos Sergio Rico es objeto de una clara falta. Ante el Getafe, Cala le golpea con el codo en el pecho, con la mala fortuna de que el balón va a parar al único jugador del Getafe que andaba por allí. Y ante el Leganés, es Siovas el que golpea el brazo de Sergio Rico, lo cual le impide despejar de puños. Aquí ya la mala suerte se regodea, porque Siovas ni siquiera intenta rematar, sino que el balón le da en la cabeza y se cuela para dentro.

Es decir, son dos jugadas que, de haber estado acertados los árbitros, habrían quedado como una mera anécdota. Sin embargo, han costado puntos y deja igualada una eliminatoria de Semifinal de Copa del Rey. Ni que decir tiene que esos mismos árbitros habría señalado falta, sin dudarlo, de haberse tratado del guardameta de algún equipo poderoso.

Del posible error contra el Leganés me ha llamado mucho la atención dos cosas: primero que Sergio Rico haya pedido perdón, y, en segundo lugar, que Andrés Palop comentara en Gol TV que no apreciaba falta al portero. Palop me dejó boquiabierto cuando añadía que lo de que el portero es intocable cuando está dentro del área pequeña era una “leyenda urbana”… pero, por lo visto, tiene razón. Es intocable cuando tiene el balón en su poder. No obstante, existe falta porque Siovas no hace una carga legal –hombro con hombro–, sino que impide con su brazo que el portero pueda coger o golpear el balón.

Muchos aficionados prefieren a David Soria, al que ven mejor portero que a Sergio Rico. Yo difiero totalmente. No podemos olvidar que David Soria también ha tenido fallos que nos han costado goles. Lo que ocurre es que Soria ha tenido más suerte y sus errores no han costado puntos, porque se acabaron ganando los partidos, como fue el caso del Sevilla-Celta. Curiosamente, David Soria apenas recibió críticas.

Sergio Rico es un buen portero, aunque no es de primerísimo nivel, como Palop, Oblak o Courtois. Sin embargo, no se puede obviar que, además de tener a una buena parte de la grada en su contra, su actuación esta temporada está siendo bastante irregular. Por tanto, no me extrañaría que el club fichara un nuevo portero para la próxima temporada, a no ser que Sergio Rico se ponga las pilas en lo que resta de competición.

En cualquier caso, nos guste Sergio Rico o no, hay que apoyarlo al máximo. No hay que hacerlo porque sea canterano o porque haya pedido perdón, sino porque es nuestro portero y no se le hace ningún bien, ni a él ni al equipo, si le silbamos o criticamos mientras viste la elástica del Sevilla FC.

2 Respuestas a “La mala suerte de Sergio Rico

  1. Creo que eres injusto con la afición del Sevilla. A mucha no le gusta el portero y no tiene que ver que sea canterano. De hecho tú mismo indicas que muchos preferimos a Soria (canterano también).

    Sergio es un portero bueno en el uno contra uno pero es horrible en el juego aéreo, y eso es incomprensible para un portero de su altura.
    La falta de contundencia, es otro de sus problemas.
    Además un portero tiene que ser mentalmente fuerte. Y tener carácter. Dos cosas de las que Sergio carece.

    Simplemente es muy posible que no te guste por sus características de jugador. De hecho, incluso en la secretaría técnica del Sevilla, no confiaban en él, sino en Soriano que viene por detrás.

    Y todo eso sin hablar de lo que yo tengo en cuenta, pero muchos aficionados sí: que perdiendo partidos no va a dar la cara y saludar a la afición en los partidos de fuera. Cosa que hacen foráneos como Nolito o implicados como Soria.

    Me gusta

  2. No creo que sea injusto con la afición. Creo que es de las mejores, pero, en mi opinión, tiene más paciencia con los jugadores foráneos que con los canteranos.

    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s