Athletic 3 – Sevilla FC 1. Sin juego y sin puntos

Desastroso partido el que ha hecho el Sevilla en San Mamés. Falto de intensidad en todo momento y, como suele ser habitual, con muy poco futbol. Lo malo es que en esta ocasión, además nos vinimos de vacío. El Athletic tampoco hizo nada del otro mundo, simplemente se limitó a aprovechar algunos de nuestros errores graves.

A veces, el juego del equipo llega a ser desesperante. Cuesta muchísimo sacar el balón pero después, una vez en la zona media, se retrasa hacia atrás con suma facilidad, en ocasiones hasta teniendo un compañero solo a pocos metros. Y en el caso de que lleguemos al área o sus inmediaciones, nos lo pensamos mil veces antes de tirar a puerta. Así, no es de extrañar que el primer tiro a puerta llegara en el minuto 55, y que acabó en gol, obra de Nasri, que es, en mi opinión, el único que se salva de la quema. Los demás jugadores se mostraban incapaces de retener el balón, dar pases al hueco o triangular sin perderla.

Poco que destacar por el lado positivo. Si acaso, el gol, tras una buena jugada colectiva, y otra jugada que pudo ser el 2-2 pero que salvó el portero vasco con una buena intervención.

En el lado negativo, pues prácticamente todo: poquísima garra e intensidad y menos fútbol. Kolo fue un coladero y la principal baza del Athletic para crear peligro. Me pareció increíble la falta de concentración y profesionalidad de Sirigu, que privó a su equipo de toda posibilidad de remontada con una absurda y merecida expulsión, por agredir a Aduriz. Su acción fue para devolverlo hoy mismo al PSG. Como mínimo, debe caerle una fuerte multa y calentar banquillo durante un buen tiempo. Por si fuera poco, Sirigu también falló en el 2-1. Su falta de colocación la aprovechó Balenziaga para poner el balón fuera de su alcance.

El arbitraje estuvo lleno de errores, aunque repartidos. Pudo pitar penalti por manos de Iborra y en un agarrón de Pareja. También perdonó un par de tarjetas claras a jugadores del Athletic y quedó invalidada una jugada, por inexistente fuera de juego, donde Vietto fue objeto de penalti, y posiblemente habría acarreado la expulsión del guardameta. Una vez expulsado Sirigu, debió también ver la roja William, por fuerte entrada, a destiempo, a Iborra.

En Bilbao ha quedado en evidencia que, al igual que ocurriera la temporada pasada, hay mucha diferencia entre los teóricos titulares y suplentes.

Partido para olvidar, y pronto, porque el martes tenemos partido Champions, contra el Olympique de Lyon, que se espera que sea nuestro más directo rival para conseguir la segunda plaza de grupo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s