Dinamo Zagreb 0 – Sevilla FC 1. Tres puntos más, pero qué nos gusta complicarnos la vida

El Sevilla consiguió ayer una importantísima victoria que le deja prácticamente a las puertas de la clasificación para octavos de final. El dominio del Sevilla fue total, de principio a fin, y, de no haber sido por la poca efectividad de cara a gol, habría quedado sentenciado el partido en la primera parte. Si hace unos días, contra el Leganés, todo lo que tocábamos acababa dentro, ayer nos dio por fallarlas casi todas. Por fortuna, Nasri finalizó con acierto un contragolpe para lograr el único tanto del partido.

El Dinamo Zagreb facilitó bastante las cosas, ya que nos tenía un grandísimo respeto y su única intención era jugar al contragolpe, cediéndonos el centro del campo, y ahí Nasri y N’Zonzi hicieron lo que quisieron. Ambos hicieron un gran partido. Los croatas sólo inquietaban por medio de Soudani, que se mostró muy rápido y batallador.

La primera parte me gustó, porque el Sevilla buscaba con ahínco la meta contraria, pero la segunda parte me decepcionó mucho. No entiendo cómo se puede jugar con una renta mínima, de 0-1, como si se fuera ganando por 0-5. Un partido se puede complicar por miles de razones: un fallo defensivo, un penalti, una expulsión, un fallo arbitral… o simplemente porque ellos hagan una buena jugada. Porque el Dinamo era muy inferior, pero ninguno de ellos era cojo. De hecho, estuvieron cerca de marcar en dos ocasiones.

El Sevilla se dedicó a jugar a la ruleta rusa, pero, afortunadamente, no hubo que lamentarse. Habría sido una lástima dejarnos dos puntos por no haber sido capaz de sentenciar un partido fácil.

Sampaoli tiene toda la razón del mundo cuando dice que, si no ganamos en contundencia, no podremos superar a rivales más complicados. Uno de los culpables de esa falta de contundencia volvió a ser Vietto, que falló una ocasión clarísima, prácticamente a placer. Desde luego, si falla eso ante el Atlético de Madrid, el próximo domingo, nadie podrá pensar que lo hizo queriendo, ya que nos está acostumbrando a fallos clamorosos.

Ayer se volvió a demostrar la importancia de mantener la puerta a cero. Con sólo dos goles a favor, llevamos siete puntos y podríamos dejar lista la clasificación en el próximo partido en el Ramón Sánchez Pizjuán.

No hay tiempo para disfrutar de esta idílica situación en Champions, ya que nos espera un durísimo rival, como es el Atlético de Madrid, el actual líder, pero que sólo está a un punto de ventaja. Tres puntos decisivos para auparnos a lo más alto de la tabla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s