Athletic Club 1 – Sevilla FC 2. A puertas de una nueva semifinal europea

Magnífico resultado el cosechado en el día de ayer por el Sevilla a domicilio. Por fin, una victoria fuera del Ramón Sánchez Pizjuán, y nada menos que en la Catedral, ante un potente rival, como es el Athletic Club.

Partido muy serio, de principio a fin. Se controló el juego durante casi todo el partido y se supo sobreponerse a las adversidades. Muy pronto, en los primeros minutos, se lesionó Tremoulinas, teniendo que ser sustituido por Fazio, pasando Kolo al lateral izquierdo. Ver a Fazio jugar asusta, pero hay que reconocer que hizo un buen partido, así como Kolo, que jugó en su posición natural antes de que llegara al Sevilla.

Fue un partido de pocas ocasiones, pero bastante claras. En la primera parte, por parte del Sevilla, un disparo al poste de Banega y un mano a mano que falló Vitolo, tras sensacional pase de Khron-Dehli. Por el Ahtletic, un cabezazo al poste de Aduritz, en una falta muy mal defendida por nuestra parte, y una ocasión donde a punto estuvo de rematar, casi en la línea de gol, Muniain.

En la segunda parte llegaron los goles. El gol del Athletic, a los tres minutos, del de siempre, Aduritz, al rematar de cabeza un muy buen pase de Muniain, cogiendo a contrapié a David Soria. A continuación pudo llegar el 2-0, en un cabezazo, pero David Soria hizo un paradón. Lo pasó mal el Sevilla en estos primeros minutos de la segunda parte, pero se rehizo y llegó el empate, por medio de Kolo, quien remató a puerta vacía, tras aprovechar Banega un fallo clamoroso de Muniain que hizo una mala cesión a su portero.

El gol del Sevilla sentó como un jarro de agua fría al Ahtletic, y a partir de ahí el Sevilla se hizo con el partido, dando la sensación de que Gameiro o Vitolo –partidazo el suyo– podían liarla en algún contragolpe. En la recta final, una contra llevada por Gameiro fue finalizada por Iborra, consiguiendo el definitivo 1-2.

El resultado es magnífico, puesto que incluso una derrota en la vuelta por 0-1 nos daría el pase a semifinales. No obstante, no será nada fácil, porque el Athletic tiene muy buenos jugadores y porque tendremos la sensible baja de Banega, que vio una tarjeta amarilla por una acción que no fue ni falta.

No estuvo muy acertado el árbitro, el inglés Mark Clattenburg, en algunas acciones, pero no influyó en el resultado y no se dejó influenciar por el ambiente.

La eliminatoria se decidirá en nuestro estadio, como era el objetivo. Estamos a las puertas de una nueva semifinal europea, pero mal haríamos en confiarnos. Si nosotros hemos hecho dos goles en Bilbao, ellos están perfectamente capacitados para hacer lo mismo aquí.

Ahora, aunque estemos todos deseando que llegue el jueves de Feria, toca cambiar el chip y a pensar en Valencia. Mira que si ahora nos da por ganar dos veces seguidas fuera de casa…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s