Monchi tiene en vilo al sevillismo

Ayer, a última hora de la noche, me enteré de la decisión que ha tomado Monchi de dejar su cargo. Al principio creí que era una broma de mal gusto, pero al llegar la misma información por distintos medios, ya empecé a preocuparme. De hecho, no estoy tan inquieto, por motivos futbolísticos, desde agosto de 1995.

La marcha de Monchi, aunque sólo sea una noticia que no ha sido confirmada oficialmente, ha sentado como si una bomba H hubiera caído en el centro del sevillismo. No ya sólo por lo inesperado, sino porque a nadie se le escapa que Monchi es el principal artífice de que el Sevilla esté realizando una década prodigiosa, repleta de buenas clasificaciones ligueras, finales y títulos. Por tanto, hay el lógico temor de que la situación de la que actualmente disfrutamos, de gloria contínua, desaparezca y se vuelva a ver el Sevilla de antaño. Aunque, dadas las estructuras que tiene actualmente el club, particularmente confío en que no se llegará a eso.

El momento en el que ha llegado la noticia es crítico, porque es precisamente ahora cuando el Sevilla 2016-2017 empieza a funcionar. En cuanto a fichajes, seguro que hay operaciones iniciadas y no sería un disparate pensar que podrían verse afectadas.

Entre los motivos que se manejan para este repentino cambio de opinión de Monchi –sólo hace unos días que dijo que seguiría–, son varios, desde que ha recibido una oferta irrechazable desde clubes supermegapoderosos, como el Madrid o el Manchester United, hasta que está demasiado involucrado sentimentalmente con el Sevilla FC. En mi opinión, creo que tiene más que ver con su honradez, ya que Monchi es una persona que parece consecuente y valora mucho la palabra dada. Vamos de esas personas de las que ya quedan pocas.

Una vez lograda la quinta Europa League, Monchi dijo que le había prometido a Emery, para que éste continuara, reforzar el equipo para hacer un buen papel en la Champions League y que no habría salidas importantes en la plantilla. Así pues, no me extrañaría que, a la hora de hacer un fichaje importante, donde hubiera sido necesario una importante inversión, le hubieran puesto trabas desde el departamento financiero, es decir, José María Cruz. Lo digo sin conocimiento de causa, porque no estoy dentro del club, pero la reacción de Monchi me parece la propia de una persona con valores, con pundonor, que ve que no puede hacer frente a un compromiso por problemas ajenos y que ve la dimisión como la única salida.

Confío en que su sevillismo y las múltiples presiones que recibirá, por parte de los pesos pesados del Sevilla, de la afición y desde el Consejo de Administración sirvan para que Monchi recapacite y todo quede en un susto. Si no es así, comenzará una nueva era, y difícilmente será tan productiva como la que estamos teniendo la suerte de disfrutar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s