Sevilla FC – Barcelona. Llega a Nervión el primero de los dos partidazos de noviembre

El calendario no da tregua al Sevilla. En noviembre jugará siete partidos, incluyendo el amistoso con el Boca Juniors. Algunos jugadores incluso tendrán compromisos extras con sus selecciones, como esperemos que sea el caso de Sergio Escudero, que ha recibido el justo premio a la gran temporada que está haciendo y ha sido convocado por primera vez.

De esos siete partidos, destacan dos: el del domingo, ante el FC Barcelona, y el del día 22, ante la Juventus de Turín, donde nos jugamos, nada más y nada menos, que la clasificación para octavos de final de la Champions League. Sin duda, dos grandes equipos que nos pondrán las cosas muy difíciles.

No obstante, hay razones para ser optimistas el domingo, y, a decir verdad, también las hay para ser pesimistas.

Si somos optimistas, podemos pensar en el buen momento del Sevilla, con una serie de jugadores que están rindiendo a muy alto nivel. Parece que Sampaoli va engrasando mejor la maquinaria cada día que pasa. Curiosamente, coincide con que el Barcelona no está en su mejor estado de forma. Aún está reciente su derrota por 3-1 en Manchester, donde fue criticado su guardameta Ter Stegen. También tenemos a nuestro favor que el Barcelona se presentará con las importantes bajas de Iniesta, Piqué y Jordi Alba.

Si somos pesimistas… La verdad es que hay buenas razones para serlo. Es cierto que el Barcelona tiene bajas, pero nosotros también. No serán de la partida Nico Pareja, Nasri –aunque el francés quiere jugar, sería una temeridad que lo hiciera, ante el serio riesgo de recaída–, y, quizás, la más importante de todas: Gabril Mercado, que además de la gran temporada que está haciendo, es el que mejor conoce a Messi. Pero, sobre todo, la principal razón para ser pesimistas es que los azulgrana sí tendrán disponibles a Messi, Luis Suárez y Neymar. Es decir, el mejor delantero del mundo flanqueado por otros dos de los mejores. Y el resto del equipo no es que sean cojos, precisamente.

El árbitro será el aragonés Santiago Jaime Latre, y, como siempre que nos enfrentamos a uno de los tres equipos poderosos, no espero nada bueno de él. Eso sí, al menos confío en que no sea tan nefasto y descarado como lo fue en su día Mateu Lahoz. Creo que no olvidaré aquel arbitraje en mi vida. Convirtió un gran partido en una gran tomadura de pelo.

El domingo el Sevilla se jugará  la opción de poder volver a recuperar la segunda plaza o incluso ceder la última plaza Champions, la cuarta posición, que actualmente posee. Por tanto, partido grande, partido en todo lo alto, entre dos de los mejores equipos de Europa; partido de poder a poder, donde el más mínimo error puede costar caro. En definitiva, partido para disfrutar, partido de los que gustan en Nervión.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s