R. Madrid 5 – Sevilla FC 0. Goleada que no debe extrañar a nadie

De nuevo, el Sevilla saltó al Bernabéu acomplejado, sin creer en la victoria, con los brazos caídos y sin sudar la camiseta. Por eso, la goleada no debe extrañar a nadie, sobre todo si analizamos los muchos errores que ha cometido el equipo de Berizzo durante el partido. Pero la lógica dice que si el rival es inmensamente superior a ti técnicamente y además, corre más que tú, lo normal es que caiga una goleada de escándalo. Porque sí, el Madrid es muy superior al Sevilla, y por lo que he visto hoy, también es muy superior en preparación física.

Hay que reconocer que Kroos, Isco, Asencio y Modric son de los mejores centrocampistas del mundo en sus puestos, y que Ronaldo y Benzema son de los mejores delanteros. Por tanto, si el centro del campo es incapaz de frenarles, ya que los merengues llegaban con toda la tranquilidad del mundo a nuestro campo y alcanzaban el área sin el menor obstáculo, y nuestra defensa poco menos que se queda mirando… Pues siendo sinceros, hemos tenido hasta suerte de que el Madrid no quisiera hacer sangre en la segunda parte y prefiriera reservarse para el duro calendario que se avecina.

Tampoco podemos olvidar que dos de los tres goles han llegado por cortesía nuestra. Me refiero al primer gol, muy tempranero, donde Muriel cede en bandeja a Nacho, para que casi sólo tenga que empujarla. Y al tercero, el penalti clarísimo de Navas.

Por cierto, me pregunto qué hace Muriel defendiendo un córner en el área, en el minuto dos, sobre todo teniendo en cuenta que era nuestro único delantero sobre el césped. En mi opinión, Muriel debería estar fuera del área, buscando un posible rechace. Eso también es defender, porque uno o dos jugadores del Madrid deben estar pendientes de él. Muy distinto sería que estuviéramos en el descuento y fuéramos ganando, cosa que, por desgracia, no ha ocurrido.

En los otros goles también se aprecia la poca intensidad con la que defiende este Sevilla, que nos está acostumbrando a dar una de cal y otra de arena. A decir verdad, pudo ser peor, porque Benzema remató a placer pero el balón se estrelló en el poste.

Y en el apartado ofensivo, también hemos sido una nulidad. Sólo hemos llegado dos o tres veces, y siempre hemos tirado flojo. Me recordaba cuando jugaba al fútbol de pequeño, con los amigos. Si uno tiraba muy fuerte, el portero decía: “crujíos no valen”. Pues eso parecía, que no queríamos tirar fuerte, no fuera que se enfadase Keylor Navas.

Hoy varios jugadores han estado desaparecidos, como Franco Vázquez o Muriel. Navas sigue con su estado de forma lamentable, no siendo capaz de escaparse de nadie o de centrar en condiciones.

Además del resultado, me llevé otro chasco porque esperaba poder escuchar el audio de Sevilla FC Radio, pero no aparecía en ninguno de los cuatro o cinco audios disponibles en Movistar +. Sin embargo, en todos aparecía Valdano diciendo sus chorradas, como un “centro con efecto banana”. No me dejó otra opción que quitar el sonido. Estupideces, las justas.

Creo que para que el Sevilla cumpla los objetivos no hay más remedio que hacer dos buenos fichajes, y éstos deberían ser un central de categoría que acompañe a Lenglet –mucho me temo que Carriço y Pareja seguirán teniendo problemas– y un centrocampista de cierre que sustituya a N’Zonzi. Es decir, que sea fuerte defensivamente y que distribuya bien el balón. Pero esto no puede seguir así. Atrás somos unas madres y, en cuanto nos coge un rival fuerte, nos da fuerte, flojo y regular.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s